Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 22 s 10 s 2007 Primera división s Octava jornada DEPORTES 103 Así jugó el Atlético Leo Franco: bien. Perea: bien. Pablo: bien. Zé Castro: bien. Pernía; bien. Luis García: bien. Raúl García: bien. Maniche: bien. Maxi: notable. Forlán: notable. Agüero: bien. Jurado: regular. Valera: bien. Cleber: bien. El técnico. Aguirre: bien. Supo resolver el centro del campo rocoso que diseñó el contrario. Lo mejor: El sentido colectivo del equipo y el doblete de Maxi. Lo peor: la lesión de Perea. Así jugó el Zaragoza César: bien. Diogo: regular. Ayala: regular. Sergio Fernández: mal. Ayala: regular. Juanfran: regular. Gabi: mal. Luccin; regular. Zapater: regular. Aimar: regular. Diego Milito: mal. Oliveira: mal. D Alessandro: mal. Sergio García: bien. Pavón: s. c. El técnico. Víctor Fernández: mal. Ni dio con el equipo ni ofreció soluciones. Lo mejor: la entrada de Sergio. Lo peor: la excesiva dureza. Maxi logró un doblete y felicitó a su madre con un mensaje grabado en la camiseta interior AFP La mejor versión del Atlético Buen partido ante un rival directo en la lucha por los puestos europeos. Muy superior, jugó bien y pudo lograr una goleada ante un descosido Zaragoza Atlético Zaragoza 4 0 buenas sensaciones y demostró que puede ser superior a rivales de la talla del Zaragoza. Que puede ser solvente porque en sus filas cuenta con futbolistas de mucho talento. Y cuando hay talento se marcan las diferencias. Como en los dos primeros goles del Atlético. En uno Forlán pone un balón de ensueño a Luis García para superar a César. Y en el otro, caviar de Maxi para que Forlán pique el balón ante la salida del portero. Y que cuando juegan dos extremos que apoyan al centro del campo crece el juego colectivo. Al equipo de Aguirre le vienen bien los partidos de mucho recorrido, de ida y vuelta. En el combate a cara descubierta suele pegar duro. Al equipo rojiblanco se le había criticado mucho en jornadas anteriores que cuando se ponía por delante en el marcador bajaba el pistón y se dedicaba a sestear. Como en Murcia. Después del batacazo del Nou Camp al equipo le cayeron una granizada de críticas, en las que cuestionaba su capacidad en las grandes citas. La de ayer era pintiparada. Suponía subirse al tren europeo o quedarse en el andén para esperar el vagón de los segundones. Y el Atlético se subió. Con actitud, con ganas, con rabia, con orden y con buen juego. Posiblemente ayer firmaron la mejor primera parte de la temporada, ayudado por un calamitoso Zaragoza que sigue sin encontrar el rumbo. Víctor Fernández volvió a modificar el dibujo para protegerse. Aparcó el rombo y diseñó un medio de campo de corte espartano con Luccin, Zapater y Gabi, éste escorado en el costado derecho, mientras que Aimar, partiendo de la izquierda gozaba de libertad para moverse por detrás de los delanteros porque Perea, ayer el recambio de Seitaridis, no acostumbra a subir la banda. La suplencia de D Alessandro en el otro costado era una renuncia infame al juego por los carriles. La jugada tampoco salió bien. Sus centrocampistas no fueron capaces de sostener el partido y el Atlético, jugando a la contra, puso en más de un aprieto a César, amén de los goles. Se equivocó Víctor. Lo reconoció con su rectificación en el descanso. Quitó a Gabi y entró D Alessandro. El Zaragoza ganó en amplitud de campo, pero nunca encontró una fisura en la excelente defensa del Atlético, cimentada en el orden y en el espíritu colectivo. Los maños se volcaron para buscar un gol que les metiese en el partido y lo único que hallaron fue la puntilla. El Atlético pudo armar el contragolpe de manera asidua y así llegó el penalti de Sergio sobre Maxi. El argentino no falló y hurgó en una herida que llevaba abierta mucho tiempo. Quedaba casi media hora para el final y el encuentro ya estaba muerto. Los minutos de la basura fueron para el lucimiento de algunos, como es el caso del zaragocista Sergio García- -es inexplicable que sea suplente- para que Valera volviese después de siete meses de ausencia por lesión o para que Maxi Rodríguez lograse el doblete. El resultado pudo ser de escándalo si los rojiblancos hubiesen sacado provecho de los espacios que concedió el rival en la segunda mitad. En muchas jugadas buscó el adorno más que la efectividad. Hasta que apareció por el área Maxi, un hombre que no entiende de cortesías. Víctor rectifica Atlético (4- 4- 2) Leo Franco; Perea (Valera, m. 70) Pablo Zé Castro, Pernía; Luis García, Maniche (Cleber, m. 75) Raúl García, Maxi; Agüero y Forlán (Jurado, m. 65) Zaragoza (4- 4- 2) César; Diogo, Sergio (Pavón, m. 75) Ayala, Juanfran; Gabi (D Alessandro, m. 46) Zapater, Luccin, Aimar; Diego Milito y Oliveira (Sergio García, m. 64) Árbitro Pérez Lasa. Mostró cartulina amarilla a Pernía, Ayala, Diogo, Luccin, Sergio Fernández, Maxi Rodríguez, Zapater y Raúl García. Goles 1- 0, m. 9: Luis García. 2- 0, m. 34: Forlán. 3- 0, m. 63: Maxi Rodríguez, de penalti. 4- 0, m. 90: Maxi. El Athletic arrasa al Valladolid en veinte minutos de fantasía PACO IZQUIERDO VALLADOLID. Con veinte minutos de juego galáctico, el Athletic de Bilbao se hizo con los tres puntos en su visita al Real Valladolid. Aritz Aduriz no tuvo piedad de su ex equipo y ya a los diez segundos de partido colocó un remate de cabeza en el larguero castellano. Fue el preludio de los dos tantos posteriores, el primero con la colaboración de un desacertado Butelle que vio como el balón pasó entre sus piernas. Con el 0- 2 los vascos simplemente controlaron y sólo un penalti transformado por Víctor Valladolid Athletic Valladolid: Butelle; Baraja, García Calvo (Kike, min. 75) Rafa, Marcos; Borja (Vivar, min. 34) Álvaro Rubio, Sisi, Capdevila (Sesma, min. 86) Víctor y Ogbeche. 1 2 Subirse al tren de la UEFA Athletic: Iraoz; Zubiaurre, Ocio, Amorebieta (Ustaritz, min. 21) Koikili; Iraola, Orbaiz, Javi Martínez, Gabilondo; Etxeberria (Murillo, min. 83) y Aduriz (Vélez, min. 65) Árbitro: Pérez Burrull (colegio cántabro) Amonestó a Rafa, Orbaiz, Iraoz y Javi Martínez. Goles: 0- 1: min. 10, Aduriz. 0- 2: min. 31, Aduriz. 1- 2, min. 70, Víctor de penalti. JULIÁN ÁVILA MADRID. Totalmente confirmado. Este Atlético esta para pelear por los puestos de la UEFA. Después del último descalabro en Barcelona y del tropezón con el Madrid en el Bernabéu cundió la idea de que este equipo adolece de mimbres y de carácter para pujar por la Liga de Campeones. De momento anoche dejó en el minuto 70, puso algo de emoción a un encuentro en que los rojiblancos fueron muy superiores a un Valladolid que sigue en caída libre.