Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 23 s 10 s 2007 Liga de Campeones s Tercera jornada DEPORTES 101 Un equipo más técnico que físico El Olympiacos llega líder al Bernabéu tras su sorprendente victoria en Bremen, su primer triunfo fuera de casa en la Champions Pero su potencial no debe complicar la vida al Real Madrid en su casa ENRIQUE ORTEGO MADRID. Si se tratara de baloncesto, el Real Madrid podría estar preocupado, pero el Olympiacos que mañana visita el Bernabéu es el de fútbol, no el de la canasta y todavía, hoy por hoy, la diferencia entre un equipo y otro es grande a pesar de que los dos lleguen igualados a cuatro puntos y con los griegos líderes gracias al mejor goal average general. Las aspiraciones del campeón heleno después de su gran triunfo en Bremen (1- 3) en el último partido no son otras que clasificarse para octavos de final. De conseguirlo, sería la segunda vez en once participaciones que pasaría la fase de grupos. La anterior fue en la campaña 98- 99. Es el Olympiacos un veterano de la competición gracias a que en Grecia ha ganado diez de los once últimos campeonatos, los tres pasados consecutivos. En estos momentos es segundo en la Superleague después de cinco partidos por detrás del AEK de Atenas. Ha ganado sus tres partidos de casa- -goleó (4- 1) el sábado al Panionios- -y empatado los dos de fuera. Por lo tanto no conoce la derrota en partidos oficiales en lo que va de temporada. Manteniendo al mismo técnico en el banquillo, Panagiotis Lemonis- -ya fue entrenador desde el 2000 al 2002- -el club ha realizado una profunda reestructuración de su plantilla el pasado verano. Entre otros ha perdido a dos de sus hombres más representativos, el mexicano Nery Castillo, traspasado al Shaktar ucraniano por 15 millones de euros, y a Rivaldo, que con la carta de libertad ha fichado por el rival más directo, el AEK. El capítulo de altas ha sido numeroso y el español es el denominador común de muchas de ellas. Además del ex madridista Raúl Bravo, en Karaiskakis han aterrizado Kovacevic y Galletti, también procedentes de la Liga, y tres argentinos, Ledesma, Leonel Núñez y Archubi, además del congoleño- portugués Lua- Lua, que tras siete años en la Premier se ha convertido en la primera referencia ofensiva del equipo. La temporada anterior había llegado el brasileño Julio César, también ex del Real Madrid. Tácticamente, el Olympiacos es un equipo sencillo. En la Liga griega su fútbol es más ofensivo y juega con dos delanteros, pero en la Champions sin modificar mucho su dibujo, actúa más al contragolpe. Cuando el contrario tiene el balón el equipo se parapeta en un 4- 5- 1 pero si la posesión es suya pasa a un 4- 3- 3 Son los dos hombres de las bandas, Galletti y Djordjevic, los que hacen posible esta transformación, siempre con Lua- Lua como primera referencia ofensiva. La alternativa cuando los partidos se complican es, precisamente, el serbio Kovacevic, que el sábado fue titular en la Liga marcando un tanto, al igual que en Bremen, a pesar de que allí salió en la segunda parte. El Olympiacos es un equipo más técnico que físico. Sus jugadores no desdeñan la posesión del balón y sufren cuando no lo tienen precisamente porque de fuerza no andan sobrados. En la puerta, el incombustible Nikopolidis- -36 años- -mantiene la titularidad gracias a la lesión del croata Butina. La línea defensiva no es fija. Raúl Bravo se ha hecho un hueco como central izquierdo al lado del internacional griego Antzas. En la medular es el argentino Ledesma quien lleva el peso del juego desde la posición de medio centro. Jugador experto, se complementa bien con los griegos Torosidis y Stoltidis, que se colocan a sus flancos. Galletti y el capitán e incombustible Djordevic se mueven por delante, escorados a las bandas pero participando mucho del juego. Ellos dos son precisamente los encargados de lanzar las acciones a balón parado, sobre todo el serbio, un auténtico especialista. Raúl Bravo, central izquierdo Entrenador: Panagiotis Lemonis Nikopolidis ASÍ JUEGA 4- 5- 1 Patsatzglou Antzas Raúl Bravo Domi Ledesma Torosidis Galletti Stoltidis Djordjevic Lua Lua Sin Castillo ni Rivaldo El rival del Madrid ha ganado diez de las últimas once Ligas griegas, las tres pasadas de forma consecutiva Kovacevic, que lucha por la titularidad, marcó en Bremen AFP El Rosenborg, la perita en dulce del Grupo B se escuda en su fortaleza y en el frío de Lerkendal RAÚL COSÍN VALENCIA. Sin ser uno de los actores principales de la Liga de Campeones, el Rosenborg es un clásico en la competición europea después de participar en dieciocho ediciones, en las que ha acumulado 38 victorias, 26 empates y 50 derrotas. Tras la ausencia de los noruegos en la pasada Champions en ésta son el equipo cenicienta del Grupo B al quedar encuadrado con el Valencia, el Chelsea y el Schalke 04. Pero, aunque cayó derrotado en la segunda jornada ante el conjunto alemán (0- 2) sí que fue capaz de sorprender al Chelsea, entrenado entonces por Mourinho, arrancando un empate en Stamford Bridge. El Valencia se enfrentará mañana al equipo que entrena Knut Torum por primera vez en competiciones oficiales, lo que significará que también se estrene en un partido contra un conjunto noruego. Sin embargo, los escandinavos sí saben lo que es batirse en duelo con equipos españoles. Ya lo hicieron con el Athletic, el Deportivo y el Real Madrid, por lo que futbolistas como Morientes o Helguera ya saben lo que es jugar no sólo contra los nórdicos, sino también contra el frío. Los blanquinegros se encontrarán con siete grados en Tronndheim. Sexto en su Liga y con un sólo punto en su grupo de la Champions, el Rosenborg, que no gana como local en la competición europea desde hace seis años, tiene pocas posibilidades de pasar de ronda, pero esas pocas pasan por vencer al Valencia. Tettey, Konan, Traoré o Iversen intentarán la machada. Su fuerte: el físico. Entrenador: Knut Torum Hirschfeld ASÍ JUEGA 4- 4- 2 Koppinen Kvarme Stoor Dorsin Strand Sapara Tettey Skjelbred Konan Iversen