Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 24 s 10 s 2007 España, objetivo del terrorismo islamista ESPAÑA 19 Garzón procesa a un islamista que ayudó a huir a tres implicados en el 11- M D. MARTÍNEZ N. VILLANUEVA MADRID. Una semana antes de que se conozca la sentencia de los atentados del 11- M en Madrid, el juez Baltasar Garzón dictó ayer auto de procesamiento contra veintidós miembros de una red islamista, en el que afirma que uno de los acusados habría organizado y facilitado la huida de algunos de los implicados en los ataques terroristas del 11- M, como Daoud Ouhnane, Mohamed Afallah y Mohamed Belhadj Se cree que los tres han participado en atentados suicidas en Irak. La misma célula también habría ayudado a huir al procesado Abdellillah Hriz, en prisión en Marruecos. Del cometido de organizar y facilitar la huida, Garzón responsabiliza a Omar Nakcha, que no está procesado por el 11- M, pero que probablemente sí está siendo investigado en la pieza separada que el juez Juan del Olmo mantiene abierta con los flecos del 11- M (hechos conocidos con posterioridad a que el sumario de los atentados de Madrid ya estuviera en Sala) Dentro de esa misma pieza está Hriz, cuyo perfil genético fue hallado en la casa de Morata de Tajuña y en el piso de Leganés. Si el nombre de Nakcha no ha salido a relucir durante el juicio es porque su cometido se ha conocido con posterioridad al procesamiento, por parte de Del Olmo, de la primera tanda de acusados, los mismos que fueron juzgados. Nakcha pudo haber ayudado a huir a los fugados del 11- M a raíz de su estrecha relación con Mohamed Larbi ben Sellam, que sí ha sido juzgado. Garzón procesa a los veintidós islamistas por los delitos de integración y colaboración con organización terrorista. Con base en la localidad barcelonesa de Villanueva y la Geltrú, a la red, dedicada al envío de mujahidines a Irak, pertenecía el terrorista suicida que atentó el 12 de noviembre de 2003 contra la base de Carabinieri en Nasiriya (Irak) Fueron asesinados 19 italianos (12 carabinieri, cinco militares y dos civiles) y siete iraquíes. Bellil Belgacem, autor de esta matanza, formaba parte de la célula que dirigía Abdeladim Akoudad, detenido en Badalona en octubre de 2003 y considerado por Garzón como el coordinador del Grupo Islámico Combatiente Marroquí en Europa. A esta organización pertenecen también varios de los procesados del 11- M, como los ideólogos Youssef Belhadj y Hassan el Haski, quienes durante el juicio, como estrategia de defensa, negaron la existencia de este grupo, que Gar- zón en el auto de procesamiento dictado ayer ni siquiera llega a cuestionar. Además de Belgacem, la red dirigida por Akoudad y con estructura permanente en Cataluña también organizó el traslado a Irak de Hassan Hssisni para que se integrara en las filas de Al Zarqawi. De hecho, Hssisni perpetró un atentado suicida en Faluya, noticia que recibió su cuñado Francisco Ródenas- -procesado- -con la expresión en clave Hassan se ha casado es decir, ha muerto en lenguaje yihadista. El mismo destino iba a tener el procesado Saffet Karakoc. Estoy aquí para juzgar, no de criado de nadie El presidente de la Sección Tercera de lo Penal de la Audiencia Nacional, Alfonso Guevara, abroncó de nuevo ayer a los 30 acusados de la operación Nova que protestaban otra vez por el servicio de cátering. No voy a consentir que elijan la comida, algo que este presidente no hace en su casa proclamó, al tiempo que advertía que el juicio se va a celebrar salga el sol por donde salga: si es por las buenas bien, pero si es por las malas, el que manda aquí soy yo Yo estoy para juzgar, no de criado de nadie añadió: ¿Me han entendido bien, absolutamente bien? Yo no juego a nada. Me limito a juzgar, no preparo comidas, no asisto concluyó.