Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 26 s 10 s 2007 MADRID 51 AL DÍA Ignacio Ruiz Quintano Cobo respalda a Navarro Baldeweg, al que la Comunidad ha despedido S. M. MADRID. El vicealcalde Manuel Cobo, portavoz del Gobierno municipal de Madrid, aseguró ayer que el Ayuntamiento confía en que el arquitecto Juan Navarro Baldeweg finalice el encargo que se le hizo para construir los teatros del Canal. El Gobierno regional ha rescindido el contrato que tenía con este profesional por desavenencias en la ejecución, algo que Cobo espera que sea un malentendido El Canal de Isabel II, dependiente de la Comunidad de Madrid, anunció el día 19 su decisión de rescindir el contrato con Navarro Baldeweg- -arquitecto de prestigio, académico de Bellas Artes y Premio Nacional de Artes Plásticas, entre otros galardones- -para la construcción de los tres teatros que se están levantado en la esquina de las calles Bravo Murillo y Cea Bermúdez, y alegaba como razones los retrasos en el proyecto y los sobrecostes sobre el presupuesto original. Manuel Cobo recordó ayer que fue Ruiz- Gallardón, cuando era presidente regional, quien encargó al arquitecto este proyecto, una obra emblemática para la ciudad Ahora esperan y desean que todo sea un malententido, y que el ar- ARQUITECTOS D espiden al arquitecto del teatro del Canal y los arquitectos y artistas -es decir, la izquierda, en lenguaje progresista- -sacan un manifiesto poniendo el grito en el cielo. Desde un punto de vista de izquierdas, no se entiende ese elitismo en virtud del cual el despido de un albañil pasa desapercibido y el despido de un arquitecto hace graznar a todos los gansos capitolinos. ¿De un albañil? Ninguno de esos firmantes mantendría en su puesto a una asistenta que se les fuera del presupuesto. Ya sabemos que el presupuesto del teatro del Canal es de dineros públicos y los dineros públicos, según las doctrinas de progreso, no son de nadie, al contrario de lo que ocurre con los dineros de los arquitectos y los artistas. Sting, hombre comprometido donde los haya, puso en la calle a su cocinera simplemente porque ésta cometió el desliz de quedarse embarazada y, por consiguiente, no podía dar el cien por cien (sic) en los fogones. ¿Es más importante el teatro del Canal que la cocina de Sting? No me vuelve loco la arquitectura contemporánea, esas cristalerías horrorosas que imitan a los decorados de las películas de Bruce Willis. Dicen que la obra del arquitecto del teatro del Canal es luz, pero eso ya lo decía de Dios la teología del abad Suger, que al menos nos legó el gótico. Y el teatro contemporáneo tampoco me vuelve loco, aunque Gallardón crea que, a base de poner un cristal detrás de otro, va a hacer del teatro del Canal el Burgtheater de Viena: en palabras de Stefan Zweig, un microcosmos que refleje el macrocosmos, el reflejo multicolor en que se mire la sociedad, el único y verdadero cortigiano del buen gusto, que a ver cómo combina uno el buen gusto con las sandalias de Alicia Moreno. No era nada difícil, dice Zweig, burlarse de la teatromanía de los vieneses (no confundir con Viena Capellanes que, a decir verdad, con su obsesión por escudriñar en los hechos más banales de la vida de sus ídolos, degeneraba a veces en lo grotesco, y la indolencia austriaca en cuestiones de política y el atraso austriaco en las de economía se pueden atribuir a esa jubilosa sobrestimación. Hay que joderse. ¡El Burgtheater en el Canal! quitecto acabe la obra tal y como la pensamos Sobre Navarro Baldeweg aseguró que nos merece toda la confianza El vicealcalde destacó en que aunque el Ayuntamiento no tiene competencia ni responsabilidad directa en este caso, parte del equipo que en la actualidad desempeña sus funciones en el Gobierno municipal formaba parte del Ejecutivo regional que en su día contrató a Juan Navarro Baldeweg. El Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid mostró su apoyo a Navarro el pasado martes.