Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA El mito del oasis catalán s Nuevo caos en el aeropuerto de El Prat JUEVES 25 s 10 s 2007 ABC Durante el apagón informático- -donde no se produjo alteración de las operaciones aéreas, según Aena- -equipos de informadores ayudaron a los pasajeros ELENA CARRERAS Un apagón informático en El Prat se acumula al colapso en Barcelona Durante una hora y media los paneles informativos del aeropuerto dejaron de funcionar s UGT calcula en 29 millones el coste en horas extras en Cercanías ÀLEX GUBERN BARCELONA. Algo así como una maldición. El problema de las infraestructuras en Cataluña empieza a adentrarse en una espiral que se diría gafada. Ayer, mientras el servicio de Cercanías vivía su cuarta jornada con el servicio interrumpido en dos de sus líneas, un incidente durante las tareas de mantenimiento provocó durante una hora y media un apagón informático en el aeropuerto de El Prat. Entre las ocho y las nueve y media de la mañana ninguno de los paneles del aeródromo ofreció información sobre salida y llegada de vuelos y cintas de recogida de maletas, unos datos que tuvieron que ser comunicados mediante megafonía o directamente por un grupo de 25 informadores. El problema afectó al conjunto del aeropuerto menos la terminal C (puente aéreo) durante un periodo en el que en El Prat se movieron unos 4.000 usuarios. Según explicó el director del aeropuerto, Fernando Echegaray, la incidencia se debió a un problema durante las tareas de mantenimiento de las pantallas informativas, que permanecieron apagadas durante más tiempo del programado. Desde Aena se insistió en que el apagón informático no afectó a ninguna operación aérea y que, pese a las mayores dificultades de los pasajeros para conocer, por ejemplo, su puerta de embarque, se mantuvo una puntualidad del 91 por ciento A la vez que el aeropuerto volvía a ser motivo de preocupación, los usuarios de Cercanías vivían ayer su cuarta jornada de calvario, de nuevo con una actitud resignada y paciente, robando horas de sueño para llegar a sus puestos de trabajo o estudio con algo de puntualidad. Ayer, el dispositivo alternativo de Renfe de autobuses funcionó con relativa fluidez, aunque los pasajeros siguen con trayectos mucho más largos de lo habitual. Para esta mañana se espera que la situación mejore en parte, ya que el Servicio Catalán de Tráfico (SCT) abrirá un carril bus especial en la carretera C- 31 entre Gavà y Bellvitge durante la hora punta. Con esta medida se espera reducir en unos 50 minutos el trayecto de los autobuses sustitutivos que enlazan la plaza España de Barcelona con la estación de Gavà- -ahora parada final de la línea de Cercanías de la costa- Se desconoce qué repercusión tendrá esta medida sobre el tráfico convencional, ya de por sí muy saturado. Precisamente, las incidencias en Cercanías están teniendo una afectación directa sobre el tráfico viario, que se calcula ha aumentado en un 12 por ciento desde el inicio de la crisis. Así, fuentes del SCT explican que los conductores están cambiando de hábitos, y Batalla judicial contra el túnel del AVE en el Ensanche Mientras las obras del AVE en Hospitalet siguen paradas, la tramitación para iniciar los trabajos del túnel entre las estaciones de Sants y Sagrera a través del Ensanche prosiguen. Se espera que este viernes sean adjudicados los trabajos, a los que también opta precisamente la constructora OHL, acusada por el Gobierno de los problemas en Bellvitge. Contra el túnel, que discurre al lado de la Sagrada Familia, la plataforma vecinal AVE por el Litoral presentó ayer un recurso contencioso administrativo en la Audiencia Nacional. Hoy hará lo propio la junta constructora del templo. Ambas entidades defienden un cambio de trazado, por lo que reclamarán, de entrada, la suspensión cautelar de unos trabajos que según las previsiones de Fomento deberían empezar a principios de 2008. Carril bus especial aunque el volumen no ha crecido de manera muy significativa, sí que se nota que los atascos se han adelantado en media hora, formándose colas ya desde las siete de la mañana. Precisamente, el sindicato UGT intentó ayer hacer un cálculo del coste laboral de los retrasos que origina el corte en Cercanías y Ferrocarriles de la Generalitat. Teniendo en cuenta los 160.000 afectados, por diez días de afectación, a razón de una hora diaria de retraso, sale una suma de 1,6 millones de horas extraordinarias A 18,11 euros cada hora, los costes laborales son de 28,97 millones. A este coste, denuncia UGT, hay que sumar los perjuicios en la conciliación de la vida laboral y personal de los usuarios. Técnicos del Ayuntamiento Por otra parte, el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, anunció ayer que exigirá la presencia de técnicos del Ayuntamiento en todas las reuniones que se produzcan entre las constructoras y la dirección de obra en aquellos trabajos de infraestructura que se realicen en la capital catalana. Tras la experiencia del Carmelo y lo visto estos días en Bellvitge, el Consistorio extrema el celo. ABC. es Vídeo del caos de las infraestructuras en Cataluña en www. abc. es