Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 24 s 10 s 2007 INTERNACIONAL 35 Ahmadineyad vuelve con urgencia a Irán ante las críticas por el relevo de Lariyani Dos tercios del Parlamento iraní apoyan al dimitido s Infructuosa reunión de Solana y el nuevo negociador nuclear MIKEL AYESTARÁN ENVIADO ESPECIAL TEHERÁN. El presidente iraní canceló tres actos de su viaje oficial a Armenia y regresó a Teherán debido a hechos inesperados ocurridos en su país Ahmadineyad tenía previsto volar a las seis y media de la tarde, pero adelantó su vuelo a la una del mediodía por causas totalmente ajenas a Armenia según la agencia Armenpress. El regreso precipitado de Ahmadineyad coincidió con la redacción de una carta de apoyo- -firmada por 180 de los 295 diputados del Parlamento- -al trabajo realizado por el recientemente dimitido negociador nuclear, Ali Lariyani. Todo apunta a que su vuelta de Armenia está relacionada con este movimiento de la cámara contrario a la decisión presidencial adoptada hace cuatro días y que causó gran sorpresa. Todo un desafío a una dimisión que aceptó Ahmadineyad en primera persona, sin consultar si quiera al Consejo de Seguridad del Parlamento, cuando la responsabilidad última tenía que haber sido del mismísimo Líder Supremo, Jamenei. Lariyani, por su parte, viajó a Roma acompañando a su sucesor al frente del equipo ne- De izquierda a derecha, Jalili, Lariyani y Javier Solana ayer en Roma gociador, Saeed Jalili, más afín a la línea dura de Ahmadineyad. Ambos se vieron con Javier Solana, aunque acordaron continuar con las conversaciones a finales de noviembre. Previamente a la reunión, Alí Lariyani se dirigió a los medios por primera vez desde que se hizo pública su dimisión y lanzó un aviso a Ahmadineyad señalando que todo el programa nuclear iraní es responsabilidad última del Gran Líder. Un relevo del negociador, o incluso del presidente del país, no implican un cambio en nuestra política Junto a las firmas de apoyo a Lariyani en el Parlamento, personalidades como Alí Akbar Velayati, antiguo minis- REUTERS tro de Exteriores y actual consejero del Gran Líder, Alí Jamenei, tuvieron palabras de censura al cese del negociador. No era el mejor momento, se tenía que haber evitado la dimisión. Además, es inaceptable que Ahmadineyad y Lariyani permitan que los problemas personales influyan en la política nacional