Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 INTERNACIONAL www. abc. es internacional VIERNES 26- -10- -2007 ABC De derecha a izquierda, Al Gore, Nicolas Sarkozy, Waangari Maatai y José Manuel Durao Barroso, ayer en el Palacio del Elíseo AFP Sarkozy pide que la UE grave los productos de los países que no respeten Kioto El presidente francés presenta su revolución verde en presencia de Al Gore y pone la ecología en el centro de la política nacional JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. Acompañado de José Manuel Durao Barroso, presidente de la Comisión Europea, y Al Gore, premio Nobel de la Paz, Nicolas Sarkozy anunció ayer una revolución total en la manera de gobernar instalando los problemas de medio ambiente en el centro de los grandes desafíos políticos nacionales e internacionales En presencia de su Gobierno, de los representantes de la patronal, los sindicatos y 80 organizaciones ecologistas francesas e internacionales, Sarkozy puso fin a la Conferencia nacional sobre ecología, la Conferencia de Grenelle que ha venido a establecer los cimientos de lo que él define como revolución ecológica francesa con muchas ramificaciones europeas en sectores estratégicos como agricultura, construcción, transportes, sanidad, biodiversidad y fiscalidad. El presidente francés ha pedido al de la Comisión Europea el estudio urgente de un impuesto especial para penalizar a los países que no respeten el protocolo de Kioto y aspiren a vender en el gran mercado continental de la UE. El presidente francés ha hecho suyos todos los puntos de convergencia de la Conferencia de Grenelle y ha dejado en suspenso algunas cuestiones capitales: Francia no renuncia a la energía nuclear (75 de la energía consumida) pero congela la construcción de centrales y promete inversiones de la misma categoría para el resto de las energías alternativas. A juicio de Sarkozy estamos poniendo en marcha una pacífica revolución en materia de pensar, en materia de actuar en defensa del medio ambiente siembra y una reglamentación que deberá discutirse tras un nuevo estudio de una autoridad independiente. En materia de transportes Francia se dispone a congelar la construcción de autopistas y relanzar el ferrocarril, los tranvías y las rutas marítimas de comunicación. Está previsto construir 2.500 kilómetros de vías de alta velocidad y 1.500 kilómetros de tranvías en los próximos cinco años. Se lanzará una tasa carbono para los camiones que usen las carreteras nacionales. Ante la construcción, Sarkozy propone una ruptura tecnológica con programas masivos para el ahorro de energía y apoyos fiscales para ello. Habrá también nuevas normas, más estrictas, para fomentar la construcción ecológica El presidente francés anuncia un plan nacional del medio ambiente con mil millones de euros para investigación. En las escuelas públicas habrá una comida biológica semanal y en los hospitales se favorecerá también su introducción. Se invita por último a las administraciones públicas a un comportamiento modélico en materia de ahorro de energía. Bastantes de las iniciativas tienen una dimensión europea de gran calado, comenzando con el proyecto de un impuesto europeo contra las importaciones de países que no respeten el protocolo de Kyoto. Barroso subrayó que la Comisión espera con impaciencia la puesta en práctica de las iniciativas francesas, posible motor de otras iniciativas europeas. Al Gore, por su parte, aprovechó la oportunidad para proponer una conferencia internacional siguiendo el modelo de concertación nacional iniciado en Francia por el presidente Sarkozy. Ambiciosos objetivos En el terreno agrícola Sarkozy se fija estos objetivos: reducir a la mitad el uso de pesticidas en un plazo razonable; congelar el fenómeno OGM aprobando una ley especial para ello antes de la próxima temporada de El plan nacional del medio ambiente contará con mil millones de euros para investigación ABC. es Más información en Visiones del Mundo abc. es juanpedroquinonero