Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 25 s 10 s 2007 INTERNACIONAL 35 Sarkozy, Gore y Barroso lanzan la revolución ecológica francesa Potenciará el ferrocarril en detrimento de camiones, automóviles y carreteras JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. Nicolás Sarkozy, acompañado de Al Gore, premio Nobel, y José Manuel Durao Barroso, presidente de la Comisión Europea, anunciará hoy oficialmente la nueva revolución ecológica francesa con un ambicioso programa de acción: lanzamiento de una ecotasa para camiones, normas ecológicas de construcción, frenar la construcción de autopistas y elaboración de un programa europeo para combatir el cambio climático. Sarkozy reunirá a todo su Gobierno para celebrar la sesión plenaria final de la Conferencia nacional sobre ecología, Conferencia de Grenelle, en la que han participado el Ejecutivo, la patronal, los sindicatos y 80 organizaciones ecologistas, como Greenpeace y WWW, entre muchas otras. Como colofón el presidente anunciará un modelo de gestión nacional del medio ambiente que no tiene precedentes en ningún país europeo. El Gobierno y los miembros de la primera Conferencia nacional se reunirán anualmente para poner al día y vigilar la puesta en práctica de las medidas aprobadas y por aprobar. François Fillon, primer ministro, junto con el ministro para Ecología, Jean- Louis Borloo, y la secretaria de Estado de Medio Ambiente, Nathalie Kosciusko- Morizet, realizaron ayer un balance inicial de los temas en los que hay cierto consenso, anunciando que la Conferencia nacional sobre ecología tiene ambiciones europeas. Cuando Francia asuma la Presidencia de la UE el año que viene, uno de los grandes proyectos de trabajo será el lanzamiento de un programa continental de lucha contra el cambio climático. En materia de transportes, Francia se dispone a congelar indefinidamente la construcción de autopistas. Por el contrario se proyectan nuevas redes de trenes y tranvías de alcance regional, nacional y europeo. Se trata de privilegiar los transportes públicos colectivos en detrimento del automóvil y la movilidad individual. Salvo por razones de seguridad, no aumentaremos significativamente las capacidades viales ni aeroportuarias añadió Borloo. La región de Isla de Francia, París y las grandes ciudades de provincias, por el contrario, se beneficiarían de nuevas infraestructuras de transporte ferroviario. El Gobierno además anuncia la próxima aplicación de una ecotasa para camiones... Tal ecotasa no podrá aplicarse en las autopistas, para no violar la legislación europea, pero estará acompañada de ecopastillas nuevos impuestos y penalizaciones para automóviles que emitan más de 140 gramos de CO 2 por kilómetro. En el terreno de la construcción, anuncia medidas de gran alcance. Se impondrán nuevas normas de construcción ecológica de edificios, muy estrictas para la reducción del consumo energético. El parque inmobiliario del Estado deberá dar ejemplo La nueva política de construcción ecológica estará acompañada de una fiscalidad destinada a favorecer el ahorro de energía. Las familias modestas recibirán ayudas oficiales para economizar recursos. La puesta en práctica de tal revolución ecológica necesitará de muchas matizaciones, una ley marco y numerosos decretos de aplicación. La patronal y los sindicatos no han dicho aún su última palabra. Y la entrada en vigor de una ecota- Nicolas Sarkozy (derecha) junto al Rey Mohamed VI, ayer, en Marruecos sa o precios ecológicos suscitará nuevos debates. Ayer al hacer un resumen práctico de los resultados de la Conferencia, el Gobierno y el resto de los participantes parecían gratamente sorprendidos de unos resultados que consideran estimulantes. Se trata de un proceso de concertación nacional sin precedentes que François Fillon calificaba de nueva forma de gobernar, a la que todos debemos irnos acostumbrando Nicolás Sarkozy hará hoy un balance final de los proyectos, confirmando la emergencia de un gran consenso nacional en numerosos temas capitales sin olvidar que Francia sigue siendo una gran potencia atómica, civil y militar, cuya revolución ecológica pasa por el respeto de un parque energético nuclear que suministra más del 72 por ciento del consumo nacional de energía. AFP Inesperada convocatoria de elecciones anticipadas en Dinamarca CARMEN VILLAR MIR CORRESPONSAL ESTOCOLMO. Tras celebrar un Consejo de ministros extraordinario, a las trece horas de ayer, el primer ministro danés, Anders Fogh Rasmusen (liberal) anunció desde la tribuna de oradores del Folketinget que acababa de recibir el permiso de Su Majestad la Reina para convocar elecciones generales anticipadas. Este inesperado anuncio levantó exclamaciones de asombro en el hemiciclo como también su decisión de no dimitir. Nadie se explica la jugada de Fogh Rasmussen de convocar elecciones dos años y medio antes de tiempo. El carismático premier es más popular que nunca y su Gobierno, compuesto por conservadores, liberales y extrema derecha, tras su excelente gestión, cuenta con las simpatías generales. No obstante, aunque Fogh Rasmusen acude a estos comicios reforzado y puede presumir de una economía floreciente, hay dos temas ardientes en el tapete electoral: inmigración y la difícil ecuación Impuestos contra Estado del Bienestar. Por un lado, Pia Kjaersgaard, líder del Dansk Folkepartiet de extrema derecha pretende que se eche de la nación a los extranjeros sin empleo y a todos aquellos que no hablen danés. Y por otro, parece imposible, sin una drástica reforma fiscal, mantener el Estado del bienestar con las prestaciones sociales a los que esos ciudadanos nórdicos están acostumbrados. No es ésta la primera vez que Fogh Rasmussen adelanta una cita electoral. También lo hizo en febrero de 1905 y consiguió una victoria tan sonora como sonoro fue el descalabro socialdemócrata. Como nota singular, por primera vez en la milenaria historia danesa, una mujer árabe, Asmaa Abdul- Hamid, de la Enhetslisten (ex comunistas y verdes) podría hacer entrada triunfal, tocada con su velo (o shayla en el Folketinget. Proceso sin precedentes Sin consenso Sarkozy zanjará hoy también numerosos debates sin consenso y anunciará el programa legislativo para poner en práctica los acuerdos de la Conferencia en terrenos inmediatos y sensibles, que ya confirman el inmenso calado de la revolución ecológica París piensa financiar las ayudas a los coches más inocuos con la ecotasa que cobre a los más contaminantes