Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 JUEVES deESCENA JUEVES 25 s 10 s 2007 ABC RECOMENDACIONES PARA TODOS LOS PALADARES El senyor Perramón El teatro Romea de Barcelona presenta desde ayer esta comedia, una adaptación de Josep Maria Sagarra sobre El avaro de Molière. La dirección es de Joan Anton Rechi y cuenta con los actores de la compañía del teatro Dile a mi hija que me fui de viaje La compañía Teatro del Duende trae al teatro Galileo de Madrid esta obra, escrita por Denise Chalem. María José Goyanes y Marta Belaustegui protagonizan la función Rebelión en el museo El próximo domingo, la compañía Ángeles de trapo presenta en la Residencia de Estudiantes de Madrid esta obra para títeres, incluída dentro de las actividades que dicho centro dedica a José Moreno Villa Llega a Madrid el lado más gamberro y kitsch del Quijote El Festival de Otoño presenta una versión teatral de la obra de Cervantes en inglés y en coproducción hispano- británica SUSANA GAVIÑA ENVIADA ESPECIAL LEEDS. El Festival de Otoño recibe mañana una versión muy particular de uno de nuestros más grandes clásicos, Don Quijote La gran novela en castellano sube a las tablas en esta ocasión en la lengua de Shakespeare, y en un marco mucho más contemporáneo que el vertido por Cervantes. Una televisión que emite imágenes de una carretera, un montón de libros, ropas hawaianas para el hidalgo, camiseta de Pau Gasol para el escudero, música pop para ambientar este viaje en busca de la amada Dulcinea- -en la que no falta la voz de Madonna- En definitiva, un giro kitsch y en ocasiones grotesco que trata de subrayar la comicidad de la obra sin perder el mensaje original: la libertad de la locura frente la esclavitud de la cordura. El montaje, dirigido por Josep Galindo, es una coproducción entre el Teatro West Yorkshire de Leeds- -donde el mismo director ya presentó con éxito Homenaje a Cataluña y la productora catalana Mom. La adaptación del texto ha corrido a cargo de Pablo Ley y Colin Teevan. La prueba de fuego fue su estreno el pasado mes de septiembre en el teatro inglés, donde ha permanecido casi un mes en cartel. La idea de traducir a Cervantes y contemporaneizarlo partió del director artístico del teatro inglés, Ian Brown, que tras el éxito de Homenaje a Cataluña quiso repetir experiencia con la productora catalana. Tras barajarse varios autores- -Lorca, Valle Inclán... se optó por el más universal, con la intención de acercar a los jóvenes ingleses un personaje tan emblemático de la literatura universal, aunque bastante ajeno para ellos. La mayor parte no han leído nunca el libro reconoce Brown. El reto de adaptar la novela no era fácil. Nuestra intención era mantener la estructura de la obra, no alejarse y mantener la idea de la imaginación. Era como crear un Ulyses popular afirma Pablo Ley. En cuanto a ese enfoque tan radical, en cuanto a estética se refiere, se justifica afirmando que en España se tiene una idea muy tópica del Quijote. Cuando se consigue atravesar la lengua nos encontramos con una historia muy moderna a la que Ley ha querido extraerle el máximo partido. Queríamos sacar ese espíritu, el menos cultural, el más gamberro, Greg Hicks interpreta a Don Quijote en este montaje hispano- británico el de más actualidad. Hacerle lo más próximo a la sensibilidad de la gente joven de hoy Por ello han optado por una estética joven que va dirigida a un público con capacidad de aceptar las bromas, un público quijotesco. Hemos contado la historia- -añade Ley- -con cariño y respeto. De manera fresca y divertida. Sin dejar de ser serios Y sin cambiar el mensaje: El Quijote es una obra sobre la bondad. Dos individuos que recorren el mundo y que reciben palos. Son dos antihéroes El reparto está encabezado por el experimentado actor de teatro Greg Hicks, en el papel de Don Quijote, y Tony Bell, como Sancho, acompañados por Stephen Casey, Alasdair Craig, Andrew Dennis, Rachel Donovan, y Alan McMahon, entre otros. ABC El encargo, realizado por el West Yorkhire Playhouse, surgió hace tres años y ha contado con el apoyo del Ministerio de Cultura español, el Instituto Cervantes, el British Council y la Generalitat de Cataluña, y ha tenido un presupuesto de 550.000 euros. Más información sobre la obra: http: www. madrid. org fo 2007 El más universal TEATRO Cyrano de Bergerac Autor: Edmond Rostand. Dirección: John Strasberg. Versión: John D. Sanderson. Escenografía: Daniel Bianco. Vestuario: María Luisa Engel. Iluminación: J. Gómez Cornejo. Intérpretes: J. Pedro Carrión, Lucia Quintana, Cristóbal Suárez, Ricardo Moya, Alberto Iglesias, Miguel Esteve y Paco Hidalgo. Lugar: Teatro Español. Madrid. Amor interpuesto JUAN IGNACIO GARCÍA GARZÓN Mascarón de proa de un tardorromanticismo fuera de época pero no apartado del gusto nos- tálgico de los espectadores, la nariz de Cyrano continúa desafiando al tiempo y encantando al público con su mezcla de sentimentalidad y bravuconería que une en una misma moneda las máscaras del héroe y la añorada redención del antihéroe. Se ha recordado que, en 1897, cuando Rostand escribió la obra que le ha proporcionado su escaño en la historia de la literatura dramática, en los escenarios de medio Europa retumbaba aún el portazo con el que la Nora de Ibsen clausuraba su casa de muñecas para crecer como mujer (1879) y turbaba el modo en que la strinbergiana señorita Julia (1888) reinterpretaba la lucha de clases. Pero también, diez años después, en 1907, Benavente miraba hacia atrás sin ira para revisar los códigos de la Commedia dell Arte y efec- tuar su particular reconstrucción histórica en Los intereses creados Cosas y casos de la coexistencia cronológica de tradición y vanguardia. Cyrano, figurón de capa y espada con el que Rostand estiliza un pasado que imagina glorioso, guarda tras su infalible esgrima de acero y palabras un corazón enamorado, tanto que no le importa aproximarse al objeto de su pasión por galán interpuesto. O sea, un amor que no se atreve a decir su nombre. Y ahí radica, a mi juicio, la originalidad de este espadachín sentimental y la llave de su secreto para haberse convertido en prototipo del amor sacrificado y anónimo. Una clave, la intimista, en la que Strasberg ancla un montaje casi de cámara, con una deliciosa estética escenográfica que remite a los decimo- nónicos teatritos de juguete con su sistema de telones planos que, al ser retirados para pasar de una escena a otra, van haciendo crecer el fondo del escenario. La versión de Sanderson pone plomo en el vuelo de los alejandrinos de Rostand y fuerza rimas digamos no elegantes. Pero ahí esta el formidable José Pedro Carrión para poner alas hasta a un elefante de hormigón armado: su Cyrano, héroe irrisorio y menguado tanto al colocarse junto a su protegido Chistian (cabal Cristóbal Suárez) como junto a su amada Roxana (estupenda Lucía Quintana) crece y crece, y ofrece un recital de tonos y matices: cuando presta sus versos al amigo junto al balcón de la bella, su susurro se oye más limpiamente que la voz en grito de muchos actores.