Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 INTERNACIONAL MARTES 23 s 10 s 2007 ABC Sarkozy ha decidido que en todas las escuelas de Francia se lea la nota que un joven comunista envió a sus padres antes de ser ajusticiado en 1941 POR JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL Memoria histórica Brown afronta el desgaste de negar un referéndum sobre la UE con polémica El primer ministro británico presenta en en Francia los Comunes el acuerdo alcanzado la moria nacional. Entre los historiadores profesionales, nadie olvida que, en verdad, el PCF y sus militantes entraron tardíamente en resistencia. Entre 1939 y 1941, Stalin ordenó a los comunistas europeos su colaboración con los nazis, denunciando una guerra imperialista Y el PCF se dividió trágicamente. Guilles Perrault, especialista emérito, estima que Guy Môquet fue detenido cuando distribuía panfletos pacifistas, denunciando el carácter imperialista de la guerra entre Hitler y las democracias burguesas La Carta de Môquet sigue siendo bella y emocionante. Y el fusilamiento del adolescente una tragedia. Pero, a juicio de bastantes historiadores, el comportamiento del PCF, entre 1939 y 1941 es una página harto vidriosa. Hubo páginas heroicas de la resistencia. Incluso hubo una generosa y olvidada participación española. pasada semana en Lisboa sobre el Tratado División comunista PARÍS. El comportamiento equívoco del Partido Comunista Francés durante el pacto germano- soviético (1939- 1941) -cuando Stalin y Hitler se repartieron sus áreas de poder en Europa, intercambiando prisioneros políticos- empañó ayer la ceremonia de lectura en las escuelas de la carta del joven comunista Guy Môquet (1924- 1941) a sus padres antes de ser fusilado por los nazis, como había deseado el presidente Nicolas Sarkozy, para poner un ejemplo de heroísmo patriótico. A los pocos días de ser elegido presidente, Sarkozy anunció su deseo de rendir homenaje a todas las familias de la resistencia nacional contra el nazismo. Y decidió que todas las escuelas e institutos de Francia debía leer, el día del aniversario, el 22 de octubre, la carta que Môquet escribió a su familia, a los 17 años, poco antes de ser fusilado, entre otros resistentes. Desde mucho antes del acontecimiento, numerosos historiadores de la más diversa obediencia recordaron que había muchas dudas sobre la oportunidad de la ceremonia y la figura del homenajeado. Ayer, finalmente, François Fillon, jefe de Gobierno, y varios de sus ministros conservadores participaron en la ceremonia de lectura de la Carta de Guy Môquet en muchos institutos y escuelas. La lectura de celebró masivamente, sin incidentes, pero rodeada de una polémica muy dura. Maestros, profesores, historiadores, personalidades de la Resistencia, están muy divididos, por muchos motivos. A la izquierda, el PCF protesta tímidamente por los intentos de recuperación política Algunos sindicatos de estudiantes denuncian el intento de apropiación gubernamental de la me- EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. No es previsible que Gordon Brown pierda en el Parlamento británico la votación sobre el Tratado de Reforma de la Unión Europea (UE) pero el tiempo hasta que quede ratificado por la Cámara de los Comunes y la de los Lores en el primer trimestre de 2008 puede ser un periodo de desgaste para el primer ministro. El combate comenzó ayer, con unos tories crecidos y una opinión pública favorable a decidir la cuestión en un referéndum. Brown acudió a los Comunes para presentar el acuerdo alcanzado la pasada semana en Lisboa sobre el Tratado, que será aprobado formalmente por los Gobiernos comunitarios en diciembre. Obligados por el poco entusiasmo europeísta del país, los laboristas prometieron un referéndum en su último programa electoral, pero el hecho de que el Tratado ya no sea una Constitución, al menos nominalmente, ha dado la excusa a Brown para evitar una consulta popular de incierto resultado. El primer ministro justificó ayer esta decisión en el Parlamento por el hecho de que el nuevo texto, según insistió, no supone una transferencia sustancial de soberanía a las instituciones comunitarias. Indicó además que el Reino Unido ha visto salvadas las líneas rojas que se marcó en la negociación, con lo que quedan respetadas ciertas especificidades británicas, incluso con salvedades expresas. En la defensa del texto, Brown también señaló que no va a haber más reformas institucionales en la UE en muchos años El líder de la oposición, el conservador David Cameron, acusó a Brown de tratar a la gente como tontos por asegurar que la fallida Constitución no es casi idéntica al texto resultante. En este sentido citó al Gobierno español, que lo considera un 80 por ciento similar. Deje que la gente decida, usted lo prometió en el programa electoral. ¿Cómo espera que la gente confíe en sus promesas en el futuro? declaró en un encendido debate. De todos modos, los mismos conservadores reconocen que no van a poder forzar la celebración de un referéndum. Aunque algunos diputados laboristas se podrían sumar a los tories a favor del Gobierno juega el tradicional europeísmo de los liberal- demócratas. Hay quien ha trazado un paralelismo entre este debate y el que el Reino Unido sostuvo con ocasión del Tratado de Maastrich entre 1992 y 1993, que durante catorce meses debilitó enormemente al entonces primer ministro, John Major. A diferencia de lo que hoy reclaman los tories el conservador Major no convocó ningún referéndum. Muchas dudas AP Gira de Laura Bush por Oriente Próximo La primera dama de Estados Unidos, Laura Bush, se reunió ayer en Abu Dhabi con varias mujeres que han vencido el cáncer de mama, durante la primera etapa de un viaje por Oriente Próximo. En los Emiratos Árabes Unidos, la mujer del presidente de EE. UU. recalcó la necesidad de establecer contactos entre ambos países En la imagen, Laura Bush con dos mujeres cubiertas con abayas negros con el lazo de la lucha contra el cáncer