Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 23 s 10 s 2007 MADRID 57 Un hombre es descuartizado y otro muere de un hachazo en la cabeza en menos de 24 horas Los forenses tratan de reconstruir el cuerpo y hallar las huellas dactilares s Fue encontrado por militares de maniobras CRISTINA ALONSO MADRID. Dos macabros hallazgos han tenido lugar en la región en apenas unas horas. El domingo por la noche, la Policía recibió una llamada alertando de que había sido encontrado el cuerpo de un hombre en una vivienda de la travesía de Felipe de Diego, en el distrito madrileño de Puente de Vallecas. Cuando los agentes llegaron hasta el lugar, se toparon con el cadáver de la víctima- -de 37 años y nacionalidad española- que presentaba signos de haber recibido un fuerte hachazo en la cabeza. Horas antes, otro varón, en esta ocasión de entre 20 y 40 años y aún no identificado, aparecía descuartizado en seis bolsas de basura en una zona conocida como La Marañosa, en San Martín de la Vega. En este último lugar, el domingo, a las once y media de la mañana, efectivos del Complejo Químico Militar de La Marañosa (San Martín de la Vega) que se encontraban realizando unas maniobras rutinarias, repararon en la presencia de seis bolsas de basura que se encontraban al otro lado de la valla que limita el recinto militar, en una zona de campo amplio y paso frecuente. En su interior, descubrieron el cadáver de un hombre descuartizado con ropas sencillas, camisa y vaqueros. La cabeza había sido separada del tronco, al igual que las extremidades superiores e inferiores, informaron fuentes de la Benemérita. Los militares comunicaron rápidamente los hechos a la Guardia Civil y agentes del Instituto Armado se personaron de inmediato en el lugar indicado. Allí, comprobaron que los restos correspondían a un hombre blanco de entre 20 y 40 años y éstos fueron trasladados hasta el Instituto Anatómico Forense para realizar la correspondiente autopsia. Los especialistas trataban ayer de reconstruir el cuerpo y determinar sus huellas dactilares. Dentro de las bolsas no había ningún tipo de documentación, por lo que ayer a última hora la víctima no había podido ser identificada. Los agentes que se han hecho cargo de la investigación no descartan ninguna hipótesis sobre las circunstancias de la muerte de esta persona, cuyos restos no presentaban síntomas de descomposición. La zona donde fue localizado se ubica en la zona sur de la región, a unos 17 kilómetros al sureste de Madrid y a unos 12 kilómetros al este de Getafe. Se da la circunstancia de que en este mismo paraje fue encontrado en marzo de 2005 un cadáver tiroteado en la cabeza y cuello. Se encontraba bajo un montículo, tendido boca arriba y con los brazos en alto. encontrado, ya sin vida, por uno de sus compañeros de piso, llamado Rafael. La vivienda, entre otras cosas, carecía de luz eléctrica, por lo que la inspección ocular de la escena del crimen y de las demás estancias por parte de los agentes no se pudo realizar hasta primera hora de la mañana de ayer. En la misma habitación donde se halló a la víctima fue encontrado también la posible arma homicida: un hacha ensangrentada clavada en la puerta de un armario. El fallecido tenía once antecedentes policiales por delitos contra la propiedad y compartía la vivienda con su novia, Celeste, el propietario del inmueble, de nombre Miguel, y por último, con la persona que halló el cadáver. Todos ellos estaban siendo buscados ayer por el departamento de Homicidios con el objetivo de poder esclarecer los hechos. También se ha podido saber que la vivienda era frecuentemente visitada por indigentes. Fuentes de la Jefatura Superior de Policía han informado, según un primer dictamen del médico forense, que la muerte se produjo el domingo. Los vecinos de Puente de Vallecas se sentían consternados e intranquilos tras conocer la siniestra noticia. Al parecer, la novia de la víctima era muy popular en el barrio y varios inquilinos del inmueble conocían a la familia de la joven. A pesar de que el edificio en el que se desarrollaron los hechos, de ladrillo visto y cuatro pisos de altura, está en perfec- Un piso compartido Charco de sangre De San Martín de la Vega a Puente de Vallecas. La víctima, Luis Miguel Domínguez Muñumel, yacía en medio de un gran charco de sangre y con el cráneo abierto en una de las habitaciones del inmueble en el que vivía, el 3 B del número 10 de la citada calle. Había sido TELEMADRID Las imágenes muestran dos de las bolsas con el cuerpo descuartizado, diseminadas por un solitario paraje de San Martín de la Vega. Fueron encontradas por militares que hacían maniobras El asesinado en Puente de Vallecas tenía once antecedentes policiales y su novia es buscada por la Policía to estado, parece ser que tras la puerta del 3 B del portal- -en el que vivían la víctima y sus compañeros- las condiciones de salubridad no eran las más aconsejables. Entre ellas, llevaban tiempo sin luz eléctrica debido a un corte que no había sido subsanado económicamente y las dependencias del piso sufrían gran déficit higiénico. Según la descripción de varios vecinos, Luis Miguel Domínguez Muñumel, que tenía alquilada una de las habitacio- nes de la vivienda, y sus demás compañeros mostraban un aspecto desaliñado y habían protagonizado varias peleas. También afirman que era sabido en todo el vecindario que en esa casa había trapicheos raros y alguno llegó a hablar, incluso, de prostitución. Tarde o temprano tenía que pasar algo así, estaba visto llegó a decir una vecina. Los vecinos insisten en que ni los padres se atreven a llevar a sus hijos a jugar al parque. Reconstruir el cuerpo Tres fallecidos y cuatro heridos en accidentes, dos de ellos son atropellos en zonas señalizadas M. DÍAZ MADRID. La Comunidad de Madrid sufrió ayer una dramática jornada de tráfico, con tres accidentes de consideración que se saldaron con tres personas fallecidas y cuatro más heridas, dos de ellas de gravedad. Dos de los tres sucesos fueron atropellos en zonas señalizadas de los cascos urbanos de Tres Cantos y la capital. El accidente con más víctimas tuvo lugar la pasada noche en el kilómetro 12 de la autovía de Extremadura (A- 5) a la altura de Alcorcón. Según informó Emergencias 112, dos hombres de unos 28 años fallecieron tras ser alcanzado por detrás el coche en el que viajaban por otro vehículo, por causas que aún se desconocen. Tras el choque, los bomberos tuvieron que rescatar sus cuerpos. Habían fallecido al instante, por lo que los sanitarios sólo pudieron tratar a un tercer ocupante de ese mismo turismo, de unos 40 años, que sólo sufrió heridas leves y contusiones. En el otro coche implicado en el accidente viajaba una persona que resultó ilesa. En Tres Cantos, también ayer, una joven de 20 años murió en la calle de la Iglesia atropellada mientras cruzaba un paso de peatones. Según los testigos, el turismo quiso esquivar a otro coche que le precedía y que sí se detuvo ante el paso de cebra. En su maniobra, arrolló a dos chicas que cruzaban: una falleció por un traumatismo cráneo encefálico severo en el Doce de Octubre, donde fue trasladada en helicóptero. La otra joven, también de 20, sufrió heridas leves. A la altura del 102 del Camino de los Vinateros (Madrid) dos jóvenes de 14 y 30 años fueron heridos de gravedad- -especialmente el segundo- -tras ser atropellados la noche del domingo mientras esperaban al autobús en una marquesina. Un turismo que circulaba a gran velocidad impactó contra otro coche aparcado, perdió el control y arrolló la marquesina hasta chocar 30 metros más lejos contra un muro. Los ocupantes del vehículo resultaron ilesos. Según algunos vecinos, iban picados con otro coche. La Policía ya lo investiga.