Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 22- -10- -2007 85 Ecos naturales Libro Conservación Nacen 40 tortugas bobas en Almería Un total de 40 huevos de tortuga boba (Caretta caretta) han eclosionado en las playas de Cabo de Gata, en Almería, dentro del proyecto de reintroducción de esta especie en las costas españolas que dirige el CSIC. El pasado 1 de octubre el equipo del CSIC, coordinado por el investigador Adolfo Marco, de la Estación Biológica de Doñana, trasladó 1.000 huevos de tortuga boba a España procedentes de Cabo Verde. Un total de 800 huevos se instalaron en Canarias y 200 viajaron a Andalucía, donde 120 se instalaron en incubadoras en Sevilla y 80 se depositaron en nidos de arena en playas almerienses. El objetivo es determinar la viabilidad de la reintroducción de esta especie de reptiles en las costas españolas. En un momento en que el cambio climático se ha convertido en uno de los mayores desafíos para la Humanidad, aparece un libro polémico que intenta poner de manifiesto la ausencia de consenso científico sobre el tema. Guía políticamente incorrecta del calentamiento global (y del ecologismo) recoge una mordaz crítica e ironía frente a los movimientos ecologistas y desmonta algunos de los datos recogidos en el documental Una verdad incómoda del Premio Nobel de la Paz Al Gore. www. ciudadela. es A. A. L. Una excavadora limpia de cañas y barro las afueras de la ciudad alicantina de Calpe tras la riada El junco también frena el agua y no se arranca fácilmente Ecologistas en Acción apunta a la suma de exceso de cañizo y hormigón D. M. ALICANTE. El colectivo Ecologistas en Acción, uno de los más representativos del activismo medioambiental en España, se ha posicionado junto a la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, para apuntar a las responsabilidades del Ejecutivo autonómico valenciano en las riadas por su euforia urbanística. No obstante, el responsable del colectivo en Alicante, Carlos Arribas, matiza el mensaje exculpatorio sobre la contribución del cañizo al desastre. El ecologista defiende que la vegetación cumple una función fundamental de regulación hídrica -es decir, que a través de la absorción, se mantiene el nivel del caudal- Asimismo afirma que, cuando el lecho es arenoso, también disminuye la velocidad del agua No obstante, advierte que el cañizo es una especie foránea, y por tanto, invasora Al lograr introducirse en las zonas húmedas- -como la comarca alicantina afectada- se ha respetado su presencia. Sin embargo, otras especies autócto- nas desarrollarían la misma función Entre estas especies, destaca el junco, que ofrece resistencia al agua, pero se dobla y es muy difícil que sea arrastrado Al margen de la calidad de la vegetación, Arribas señala también al urbanismo como agravante. En realidad, el ecologista reparte las culpas por el desastre en la Comunidad Valenciana entre el exceso de vegetación- no se retiran las plantas muertas, que son las que el agua arrastra con más facilidad -y el pavimentado, que impermeabiliza grandes superficies de suelo No se trata, dice, sólo de las casas Cada urbanización conlleva viales e infraestructuras que no absorben la lluvia. De esta forma, según argumenta Arribas, aumenta la velocidad del agua y, por tanto, se reduce su tiempo de llegada desde el punto de impacto hasta el río, incapaz de asimilar esas elevadas cantidades de caudal en poco tiempo. Cuarenta tortugas bobas nacieron el viernes en el Cabo de Gata CSIC Eficiencia energética Etiqueta ecológica para los productos que consumen energía Los productos que utilicen energía para su funcionamiento, excepto los medios de transporte, deberán tener una etiqueta ecológica comunitaria. La nueva norma define los requisitos de diseño ecológico y se aplicará, por ejemplo, a las calderas de agua caliente alimentadas por combustibles líquidos o gaseosos, a los frigoríficos, congeladores y aparatos combinados eléctricos de uso doméstico y a las lámparas fluorescentes. Especies amenazadas Futuro esperanzador para el lagarto gigante de La Gomera La población del lagarto gigante de La Gomera, uno de los vertebrados más amenazados del planeta, se ha triplicado en siete años, según los últimos datos del centro de cría y reproducción de esta especie. Frente a los 40 adultos en libertad que había en 2001, en 2004 se pasó a más de 80 y hoy la población natural alcanza los 120 ejemplares. En 2009 podría iniciarse la puesta en libertad de los primeros criados en cautividad. Se reduce el tiempo Especie invasora