Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 ECONOMÍA MARTES 23 s 10 s 2007 ABC Ángel Laso D lom Standard Poor s sitúa el sobreprecio de los inmuebles en España en el 30 Prevé un aumento del PIB del 2,5 ocho décimas menos que la cifra oficial del Gobierno M. L. MADRID. La gran demanda de vivienda por parte de la población inmigrante y el aumento de las familias unipersonales han sido los factores que, según Standard Poor s, han impulsado el boom de la vivienda en nuestro país en los últimos años, con el resultado de un gran aumento de precios que ha llevado a una sobrevaloración del mercado inmobiliario en torno al 30 Los cálculos de la agencia de calificación son también aplicables en casi los mismos términos a Gran Bretaña e Irlanda, si bien el estudio pone especial énfasis en que los visados de nueva vivienda en nuestro país están experimentando un rápido descenso. Para Standard Poor s el problema latente para la economía española es su excesiva dependencia de la actividad constructora, tanto residencial como en infraestructuras. El estudio de la agencia subraya que hasta el momento no se han dejado sentir en el crecimiento del PIB los efectos del frenazo del sector inmobiliario, pero subraya que en 2008 sí se dejarán sentir en toda su intensidad. El informe sostiene que el próximo año el sector constructor dejará de aportar 1,2 puntos al aumento del PIB y sus estimaciones sitúan el crecimiento económico español en el 2,5 en el año 2008, ocho décimas por debajo de las previsiones oficiales del Gobierno. Standard Poor s hace un análisis del efecto que tendrá CRISIS, ¿PEOR DE LO QUE CUENTAN? E s raro que los expertos económicos no se pongan de acuerdo sobre los efectos que la crisis subprime de Estados Unidos tiene sobre la economía española, cuando ya ha provocado dos reacciones inmediatas que todos los españoles vemos. Primero, el grifo del crédito se ha cerrado abruptamente, y segundo, la venta de casas cae en picado. Ambas cosas a una velocidad mucho mayor, me atrevería a decir que en algún caso vertiginosa, sobre como subían los créditos y se dejaban de vender casas antes del pasado mes de agosto, aunque ya entonces estas estadísticas marcaban una tendencia. Son argumentos de peso. No hay dinero en el mercado y se venden menos casas, por lo que bajan los precios. ABC publicó la pasada semana que la concesión de créditos caerá en torno al 20 en 2007 y que el tercer trimestre de este año se paró la subida del precio de la vivienda. En 2005, bancos y cajas crecían a tasas de dos dígitos en concesión de préstamos y estábamos en aumentos anuales del precio de los pisos de casi el 20 Ahora la petición de créditos se ha frenado en seco y los precios han dejado de subir y están prácticamente a cero. Luego no hay que ser adivino para pensar qué sucederá en breve. Ya se sabía que se estaba pinchando la burbuja inmobiliaria. Y todos estaban de acuerdo en que si lo hacia poco a poco, el aterrizaje suave sería incluso bueno y no provocaría graves alteraciones a nadie, ni a empresas, ni a particulares, ni al empleo, al crecimiento del PIB o a las cuentas del Estado. Pero tengo la sensación de que esta cosa subprime ha impactado con demasiada fuerza en un muñeco que ya se estaba desinflando y que todas las consecuencias se han disparado. No quiero ser alarmista y me molestan los que por motivos políticos prefieren que a todos nos vaya peor con tal de posicionarse ante unas elecciones. Pero veo que todo va demasiado deprisa en este terreno. Y si a esto le añadimos que hay una convocatoria electoral en marzo de 2008, y vemos lo que nos están prometiendo todos los partidos en materia de vivienda, ya es para ponerse a temblar. El mercado de vivienda español acusa un fuerte descenso en estos momentos la ralentización de la actividad constructora en las cuentas generales del Estado y estima que la previsión de superávit efectuada por el Gobierno- -fijada en el 1,15 del PIB- -es menos que prudente Para la agencia, estas previsiones quedan más en entredicho cuando por la cercanía del proceso electoral, el Gobierno ha incluido en los presupuestos para el próximo año un aumento de 2.300 millones en gasto social. No obstante, entre tanta previsión negativa sobre la economía en general y sobre el mercado de vivienda en particular, ayer se produjo un hecho que puede devolver la esperanza a los ciudadanos que ven como las letras de sus créditos no ahcen sino subir: el Euribor a doce meses bajó ayer del 4,6 por primera vez desde que estalló la crisis subprime. Desde el 7 de agosto no estaba tan bajo. ÁNGEL DE ANTONIO Euribor a la baja Renta Corporación prevé una vuelta a la normalidad en cuatro meses La vicepresidenta de Renta Corporación, Anna Birulés, se mostró ayer optimista respecto a una rápida normalización de los mercados financieros y apostó porque en cuatro meses las dificultades de crédito actuales estarán superadas. Esto no quiere decir la vuelta a la situación anterior, de crédito fácil e infravaloración del riesgo subrayó, sino una mayor facilidad para financiar proyectos por parte de empresas con buenos fundamentales indicó. Birulés insistió en que la crisis actual es más financiera que inmobiliaria, si bien subrayó que el ajuste inmobiliario que ya se estaba produciendo se ha acelerado, al tiempo que se mostró segura de que sin duda, algunos quedarán por el camino Anna Birulés mostró su extrañeza por el hecho de que el mercado no haya discriminado entre empresas y modelos de negocio ante la crisis, aunque se mostró esperanzada ante el cambio de tendencia ya observado en algunas entidades que ya han empezado a discriminar El Euribor a doce meses abjó ayer del 4,6 por primera vez desde que estallara la crisis subprime Greenspan ve parecidos entre las crisis inmobiliarias en EE. UU. y España ABC WASHINGTON. El ex presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos considera la situación del mercado inmobiliario español como una burbuja y dijo que, como en otros países europeos, se ha formado por los bajos tipos hipotecarios durante los últimos años. A Greenspan se le ha acusado de tener parte de culpa de la crisis inmobiliaria en Estados Unidos por llegar a bajar los intereses al 1 cuando era presidente de la Fed. Sin embargo, el anterior jefe de la Fed se defendió de estas acusaciones en un discurso ante la Asamblea Anual del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial, en el que mencionó paralelismos entre los mercados inmobiliarios en Estados Unidos y en Europa, incluida España. Si las bajas tasas de interés a corto plazo crearon la burbuja, ¿qué es lo que creó la burbuja en España, Irlanda o Reino Unido? se preguntó. Greenspan dijo que el boom inmobiliario ocurrido de forma simultánea en España y el resto de los países avanzados, excepto en Japón y Alemania, se debe a las bajas tasas hipotecarias que, a su vez, dependen del nivel de los intereses a largo plazo, unos tipos que, según él, están fuera del control de los bancos centrales. En Estados Unidos, la burbuja inmobilaria es el resultado de una caída muy significativa en las tasas de interés reales a largo plazo a nivel mundial subrayó.