Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 ESPAÑA JUEVES 25 s 10 s 2007 ABC El novio de la niña- madre de León podría ser un familiar menor de 14 años Si se confirma ese dato no se le podría aplicar la Ley del Menor al ser inimputable BELÉN MOLLEDA LEÓN. Un primo segundo, de sólo 13 años, podría ser el padre de la criatura que está esperando la niña de 11 que fue ingresada en el Hospital Comarcal del Bierzo, en Ponferrada (León) La menor fue atendida en la planta tercera del centro, la de Pediatría, de donde ya ha sido dada de alta. Fuentes próximas a la investigación explicaron a ABC que fue la propia muchacha quien habría desvelado la identidad del padre. En cualquier caso, la Fiscalía de Menores ha abierto la pertinente investigación para aclarar todos los detalles de un asunto con implicaciones éticas, médicas y legales. Dada la especial naturaleza del caso, que ha conmocionado a todo el país, desde las instancias oficiales se sigue sin aportar información alguna. Ni la Junta de Castilla y León ni la Fiscalía de Menores ni tampoco el centro hospitalario rompen un silencio que trata de proteger a una muchacha que vive una situación muy delicada que marcará el resto de su vida. En cualquier caso, ABC pudo saber que la niña reside en un barrio de las afueras de Ponferrada y que procede de un entorno familiar de clase mediabaja. Sus parientes no han presentado denuncia alguna hasta el momento y de hecho la investigación de la Fiscalía de Menores comenzó a raíz de la denuncia que presentó el propio hospital. Las fuentes consultadas explican que el asunto pasará al Juzgado de Menores si el padre tiene entre 14 y 18 años. Aunque las relaciones sexuales hayan sido consentidas, fuentes jurídicas aseguraron que se trataría de un delito de abuso sexual, dada la edad de la niña. Pero en el caso de que el progenitor no alcanzara los 14 años, como afirma la muchacha, sería inimputable. En este supuesto es la Junta de Castilla y León la que tendría potestad para actuar si detecta que la niña está en una situación de desamparo o desprotección. La Ley del Menor prevé penas de hasta seis años de internamiento, en función de la gravedad del caso, para los adolescentes de 14 y 15 años que cometan este tipo de delitos. Si el delincuente tienen 16 y 17 la pena podría llegar a los 10 años. siempre y cuando sean serias y fundadas las facilitaremos Aunque los detalles médicos son desconocidos, algunas fuentes apuntan a que la niña estaría embarazada de cuatro o cinco meses. El avanzado estado de gestación haría inviable a priori un aborto legal, ya que el límite para practicarlo está en las 22 semanas. Sin embargo, la ley permite excepciones que se están analizando. Al parecer, la niña ingresó a finales de la semana pasada en el centro hospitalario con fuertes dolores en el vientre. Los primeros análisis revelaron el embarazo y al analizarse su historial médico se comprobó que la menor no había acudido antes a ningún otro centro de salud. Mientras, la actividad médica en el Centro Hospitalario del Bierzo transcurría ayer con una forzada normalidad, ya que el goteo de periodistas que se acercaban hasta allí para interesarse por el caso era incesante. Un trabajador explicó a ABC que la noticia trascen- De cuatro o cinco meses dió por el centro ya días antes de publicarse: Ya se sabe cómo es esto Sí que se corrió la voz por aquí, pero no sabemos nada de la niña explicaba otra joven, que prefirió no revelar su identidad para evitarse problemas. Unos dicen que si es suramericana, otros que no tenía madre; la verdad es que no conocemos los detalles. También creo que ha habido policías en la planta explicaba otro trabajador del centro, algo más locuaz. En la cafetería del hospital, dos mujeres con una niña en brazos que acaba de recibir el alta hospitalaria explicaban con cierta desgana que hemos oído hablar de ello, pero la verdad es que en Pediatría la actividad ha sido normal estos días A las puertas del centro, otro grupo de jóvenes también se desentendían del asunto y evitaban hacer cualquier tipo de declaración. Protección de la menor La muchacha, que ya recibe asistencia social de la Junta de Castilla y León, vive en un barrio de la periferia de Ponferrada Se han comenzado a practicar pruebas de ADN para determinar la paternidad Fue el hospital, no la familia, el que denunció el caso Ayer, la fiscal Jefe de la Audiencia Provincial de León, Lourdes Rodríguez Rey, se limitó a explicar que la menor ha recibido ya asistencia social mientras se practican las pruebas científicas necesarias para intentar determinar la paternidad. Se han pedido diligencias de investigación, creo que algunas pruebas de ADN, porque lo fundamental es saber quién es la persona que ha dejado embarazada a la menor, ya que dependiendo de la edad del mismo, de la persona a la que apunten los indicios, entra en juego la jurisdicción de mayores o entra en juego la de menores precisó la fiscal a Ical. Se está intentando determinar ese dato, que es el más importante desde el punto de vista judicial- -añadió- -y después se han tomado las medidas correspondientes para la atención y la protección de la menor detalló. De hecho, dijo, ya se ha dado aviso a los servicios sociales de la Junta. Me consta que la han visitado y los expertos encargados del servicio de Protección de Menores han hecho las correspondientes actuaciones En cualquier caso la fiscal mantuvo cautela porque el asunto está en trámite de investigación Respecto a las posibles sospechas que puedan existir sobre la autoría del abuso, la fiscal mostró prudencia y se limitó a apuntar que hay meros indicios y sospechas y no sería serio adelantarlo. Se barajan varias posibilidades o, al menos, se pretende descartar alguna; es un tema grave y hay que hacer las averiguaciones necesarias para actuar con cautela y razonablemente Cuando tengamos noticias- -continuó- Amigos y familiares despiden el féretro de Daniel Oliver, ayer en Benicull de Xúquer MIKEL PONCE Muere al intentar impedir la agresión de una chica en Valencia ESTEBAN VILLAREJO VALENCIA. El 17 de octubre, Daniel Oliver Llorente no lo dudó y en su camino a la Facultad de Derecho de la Universidad de Valencia trató de mediar en una pelea entre una pareja en la que un joven de 27 años estaba apunto de golpear a su novia. El resultado fue fatal: Daniel se desplomó tras sufrir un puñetazo en el cuello. Se golpeó la cabeza contra el suelo y después de seis días de lucha en la UCI, su corazón dejó de latir el martes. Un estudiante que creyó en la justicia un joven que dio la cara un hombre que no se acojonó destacaban ayer algunos de sus vecinos de la pequeña localidad de Benacull de Xúquer, donde recibió sepultura. Un héroe de nuestros tiempos, cuando lo fácil es mirar para otro lado, como se ha visto en el caso de la agresión a una ecuatoriana en un tren en Barcelona. El agresor, David M. G. -vecino de Valencia- pasó a disposición judicial el mismo día de la agresión. En libertad, y a la espera de los resultados de la autopsia, ayer se escudaba en el infortunio para explicar el fatal desenlace. Podría afrontar cargos por homicidio imprudente. La vida de Daniel era como la de cualquier chaval ilusionado por la vida. De 23 años, cursaba su último año de carrera y se disponía a emprender su aventura Erasmus en Noruega. Un buen chaval, de los que se deja notar explicaba ayer uno de sus muchos amigos.