Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 24- -10- -2007 Tensión en la Cañada Real MADRID 57 Las fotografías aéreas de la izquierda muestran zonas de la Cañada Real donde las construcciones son de calidad y buen tamaño, y además se encuentran en fincas con zonas ajardinadas y hasta piscinas Piscinas en la Cañada A lo largo de los 15 kilómetros que ocupa esta vía pecuaria en la región, el poblado de la Cañada es muy diferente: hay infravivienda y chabolas, y edificaciones endebles, pero también construcciones sólidas, algunos auténticos chalés, incluso con piscinas POR SARA MEDIALDEA MADRID. Todo no es miseria en la Cañada Real; en un poblado con 40 años a sus espaldas, se dan situaciones de todo tipo. Así, junto a las zonas de más reciente ocupación, con chabolas e infraviviendas, conviven otras construcciones más elaboradas, y hasta algunas fincas que son auténticos chalés, con su piscina incluida, tal y como se aprecia en las fotografías aéreas. Precisamente, coincide esta zona con mejores edificaciones con las que el Catastro incluyó, entre 1988 y 1992, en su registro; son esas mismas las que pagan el IBI al Ayuntamiento madrileño, algo más de 660 fincas en este poblado ilegal. Pero la Cañada es muy larga: 15 kilómetros en la región madrileña. Y se calcula que existen en ella más de 2.000 edificaciones ilegales, entre las que hay desde las chabolas más rudimentarias hasta edificios de muy buena calidad. Más de 40.000 personas, de distintas nacionalidades, son vecinos del poblado. La Cañada es una vía pecuaria, propiedad de la Comunidad de Madrid. Viven allí algunas familias que se asentaron hace más de 30 años y fueron construyendo primero, y mejorando después, sus viviendas, ante la indiferencia o la inacción de las administraciones. Otras zonas están, sin embargo, ocupadas por personas con actividades tan indeseables como el tráfico de droga, de armas y otras igualmente ilícitas. La situación es tan insostenible en algunos puntos, que los conductores de camiones de la basura realizan su recorrido hacia el antiguo vertedero escoltados por la Policía. El asentamiento lleva décadas formándose y creciendo: ya en 1998, el entonces Defensor del Pueblo, Fernando Álvarez de Miranda, solicitaba a los responsables políticos que lo desmantelara y realojara a todos sus habitantes. Y pocos años después, desde el Gobierno regional que presidía Alberto Ruiz- Gallardón, hablaban de un plan para convertir las vías pecuarias- -incluida ésta- -en corredores naturales, dándoles una protección especial. Ayer, las administraciones municipal y regional manifestaban opiniones muy diferentes sobre los pasos a dar en el futuro. La presidenta regional, Esperanza Aguirre, aseguró que su Gobierno afrontará con la mejor intención la problemática del asentamiento ilegal de la Cañada Real, si bien advirtió que no tiene la varita mágica para resolver un asunto que se arrastra desde hace 40 años Reconoció que los problemas que genera la Cañada Real Galiana, tanto los urbanísticos como los de orden público, suponen un tema muy complejo y difícil Sin embargo, desde el Ayuntamiento de Madrid miran a la Comunidad en busca de una solución, o, al menos, de una colaboración en la búsqueda de fórmulas para resolver el problema. Así, la delegada de Urbanismo y Vivienda, Pilar Martínez, pidió ayer a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que convoque una reunión urgente con la Delegación del Gobierno y los municipios afectados por el paso de la Cañada Real Galiana- -Madrid, Rivas, San Fernando de Henares, Coslada y Getafe- La concejal de Urbanismo madrileña aseguró que la situación en este asentamiento desborda los límites del municipio de Madrid y es un problema de carácter metropolitano donde no sólo hay problemas urbanísticos, sino también de integración social, educativos, de salud pública y de seguridad, entre otros, por lo que en un mismo espacio se producen situaciones muy diversas que requieren de atención singular Es imprescindible añadió, la colaboración y el apoyo de las organizaciones no gubernamentales, asociaciones de vecinos y de los jueces y tribunales para evitar que la situación pueda deteriorase Llamadas de atención La Policía hace controles diarios en la Cañada Real Galiana JAIME GARCÍA La presidenta regional, Esperanza Aguirre, asegura que no tiene la varita mágica de resolver un asunto que se arrastra desde hace 40 años