Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 26- -10- -2007 Bush visita a los afectados por la tragedia de California, que suma ya ocho muertos 29 EE. UU. impone a bancos y empresas iraníes las sanciones más duras en 30 años Intenta evitar la financiación de la Guardia Revolucionaria y su fuerza Quds en Irak PEDRO RODRÍGUEZ CORRESPONSAL WASHINGTON. Tras un aumento de la retórica entre Estados Unidos e Irán con advertencias sobre una Tercera Guerra Mundial, la Administración Bush anunció ayer nuevas sanciones unilaterales centradas en la Guardia Revolucionaria y su fuerza Quds. Según el Gobierno estadounidense, estas adicionales medidas de presión financiera aspiran a incrementar el precio que Irán deberá pagar por su comportamiento irresponsable Las represalias, consideradas como las más estrictas en tres décadas, fueron presentadas por la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, y el secretario del Tesoro, Henry Paulson. El objetivo económico de estas medidas es eliminar el acceso de veinte individuos y entidades de Irán al sistema financiero de Estados Unidos. Y de forma indirecta, impedir también operaciones dentro del sistema económico internacional. En el memorial de agravios adoptado por la Administración Bush se considera que la Guardia Revolucionaria respalda la actividad de grupos terroristas como Hizbolá o Hamas. Además de insistir en que su fuerza de élite Quds lleva tiempo operando en el teatro de operaciones de Irak, facilitando sofisticados artefactos explosivos que han costado la vida a decenas de soldados del Pentágono. Rafael L. Bardají POBRE JAVIER SOLANA antas veces se han reunido Javier Solana y el negociador nuclear iraní, Ali Lariyani, que es imposible recordarlas todas. Ambos tenían mucho interés en verse pues los dos querían lo mismo: comprar tiempo. Solana para convencer al mundo de que el diálogo con el Irán de los ayatolas daría sus frutos; Lariyani, para que Teherán prosiguiera su programa nuclear sin apenas molestias. La última cita, el pasado martes, no pudo ser más patética: un voluntarioso negociador de la Unión Europea frente a un cesado iraní, sin arte ni parte ya de las decisiones sobre su programa nuclear. Solana se ha quedado solo y sus continuos esfuerzos por convencernos de la buena disposición negociadora iraní han saltado por los aires tras conocerse el cese de Lariyani y, sobre todo, el nombre de su sucesor, Said Jalili. Si las conversaciones debían dar algún fruto, no podía ser más venenoso que éste, un recambio que consolida la posición de los más intransigentes del régimen de Teherán. Ahmadineyad ha salido reforzado y eso es algo que no debiéramos olvidar cuando la tentación diplomática por nuevas conversaciones llame de nuevo a nuestras puertas. Jalili no es un radical cualquiera. Al igual que el actual presidente iraní, es miembro de la secta Hojatieh, inspirada por el clérigo ultrarradical Mesbah Yazdi y cuya creencia básica estriba en lograr acelerar la venida del nuevo mesías a través del caos y una crisis de enormes proporciones. La caída del perpetuo interlocutor de Javier Solana y su reemplazo por Jalili pone de relieve que el diálogo con Teherán no ha logrado moderar sus posturas, todo lo contrario. Es la línea no sólo dura sino apocalíptica la que ha salido triunfadora. Con todo, estoy seguro, de que solana tardará muy poco en afirmar que con Jalili hay promesas para llegar a un acuerdo razonable. Sólo será necesario más tiempo, más reuniones y nuevas ofertas de nuestra parte. Dada la experiencia, dejar que Solana juegue con nuestro tiempo empieza a ser una irresponsabilidad. T Armas de destrucción masiva El gobierno de Estados Unidos también ha acusado a la Guardia Revolucionaria, que controla la mejor parte de las fuerzas armadas de Irán, de llevar a cabo actividades de proliferación en materia de armas de destrucción masiva. Esta es la primera vez en que Washington actúa de esta forma contra la maquinaria militar de un país soberano. Condoleezza Rice ha presentado estas sanciones como parte de una política integral encaminada a confrontar el comportamiento amenazador de Irán Pero insistiendo en que Estados Unidos todavía sigue comprometido a encontrar una solución diplomática a la crisis planteada por el programa iraní de enriquecimiento de uranio. Programa condenado y sancionado por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Según ha argumentado la secretaria de Estado, aunque la Administración Bush quiere evitar el uso de la fuerza, desafortunadamente el gobierno iraní continua rechazando las ofertas de negocia- ciones, optando por amenazar la paz y la seguridad a través de buscar tecnología nuclear con aplicación militar, construir peligrosos misiles balísticos, respaldar a los militantes chiíes en Irak y a terroristas en Irak, Afganistán, Líbano y los territorios palestinos, además de negar la existencia de un miembro de la ONU, amenazando con borrar a Israel del mapa Irán avisa de que las nuevas medidas de presión sólo servirán para elevar el precio del petróleo MIKEL AYESTARÁN ENVIADO ESPECIAL TEHERÁN. Las sanciones son inútiles y no van a conseguir frenar el crecimiento económico del país declaró el ministro de Economía y Hacienda, Danesh Yafari, al que la noticia de las nuevas sanciones le sorprendió precisamente de gira por Estados Unidos. Yafari advirtió que este tipo de restricciones buscan asustar a los extranjeros con ganas de invertir en Irán, pero sólo consiguen un crecimiento aún mayor del precio de petróleo El precio del barril de crudo de Brent alcanzó ayer los 82,02 dólares, una cifra muy superior a la de marzo de este mismo año, durante la crisis generada por la detención de los quince rehenes británicos en aguas del Golfo Pérsico. Según los analistas iraníes, la subida del precio va a ser directamente proporcional al incremento de las sanciones sobre un país que es la segunda potencia exportadora de la OPEP. El oro negro es la mejor defensa de Irán y muchos analistas del país lamentan que hasta el momento sólo se ha conseguido unir más al régimen y endurecer su discurso en política exterior. El mando supremo de la Guardia Revolucionaria, el general Mohammad Ali Yaafari, aseguró que no nos tomamos en serio las amenazas de Estados Unidos. Gracias a nuestra elevada capacidad y alto poder, resistiremos frente al imperialismo Más allá de las consecuencias económicas que implican las nuevas restricciones, Yaafari prefirió centrarse en la parte bélica para advertir que en estos momentos las fuerzas armadas del país y la Guardia Revolucionaria tienen un gran poder con el que podrían hacer frente con contundencia a cualquier amenaza de los enemigos o a sus incursiones en las fronteras Cuando parecía que la única crisis internacional para Irán era su carrera nuclear, la Casa Blanca ha abierto un nuevo frente para intentar debilitar el poder de la Guardia Revolucionaria, a la que acusa de ser el principal soporte de las milicias que atacan a sus hombres en Irak y Afganistán.