Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 JUEVES DE ESCENA www. abc. es juevesdeescena JUEVES 25 s 10 s 2007 ABC Actores fuera de serie Coinciden estos días sobre los escenarios españoles varios actores cuya imagen está asociada, fundamentalmente, a sus personajes televisivos. Algunos son recién llegados al teatro. Otros llevan años pisando las tablas JULIO BRAVO MADRID. Ni es nuevo ni es extraño. Los actores españoles suelen viajar con naturalidad entre el cine, el teatro y la televisión, pero cada uno de estos tres medios mantiene aún su propio territorio y tiene sus propias reglas. E incluso entre el mismo gremio de la interpretación sigue habiendo diferencias: Ése es actor de teatro o ésa suele hacer televisión son coletillas habituales no sólo entre el público, sino también en la propia profesión. Y es que, a pesar de todo, todavía hay clases, incluso entre los actores. Coinciden estos días en los escenarios españoles varios actores a los que su participación en distintas series televisivas de éxito ha otorgado una extraordinaria popularidad que, en alguno de los casos, ha ahogado el resto de su actividad. Es el caso de actores como Juanjo Artero, que ahora encarna a Charlie en la serie El comisario pero que para muchos sigue siendo simplemente Javi, el de Verano azul Cada uno tenemos un sambenito- -dice resignado Artero, que interpreta estos días Seis clases de baile en seis semanas junto a Lola Herrera- la televisión tiene tanto poder que puede parecer que no has hecho otra cosa, y más si hablamos de determinadas series. Yo a Verano azul le debo mucho; fue una experiencia enriquecedora, y me permitió además descubrir mi vocación de actor. Pero desde entonces y hasta El comisario he hecho muchas cosas, fundamentalmente teatro. He llevado furgonetas por toda España, he colgado focos, decorados... Lo divertido- -añade el actor- -es precisamente poder variar, poder hacer personajes diferentes en medios distintos Y aunque asegura que lo que le gusta es alternarlos, se le adivina una ilusión especial por las tablas. Allí tienes al público, que es maravilloso, y es donde estás desnudo ante ellos, y donde es imposible dar el pego y engañarles El teatro le sirve, también, para variar: De esa manera no te acomodas en personajes con los que llevas mucho tiempo encima Artero reconoce que ha sentido en la nuca el desprecio de algunos compañeros de profesión por el hecho de participar en series televisivas. Pero esos son tontos. Ese desprecio es fruto de la ignorancia. El medio no es lo importante, sino el proyecto en el que estés trabajando. A mí hay obras de teatro que no me interesan para nada. Lo difícil, en esta profesión como en la vida, es hacer las cosas bien En esto coincide Artero con Antonio Hortelano, que acaba de debutar profesionalmente en el teatro con Olvida los tambores de Ana Diosdado, y que obtuvo su popularidad especialmente con su papel de Quimi en Compañeros Yo tenía muchas ganas de hacer teatro. Pero quería que fuera con una obra que me interesara, como ésta. Es una experiencia maravillosa enfrentarse al público y el trabajo que requiere, que es muy distinto del de la televisión y el cine; pero no considero que la televisión sea un medio menor. Lo importante es que lo que estés haciendo tenga calidad No cree Antonio que la popularidad sea ni ventaja ni inconveniente. Es efímera, viene y va, y no tiene por qué actuar en tu contra ni condicionar tu carrera Fran Perea es punto y aparte, porque a su popularidad televisiva (lograda en la serie Los Serrano une el fenómeno fan que le ha acarreado su carrera musical (alimentada, sin duda, por su tirón televisivo) Pero no es nuevo en el teatro (ahora interpreta Fedra con Ana Belén) Ya en Málaga trabajé con compañías profesionales, y lo mismo cuando me vine a Madrid, donde tuve incluso mi propia compañía Insiste en lo mismo que sus compañeros. El medio no es lo importante. Para un actor es una suerte poder tener ese abanico de posibilidades interpretativas. La diversidad en un actor es un valor, y cuanto más trabajes mejor Yo no tengo prejuicios en absoluto hacia ningún medio- -in- Por parejas Carmen Machi y Eva Santolaria coincidieron en Siete vidas Ésta venía de Compañeros y el éxito de aquella hizo que Telecinco creara una serie para su personaje: Aida Ahora, las dos coinciden en Auto una obra de Ernesto Caballero que actualmente está en el teatro Lara. La hija de Carmen Machi en Aida Ana Polvorosa, ha debutado teatralmente, al igual que Antonio Hortelano Compañeros en Olvida los tambores en el teatro La Latina. También coincidieron en los platós, y ahora lo hacen en el escenario- -en la obra Salir del armario en el teatro Alcázar, José Luis Gil, el presidente de la loca comunidad de Aquí no hay quien viva y una de sus vecinas, Laura Pamplona (que destacó también en Policías La popularidad es efímera loj. El cine es más artesanal... Cada medio tiene su técnica, y me siento a gusto en el reto También Pablo Puyol (actualmente en La bella y la bestia llevaba muchas tablas a la espalda cuando Un paso adelante le otorgó popularidad. La televisión- -dice- -permite a un actor un aprendizaje brutal; ese ritmo tan acelerado te hace estar siempre alerta, y aprendes mucho de lo que es el oficio. El teatro es otra cosa; te permite una elaboración más tranquila de tu personaje El musical ha sido el género en el que se ha desarrollado la carrera teatral de Puyol (se le ha podido ver en montajes como Grease o Rent y hubiera actuado en Cabaret si sus compromisos televisivos no se lo hubieran impedido) y confiesa que cuando se sentaba en el patio de butacas se decía entre dientes: Yo quiero volver Cree que en el mundo de los actores hay cierto clasismo, y que algunos actores miran por encima del hombro a quienes hacen televisión. Me parece ridículo, porque todos somos actores y trabajamos con la interpretación. Ahora mismo, en España se están haciendo series de mucha calidad; lo importante es elegir lo mejor posible los proyectos. Pero todos los medios enriquecen y aportan algo También los actores dedicados al musical han sentido ese desprecio Es un género que ha estado muy devaluado. Pero los actores que hacemos musicales tenemos que cantar, que actuar, que bailar... Hay que ser muy completo. Yo me alegro del auge del musical, porque me gusta mucho. Y ahora hay montajes de gran calidad que ofrecen muchas posibilidades a los actores Quien sí es un recién llegado es el jovencísimo Eduardo Casanova, Fidel en Aída Ahora interpreta al Principito en el montaje teatral sobre el libro de Saint Exupery, que acaba de arrancar su gira. El teatro le ha conquistado. Es fantástico, nada que ver con la tele. Es otra forma de trabajar, sobre todo por los ensayos, que son muy duros, pero increíbles. Son muy satisfactorios y llenan mucho El teatro- -añade- -me llena mucho más que la televisión, aunque espero poder trabajar en los tres medios Y reconoce que si no hubiera trabajado en Aida no hubiera tenido la oportunidad de participar en esta producción. La televisión me ha abierto las puertas Clasismo Imposible dar el pego siste- pero sí hay gente que los tiene. Yo procuro no hacer caso de lo que puedan decir en este sentido. Son cosas que dispersan, y lo que verdaderamente importa es el trabajo; y es el tiempo el que pone a cada uno en su sitio Como Artero, Fran Perea siente que necesita de un esfuerzo extra para convencer Hay grandísimos actores que han pasado por la televisión, y me parece absurdo que haya quien se sorprenda con que podamos hacer un buen trabajo en las tablas... Pero bueno, sorprender también es bonito. Y puede ayudar a que te conozcan mejor como intérprete Para Perea, el teatro es la madre. Yo empecé y nací en el teatro. Es mi casa, el medio donde me siento más cómodo, donde me encuentro más fuerte porque es donde controlo más mi trabajo. Pero no considero que sea lo más Puedes encontrarte un proyecto de televisión que sea enormemente atractivo. A mí me pone mucho el trabajo en televisión, no saber hacia adónde va a dirigirse tu personaje, ese ir contra re- Lo importante no es el medio, sino que el proyecto tenga calidad asegura Fran Perea