Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 22 s 10 s 2007 Tenis s Octava jornada DEPORTES 109 David tira de honda ante Federer Nalbandian rompe con el orden establecido y derriba al gigante suizo en tres sets remontando una manga Resultados Final individual Nalbandian (Arg. a Federer (Sui, 1) 1- 6, 6- 3, 6- 3 diario oficial JOSÉ MANUEL CUÉLLAR MADRID. Verlo para creerlo. David Nalbaldian ha regresado a la elite y lo ha hecho a lo grande. En tres días desmontó al número dos del mundo, al tres y ayer al uno, ganando el torneo de Madrid y rompiendo con la última historia, pero reencontrándose con la antigua, esa que decía que era el último tenista que había logrado vencer a Federer en indoor Para eso sucedió lo que tiene que pasar para que Federer no haga lo de siempre: ganar. Y fue que el suizo no estuvo a su mejor nivel y Nalbandian jugó sus bazas con suma habilidad. Roger debió dormir mal porque fue uno de esos partidos en los que nunca tuvo buenas sensaciones y siempre se encontró incómodo. No se sabe si fue porque tenías las musas alejadas o porque Nalbandian le presionó hasta el límite, le sacó del partido y ya no le dejó volver. Fue un poco de todo. Incluso ese 6- 1 del primer set fue engañoso. Se produjo porque el argentino cometió algunos errores en momentos críticos que falsearon el luminoso, pero incluso en esos instantes algo no iba bien para el suizo. En los días anteriores había cedido sólo nueve puntos con su servicio ante González y había ganado 30 de 33 puntos con su primer saque ante Kiefer. Pero esta vez las cosas no marchaban. Fallaba más de la cuenta y su derecha, siempre tan segura, era un cañón con mira desviada, más fallona que nunca. A David la bola le corría mucho y en el segundo set comenzó a cruzar los tiros a gran velocidad, presionando desde el fondo, combinando juego y llevando a Federer a terrenos pantanosos. El suizo no está acostumbrado a esas cosas. Suele llevar la iniciativa y cuando la pierde algo le carcome el brazo y le incomoda especialmente. Nalbandian, viejo zorro, experto en toda clase de lides, vio la ocasión. Su nariz, enorme, capaz de captar todos los matices, percibió que algo no iba bien al otro lado de la cancha. En el segundo juego del segundo set logró un break y con él Final dobles Bob y Mike Bryan (EE. UU. 1) a Marcin Matkowski y Mariusz Fyrstenberg (Pol. 6- 3, 7- 6 (4) Palmarés 2002 Andre Agassi (EE. UU. 2003 Juan Carlos Ferrero 2004 Marat Safin (Rus. 2005 Rafael Nadal 2006 Roger Federer (Sui. 2007 David Nalbandian (Arg. se le abrió la puerta ante un rival que había llegado a la final sin ceder un solo set. A pesar de que su primer servicio no acababa de entrarle, David se mostró siempre muy consistente con la bola en juego y a Roger le salían pocas cosas, sobre todo cuando lo intentaba con su derecha, que es la que desarbola a sus rivales. El helvético pretendió volver en cada servicio de David, pero éste no le dejó nunca, le presionó con bolas muy largas y con un revés paralelo estupendo que le dio muchos puntos en los momentos decisivos del partido. El argentino igualó el partido y luego, en la manga decisiva, logró un break en el tercer set aprovechando los continuos errores de Federer, que no parecía él, fallando de forma insólita ante la presión de David (38 errores no forzados) lo que le acabó llevando a la tumba. David Nalbandian muestra sonriente el trofeo ganado ayer en Madrid FRANCISCO SECO David Nalbandian s Ganador Muchos errores no forzados Le presioné todo lo que pude y jugué de forma increíble. Si no se hace así es muy difícil ganarle He ganado a los tres mejores del mundo en tres días. Es la recompensa del duro trabajo que venimos haciendo Federer: Él jugó francamente bien y yo no estuve a mi mejor nivel. Es así de simple LA MAYOR PERLA ARGENTINA EXPLOTA Pasa por ser el mayor talento- -junto a Guillermo Coria, que ahora vuelve- de la última generación argentina. Un tenista de enorme calidad J. M. C. MADRID. Todo en David Nalbandian fue siempre exagerado. Desde que empezó a jugar a los cinco años en su tierra natal, allí en Unquillo (Córdoba) los ojos de los expertos se entrecerraron: Ahí había un potencial tremendo. Cuando ganó el US Open junior los argentinos, tan dados ellos a proclamar héroes, vieron al salvador de la patria Y, francamente, lo era. Dotado de un talento inmenso para el tenis, completaba todos los golpes sin apenas fisuras: excelente servicio, firmeza en la táctica, lectura de juego, un revés formidable (sobre todo el paralelo) y una derecha sólida como una roca pero, fundamentalmente, era el resto, espléndido, el que le distinguía de los demás hasta convertirse en unos de los jugadores que mejor restan del circuito (junto al mismo Federer) Sin embargo, luego se detuvo hasta el punto de llegar siempre al casi: casi gana Roland Garros (le derrotó Coria) y Wimbledon (le venció Hewitt) Es el único argentino que llegó a semifinales de los cuatro Grand Slam. Pero debió cansarse de tanto casi porque además le llegaron las lesiones, se descuidó, engordó hasta límites casi grotescos y se fue del número tres del ranking hasta el 25. Ahora ha dicho basta y ya ha regresado. Cuidado con él.