Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 MADRID Debate sobre la inseguridad en el sector del taxi MARTES 23 s 10 s 2007 ABC Así será el taxi del futuro Los taxistas no quieren permanecer con los brazos cruzados. Exigen seguridad, que los vehículos se blinden para evitar atracos y agresiones. El objetivo, minimizar las situaciones de riesgo POR LETICIA TOSCANO ILUSTRACIÓN: CARLOS AGUILERA MADRID. El gremio de taxistas de Madrid es consciente de la inseguridad que implica su actividad laboral. Pero los profesionales no se conforman y quieren ponerles las cosas cada vez más difíciles a los atracadores. De momento, no se impondrá un único coche tipo que incorpore las medidas de seguridad de serie, pero si en un futuro se atienden todas las reivindicaciones de los conductores, los taxis estarán prácticamente blindados a los robos con los siguientes sistemas. ELEMENTOS DE SEGURIDAD Inmovilizador 1 Permite programar el vehículo para que deje de funcionar automáticamente. Evita el robo de los coches Mampara 2 Separa al conductor de los viajeros y evita el contacto directo entre ambos. Dificulta el robo dentro del vehículo 3 Luz roja El taxista puede activar una luz roja para que desde el exterior se sepa que está siendo atracado 4 Taxímetro lector de tarjetas Evita que los taxistas tengan que manejar dinero, por lo que dejan de ser un objetivo fácil para los atracadores 5 Cámara de vídeo Sistema de videograbación que registraría todo lo que ocurre en el interior del vehículo y almacenaría las imágenes en un disco duro al que sólo se podría acceder después de poner la denuncia TA XI J 2501 4489 6 6 GPS A través de un pisón se activa un sistema GPS que conecta directamente con el 112 y la Policía. A través de un micrófono se puede escuchar todo lo que está pasando en el taxi ABC Mamparas. Son paneles transparentes de seguridad, generalmente de policarbonato, que separan al conductor de los viajeros. Esta fórmula lleva varios años implantándose en Madrid y a largo plazo se instalará en todos los taxis de la capital. Es un sistema seguro, pero hay que perfeccionarlo para que sea más cómodo para el conductor y los viajeros. Lectores de tarjetas. Todos los taxímetros incluirán un lector de tarjetas de crédito, para que se generalice el uso de las mismas en el pago de los trayectos. De esta forma, los profesionales manejarán menos dinero en metálico y dejarán de ser un blanco tan apetitoso para los atracadores. GPS. Actualmente sólo un tercio de los profesionales tienen instalado el sistema de GPS que les permite conectar con los servicios de Emergencias 112. El dispositivo está formado por un pisón situado jun- to al embrague que conecta con el 112 cuando el taxista lo pisa. Con un pequeño micrófono, desde el 112 se escucha todo lo que ocurre en el interior para saber si el conductor está en peligro. Luces rojas en la capilla. Los coches del futuro contarán con un dispositivo que permita encender una luz roja en el exterior del taxi (capilla) para que desde fuera se sepa que el taxista está en apuros. Con todas estas medidas de seguridad, los taxistas esperan convertir los vehículos en supercoches que minimicen las situaciones de riesgo a las que se enfrentan los trabajadores. Debemos llevar publicidad, igual que la tienen Metro y EMT José Luis Funes s Nuevo presidente de la Asociación Gremial del Taxi S. MEDIALDEA- ¿Cómo está el sector? -A la expectativa de un proceso de cambio: tenemos que mejorar en competitividad, e integrarnos en la cadena del transporte público de la Comunidad: no hay que olvidar que somos un transporte público, igual que el Metro y la EMT. ¿Y en materia de seguridad? -Tenemos una gran preocupación por los hechos luctuosos que hemos vivido los últimos días, sobre todo los que trabajan de noche. No hay que pasar por alto que los niveles de criminalidad están disparándose. Tenemos que unirnos asociaciones profesionales y autoridades públicas para que el servicio se pueda prestar con toda seguridad. -La noche ha sido motivo de mu- bién se dan discusiones, gente bebida que se pone violenta... ¿Cree que las tarifas actuales- -Madrid tiene unos precios muy competitivos, pero no se han sabido promocionar adecuadamente. El taxi de Madrid es el más barato de las grandes capitales europeas, y su flota no excede, de media, los ocho años: es también la más moderna de Europa. -Cite tres prioridades del sector- -Por un lado, tenemos que conseguir una tarifa rentable para el profesional pero que no sea cara para el cliente. Ahora, cualquier persona puede montarse en un taxi; no es algo prohibitivo, como en otros países. En segundo lugar, la publicidad en el taxi: Metro y EMT obtienen un rendimiento muy bueno por esta vía, y queremos que ese ingreso emergente también beneficie al taxi. Por último, el problema de la seguridad, para lo que estamos estudiando un paquete de medidas con las administraciones. del taxi son adecuadas? Inmovilizadores. Para evitar que los ladrones se lleven el vehículo, los taxis del futuro incluirán inmovilizadores que permitan que los conductores programen el coche para que se apague automáticamente en un plazo que puede oscilar entre los dos minutos y las cuatro horas. nen que una cámara grave todo lo que ocurre en el interior del vehículo, para que quede constancia si hay algún problema. Se trataría de un sistema de videograbación que almacenaría las imágenes en un disco duro al que, en principio, sólo podría acceder la Policía. Cámaras. Los taxistas propo- Acaba de hacerse cargo de la principal asociación de conductores con ideas nuevas: La sociedad avanza y el taxi también -Yo no lo calificaría de problema: llamando por teléfono a cualquier empresa de teletaxi, en diez minutos se tiene un coche en la puerta. En determinadas horas, el tiempo de espera puede ser superior, pero eso tiene que ver también con unas tarifas que no reconocen ni la nocturnidad ni la peligrosidad de la noche. Por eso se están dando problemas para encontrar quien trabaje en ese turno. No sólo hay atracos; tam- chas quejas por parte de los clientes, por el problema para encontrar un coche libre. ¿Hacen falta más taxis?