Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 23- -10- -2007 Un hombre descuartizado en seis bolsas de basura, y otro asesinado de un hachazo 55 La casa que le costó la boca a mi marido ya está en pie Esther, la mujer del agente gravemente herido en la Cañada Real que ayer fue dado de alta, explica las lesiones de su esposo MARÍA ISABEL SERRANO MADRID. En la Cañada Real les estaban esperando (a los policías) perfectamente organizados con la certeza de que iban a obtener beneficio de organizar tangana. Efectivamente, así ha sido. La casa que le ha costado la boca a mi marido ya está en pie y la juez ha paralizado los derribos ha manifestado a ABC Esther S. la esposa del agente herido de gravedad el pasado 18 de octubre, en una auténtica guerra campal, durante el derribo de una casa. El policía nacional herido, J. O. de 38 años, es inspector del Grupo III de la Unidad de Intervención Policial y cuenta con más de diez años de experiencia en el Cuerpo. Durante los sucesos recibió una fuerte herida. Tuvo que ser operado de urgencia- -cuenta su mujer- -por dos fracturas de mandíbula, dos dientes menos y otros muchos que no se podrán salvar por el destrozo. Han sido necesarias tres placas de titanio y doce tornillos, puntos en el labio y tres días hospitalizado. Dos meses de baja, como mínimo y a partir de ahí, ya se verá El agente, J. O. no puede apenas articular palabra y, de momento, no puede ingerir alimentos sólidos. nos de que allí existe un problema enorme, es este país las cosas no pueden solucionarse a pedrada limpia. Si lo permitimos estamos perdidos Ayer por la mañana, Esther S. remitió una carta al programa de Carlos Herrera, en Onda Cero, que se leyó en directo. En su misiva, la esposa del agente herido de gravedad, deja claro que no escribo para arremeter contra los marroquíes, rumanos o gitanos que puedan vivir en la Cañada legal o ilegalmente No he dejado de ver las noticias estos días y sólo veo imágenes de gente, está claro que humilde que, según palabras textuales de algunos periódicos, ha sufrido por la agresividad ejercida en el desalojo de la vivienda Me hierve la sangre. Mi marido llegó con unos pocos compañeros y en quince minutos estaba tirado en el suelo con una pedrada en la boca que le partió la cara. No llevaba más orden que la protección de la máquina que iba a derribar la casa; es decir, el estricto cumplimiento de la ley. Si hubieran ido a dar palos hubiera ido más protegido porque lleva once años en la unidad y creo que sabe lo que hace Estamos- -dice Esther- -convirtiendo a este país en el mundo al revés donde los malos somos los que no nos pasamos un ápice, los que nos hipotecamos hasta las orejas para pagar la casa y los que enseñamos a nuestros hijos que los problemas no se solucionan a pedrada limpia. Los buenos son los demás, inmigrantes o no, que después de darle una pedrada a un policía piden a un cámara que les grabe llorando y compungidos Querella y expulsión de los inmigrantes La Unión Federal de Policía (UFP) se personará en el Juzgado de Instrucción como acusación particular en defensa de los agentes heridos durante los enfrentamientos en la Cañada Real. Por su parte, Lorenzo Nebrera, de la Confederación Española de Policía (CEP) manifestó a este periódico que podrían presentar una querella contra los agresores, cuando se les identifique, o presentarse también como acusación particular. Piden que se investigue a los menores instigados a realizar actos de extrema violencia y que se expulse de España a los inmigrantes, más si son ilegales, que participaron en las agresiones. Me hierve la sangre JAIME GARCÍA una de las realidades de sus habitantes, informa Ep. Tras desmentir que el objetivo de los desalojos sea construir viviendas dado que es un espacio protegido indicó, en relación a la reconstrucción de la casa de Abdul: Es algo a lo que el Estado de Derecho tiene que contestar Mientras, la asocia- ción de la Cañada, que mantuvo una reunión en la Junta Municipal de Villa de Vallecas, a la que asistieron el PP e IU, mostró cierta esperanza, al ver que se estaba intentando buscar una solución. Es triste que haya habido heridos para que nos tomen en serio dijo su portavoz, Miguel Martín. Los buenos y los malísimos Mira, no tengo interés en hablar mucho más de esto. Mi intención única y exclusivamente era la de llamar la atención sobre el tratamiento que se ha estado haciendo de los hechos en la Cañada Real. Se ha montado un circo donde rápidamente se ha diferenciado a dos bandos: el de los buenos y el de los malos malísimos los policías comenta Esther. Bajo mi humilde opinión- -nos dice- no ya como mujer de policía, sino como ciudadana, en todos los medios de comunicación se debería haber insistido sobre que, sin olvidar-