Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL JUEVES 25 s 10 s 2007 ABC Alfonso Rojo DEL MAL EL GERMEN e han dado cuenta de que ya ni hablamos de Irak o de Afganistán? Irak reaparecerá en los telediarios cuando se aproximen las elecciones, porque la Pepiño Factory calcula que todavía puede acarrear votos al cesto de Zapatero, pero de Afganistán no escucharemos ni palabra. ¿Merece la pena enviar soldados al matadero mesopotámico o tener militares en el infierno de los talibanes? Yo ya no estoy seguro. Y la razón es muy simple: las cosas no funcionan en esos dos sitios, porque los locales, los que de verdad se la juegan, no hacen el mínimo esfuerzo. Y al final, si ellos no están dispuestos a batirse, a pelear por su libertad y a defender valores civilizados, nuestro papel termina limitándose a sostener los palos de la tienda de campaña donde las distintas facciones bailan su sangrienta e interminable danza. Por muy políticamente incorrecto que suene, hay que subrayar que nos enfrentamos a una labor imposible en aquellos lares. Que en este momento, islam y democracia son objetivamente incompatibles. Y en ese punto coinciden Irak y Afganistán, a pesar de las enormes diferencias sociológicas, económicas, históricas y políticas que hay entre ellos. En uno y otro lado, la población actúa como clan, tribu o secta, pero parece incapaz de forjar acuerdos, compartir esfuerzos o respetar al otro. Tanto EE. UU. en Iraq, como el conjunto de países que tienen fuerzas militares en Afganistán, están abordando el problema como si tuvieran enfrente a un enfermo, al que se pudiera curar tras un tratamiento doloroso y prolongado. Es cierto que existe un germen llamado Al Qaida, pero sería suicida obviar que la infección se extiende sobre un tejido muy favorable. Y que ese tipo de males no se arreglan desde fuera. Se les puede y se les debe ayudar a erradicar el virus, pero lo esencial tiene que ser ejecutado por ellos. No es de recibo que iraquíes y afganos no hayan sido capaces de poner en pie ejércitos dignos de ese nombre. Hay que darles un ultimátum: fijar una fecha. Y si no cumplen, dejarlos solos. S Soldados kurdos patrullan las montañas en la frontera entre Irak y Turquía EPA Turquía bombardea a los kurdos y los amenaza con sanciones económicas El Consejo de Seguridad Nacional, la máxima autoridad turca, prefirió exhibir la posibilidad de un castigo comercial antes que una gran ofensiva militar ENRIQUE SERBETO ENVIADO ESPECIAL ANKARA. Enviando más carros de combate y transportes de tropas en dirección a la frontera con Irak y con bombardeos selectivos con helicópteros y aviación contra algunas posiciones del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) las autoridades turcas mantienen abierta la opción militar. Sin embargo, por ahora la diplomacia sigue siendo el camino privilegiado por el primer ministro Tayip Erdogán. En la reunión que celebró ayer el Consejo Nacional de Seguridad, el órgano más poderoso del sistema turco formado por el presidente de la República, el presidente del Gobierno y la cúpula militar, lo que se acordó fue no lanzar un ataque contra territorio iraquí, sino todo lo contrario: se amenaza con sanciones económicas contra los grupos kurdos que sostienen directa o indirectamente la organización separatista Eso no quiere decir que los militares turcos hayan estado de brazos cruzados. La agencia oficial Anatolia informó ayer que se habían producido ataques con helicópteros Cobra y cazambombarderos F- 16 de la base de Diyarbakir contra objetivos dentro de territorio turco en la zona próxima a la frontera, y algunos también dentro de territorio iraquí. La población turca se dispone a celebrar la fiesta de la república, una de las ocasiones de mayor exaltación patriótica, en este ambiente en el que todos juegan a la ruleta rusa, desde los terroristas del PKK a los dirigentes turcos, que excitan los bajos instintos de la sociedad con manifestaciones de repudio que acaban quemando tiendas de ciudadanos kurdos, como los militares que podrían implicar a su país en el conflicto de Oriente Próximo, del que hasta ahora había sabido permanecer al margen. Hoy está previsto que llegue a Ankara una delegación iraquí para seguir las conversaciones que se centrarán muy probablemente en las garantías que pueden dar las autoridades de Bagdad y de la región autónoma del Kurdistán para que los terroristas del PKK sean eficazmente controlados y no pase como en ocasiones anteriores, que se les cerraban sus oficinas y éstos las volvían a abrir al poco tiempo. Turquía suministra electricidad al Kurdistán iraquí y representa su principal puerta de entrada de mercancías. Al revés, cerrar la frontera sería una catástrofe económica de la que los primeros perjudicados serían los kurdos del lado turco. Pero, al margen de lo que haya dicho el Consejo Nacional de Seguridad, la verdad es que en estos momentos el vecino con el que Turquía tiene frontera al sureste no es sólo Irak, sino EE. UU. El día 5 de noviembre se reunirán en Washington Erdogan y el presidente norteamericano George W. Bush. No hay que hacer muchas cábalas para adivinar que se hablará tanto del Kurdistán como de la cuestión armenia, que realmente es tanto o más importante para Ankara. Francia y 8 países más ofrecen tropas para Afganistán EFE NOORDWIJK. Nueve países de la OTAN, entre ellos Francia, ofrecieron ayer aumentar su presencia en Afganistán tras los continuos llamamientos para colmar los huecos en el dispositivo de ISAF y reforzar a los contingentes de Holanda y Canadá en el conflictivo sur del país. He escuchado ofertas de los países, incluso para el sur de Afganistán afirmó el secretario general aliado, Jaap de Hoop Scheffer, tras un debate de los ministros de Defensa en torno a cómo optimizar sus operaciones en suelo afgano. ISAF, la fuerza de la OTAN bajo mandato de la ONU, tiene unos 41.000 militares de 38 países, pero sus capacidades sólo están cubiertas al 90 recordó De Hoop Scheffer. ABC. es Vídeo sobre la tensa presencia del Ejército turco en el Kurdistán en abc. es internacional