Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 23- -10- -2007 El mito del oasis catalán ESPAÑA 13 ahí a Barcelona con autocar. La avenida María Cristina de Barcelona, que desemboca en la Plaza España, se convirtió ayer en una colosal estación de autocares. Allí llegaban desde el sentido norte de la línea C- 2 de Cercanías sus usuarios, para coger un autocar que les llevara a El Prat, Viladecans o Gavá, donde podrían volver a coger el tren rumbo sur, hacia la comarca del Garraf (Sitges, Vilanova, etc. la más aislada por el corte de líneas. En uno de los muchos autocares que fueron ayer de Barcelona a Gavá se resumía el ambiente de todo el día. Pasajeros hartos de hacer cola y sufrir retrasos, usuarios que se acordaban en voz alta de la familia de la ministra Álvarez o de la de Zapatero y quejas varias para llenar un autobús. Los billetes de tren deberían ser gratuitos, porque pagamos por un servicio que no es correcto espetaba una chica, quien con la combinación de tren y autocar había tardado una hora más de lo normal para hacer su trayecto de cada día, como les ocurrió a muchos. Curiosamente, la plegaria fue atendida y Renfe informó ayer que a partir de hoy los billetes de las líneas afectadas serán gratuitos. Pensábamos que los autocares saldrían de la estación de Sants (así fue el sábado y el domingo) y hemos tenido que caminar hasta la avenida María Cristina (15 minutos andando) con las maletas decía una señora que venía con su marido y su hijo desde Granada. Entretanto, el personal de información de Renfe aguantaba estoico toda la ira que circulaba sobre ruedas. ¿Cuánto tardaremos para llegar a Gavá preguntaba una señora con acento ruso. ¿Media hora? (lo habitual aquí y en Rusia en un día cualquiera, dicho sea de paso) ¡Madrrre mía! soltó inconsolable. Con todo, hay que resaltar que los lamentos ayer no llegaban sólo desde los asientos de los pasajeros. Los conductores de los autocares, muchos de ellos llegados de fuera de Cataluña la noche antes, también entonaban el quejío Habían dormido poco y mal en los autocares- -a las 12.30 de la noche los habían subido a un autocar para enseñarles las rutas del día siguiente- habían empezado a trabajar a las 5.30 de la mañana y denunciaban que ex- cedían de largo los límites de horario reglamentarios. Encima, a última hora de la tarde de ayer seguían sin disponer de un hotel para pasar la noche. Y todo por culpa del AVE... se oía decir una y otra vez en todo el autocar. En una improvisada encuesta hecha al azar, el resultado mayoritario era claro: Si para arreglar esto de Cercanías hay que aplazar la llegada del AVE a Barcelona (prevista para el próximo 21 de diciembre) que se haga Y es que tras cuatro años de retraso sobre el horario previsto, en Barcelona ya nadie espera al AVE en el andén. Las taquillas prácticamente desiertas formaron parte del paisaje catalán un día más EFE Conductores sin dormir Los conductores de autocares se quejaron de haber dormido poco y de hacer más horas de lo reglamentario