Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 25- -10- -2007 Casos de xenofobia en Cataluña s La Fiscalía rectifica ESPAÑA 27 Chile también se queja de que España impida entrar a sus nacionales Bachelet envía una delegación a Madrid tras emitir varias notas de protesta LUIS AYLLÓN MADRID. El Gobierno de Chile, que preside Michelle Bachelet, ha enviado a España a una delegación diplomática para expresar a las autoridades españolas su preocupación por el rechazo de varios centenares de chilenos que en los últimos meses pretendían entrar en nuestro país, según una nota de su Embajada en Madrid. Fuentes diplomáticas españolas indicaron a ABC que el porcentaje de rechazados en frontera es muy pequeño, en torno al uno por ciento, con respecto al total de chilenos que llegan a España, y que obedece a que no cumplen alguno de los requisitos establecidos a nivel comunitario. Se trata del mismo problema planteado con otros países iberoamericanos, como Uruguay, Argentina o Paraguay, que también expresaron su malestar por el rechazo de algunos de sus nacionales al llegar a España. En una gestión poco usual, la delegación diplomática chilena, encabezada por el embajador, Osvaldo Puccio, y el director general Consular y de Inmigración del Ministerio de Relaciones Exteriores, embajador Fabio Vio, se reunió hace unos días en el aeropuerto de Barajas con una representación española, a cuyo frente estaba el director general de Relaciones Internacionales y Extranjería del Ministerio del Interior, José Hernández, y, posteriormente, mantuvo otro encuentro en el Ministerio de Exteriores, con el director general para Iberoamérica, Javier Sandomingo, y el director general de Asuntos Consulares, Miguel Ángel de Frutos. Aunque hace algún tiempo, Chile presentó varias notas diplomáticas de protesta a España por casos concretos de personas rechazadas, las conversaciones, según explicaron tanto fuentes chilenas, como españolas, se desarrollaron en un clima de entendimiento para tratar de buscar una solución al problema que, según declaró Fabio Vio a ABC ha provocado una gran preocupación en Chile, tanto a la sociedad, como al Gobierno y al Parlamento, hasta el punto de que existe, incluso una sensación de temor cuando alguien quiere o necesita viajar a España Vio agregó que esa situación no puede ser entendida, teniendo en cuenta las relaciones que hay a nivel político entre los dos países y con la UE. Se estima que en el último año, de unos 40.000 chilenos que llegaron a nuestro país fueron rechazados cerca de 350, un porcentaje que no resulta muy elevado pero que, según reconocen tanto responsables chilenos como españoles provoca ese clima de malestar. Las autoridades españolas argumentan que los rechazos se producen en casos en los que no se cumplen todas las condiciones para entrar en los países de la UE que forman el llamado espacio Schengen de libre circulación para evitar la inmigración irregular, entre ellas, una determinada cantidad de dinero, una carta de invitación, billete de regreso y demostrar arraigo en el país de origen. Según las fuentes diplomáticas consultadas, se está haciendo un esfuerzo para informar de manera detallada de esas condiciones y se está elaborando una cartilla dirigida a quienes deseen viajar a España desde los países iberoamericanos a los que no se exige visado, como es el caso de Chile y del resto de los países del Cono Sur Otro problema planteado por la delegación chilena fue el de la situación en la que deben esperar en los aeropuertos quienes tienen algún problema para entrar en España. Tras visitar las dependencias de Barajas, Fabio Vio dijo: No nos han gustado. No son dignas para tener a unas personas que no son delincuentes. Nos han dicho que se van a mejorar, con salas nuevas en la Terminal 4 Según la nota de la Embajada, en su reunión con la delegación chilena, las autoridades españolas negaron que haya habido casos de maltrato físico a los afectados y que estos queden incomunicados, ya que se les permite utilizar sus teléfono móviles y los públicos. María F. Espinosa, ministra de Exteriores de Ecuador, junto al embajador, en la Ciudad Condal YOLANDA CARDO ¡Déjenla en paz! Como me vio que estaba sola, descargó toda su rabia afirma la adolescente ecuatoriana agredida en un tren de la Generalitat y que lleva tres días durmiendo fuera de casa para escapar del acoso de los medios de comunicación POR ÁNGEL MARÍN BARCELONA. Miedo. Esta es la sensación con la que vive la menor ecuatoriana y su familia después de ser agredida por un joven en un tren de los Ferrocarriles de la Generalitat. Horror por la posibilidad de encontrarse de nuevo con su agresor quien, de momento, está en libertad con cargos, y pánico al acoso que le someten los medios de comunicación después de que las imágenes de la brutal paliza fueran difundidas por medio mundo. La adolescente lleva tres días durmiendo fuera de su casa, y también ha cambiado de domicilio en varias ocasiones para eludir la persecución de las cámaras y fotógrafos que buscan una instantánea de la menor. Por favor, déjenla en paz, dejen de perseguir a la menor y a su familia pidió la ministra de Exteriores de Ecuador, María Fernanda Espinosa, a los periodistas que ayer acudieron a un rueda de prensa multitudinaria en el Consulado General de Ecuador en Barcelona. La notoriedad del caso hizo que Espinosa se desplazara desde Italia, donde se encontraba de visita, hasta la Ciudad Condal- -acompañada por el embajador del Ecuador en Madrid, Nicolás Issa, y la secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez- -para advertir de que el Gobierno de Ecuador llegará hasta el final para que caiga todo el peso de la ley sobre el agresor. La madre de la menor había expresado al cónsul, Freddy Arellano, su deseo de comparecer ayer ante la prensa para denunciar el ataque racista que sufrió su hija con el objetivo de que no le suceda a nadie lo mismo Un anhelo truncado por el horror de dar la cara ante decenas de focos, flashes, micrófonos y plumillas La madre, que se encerró en una pequeña sala del Consulado, explicó por la mañana que su hija- -que está muy delicada de los nervios apuntó- -no va al instituto porque tiene miedo de que el agresor la vuelva a atacar. No queremos represalias. Tenemos miedo porque él anda por la calle y no le costaría coger los ferrocarriles y venir a agredir a mi hija dijo a la mujer, que desde hace siete años vive con sus dos hijas en Barcelona. La chica agredida, de 16 años, aprovechó ayer también el anonimato de las ondas para contar su terrible experiencia. Como me vio que estaba sola descargó toda su rabia explicó la joven a Radio Caracol. La adolescente, que sufre dolores de cabeza y en el pecho, mostró su convencimiento de que le dio una paliza por ser de origen hispanoamericano. Se ve que era un racista, porque (me decía) inmigrante para arriba, inmigrante para abajo añadió. La menor ecuatoriana aseguró que antes de la agresión no cruzaron palabras ni miradas y explicó que se vio incapaz de defenderse por su estado de nerviosismo derivado de los insultos y amenazas que le lanzó el agresor que, a su juicio, no estaba borracho, tal y como afirma el joven para intentar justificar su acción. Sigo nerviosa y no quiero recordar más cosas concluyó la víctima, que espera la detención y condena de su agresor. Gestión poco usual Condiciones en el aeropuerto Se ve que era un racista, porque (me decía) inmigrante para arriba, inmigrante para abajo afirma la joven ABC. es Vea el vídeo de la agresión a la inmigrante ecuatoriana y emita su opinión en abc. es