Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 INTERNACIONAL www. abc. es internacional LUNES 22- -10- -2007 ABC El centro derecha de Tusk derrota a Jaroslaw Kaczynski y podrá gobernar en coalición La mayor participación desde la caída del comunismo desaloja al primer ministro, que promete una oposición diferente RAMIRO VILLAPADIERNA ENVIADO ESPECIAL VARSOVIA. Una alta participación y una rotunda victoria de la Plataforma Cívica (PO) el partido de Donald Tusk, de centro derecha, según los sondeos. Así se podría resumir la jornada electoral de ayer en Polonia. El PO obtuvo el 44,2 por ciento de los votos, frente al 31,3 por ciento obtenido por el partido Ley y Justicia (PiS) del actual primer ministro, Jaroslaw Kaczynski. Con el apoyo de su probable socio de coalición, el Partido Campesino Polaco (PCP) que ha conseguido un 7, 9 por ciento de los votos, ambos grupos tendrían (con 255) de sobra la mayoría en el Parlamento. La Cámara Baja tiene 460 escaños. Quiero agradecer a todos los que hoy han ayudado a elegir el mejor destino Polonia declaró Tusk en la sede de PO, mientras sus seguidorescantaban una típica canción polaca de felicitación y agitaban miles de banderas, dando rienda suelta a una emoción contenida por la larga espera. Casi simultáneamente, el gran derrotado de la noche, afirmaba ante los suyos que seremos una oposición diferente de la que hemos tenido durante estos dos años de gobierno, pero seremos fuertes y exigiremos a PO que cumpla todas sus promesas Kaczynski, pese el fracaso, recurrió al optimismo y aseguró que su partido ha doblado el número de votos en estas elecciones. De nada le sirvió a Kaczynski la cruzada moral que durante sus dos años de gobierno lideró contra la corrupción y los ex comunistas, pues la ciudadanía, al final, optó por el milagro económico que prometen los liberales, que aseguran van a revolucionar la economía y convertir Polonia en la nueva Irlanda. Los primeros resultados se hicieron esperar tres horas más de lo previsto, debido al silencio impuesto por la Comisión Electoral Polaca, que se vio obligada a alterar su agenda inicial dado el espectacular índice de participación, sobre todo en algunos colegios de Varsovia, que tuvieron que permanecer abiertos durante más tiempo del estipulado, por quedarse sin papeletas. Los resultados de anoche confirman los de las últimas encuestas publicadas esta semana. La victoria aplastante del líder del principal partido de la oposición polaca, Donald Tusk, de la Plataforma Cívica, en el debate televisado del pasado lunes consiguió que su partido remontara, de manera fulgurante, en los sondeos pre electorales. Los comicios eran importantes también por su consiguiente impacto sobre la política exterior del país, relevante dentro de la UE por sus múltiples objeciones, ya superadas, respecto al nuevo Tratado de Lisboa y, en un contexto aún más amplio, por ser la posible sede de instalación de un sistema de defensa antimisiles desarrollado por EE. UU. junto a la presencia polaca en Irak y Afganistán, como había prometido el PO. El PO, pues, mejorará las relaciones con la UE y, además, acelerará las reformas económicas. Las elecciones legislativas de ayer fueron aprobadas el pasado 7 de septiembre, tras la disolución del Parlamento polaco. El objetivo era solucionar el conflicto abierto el pasado mes de julio, después del abandono de uno de los socios minoritarios del Gobierno, encabezado por los gemelos Kazcynski (presidente y primer ministro polacos de Ley y Justicia (PiS) dejara a éste en minoría. Desde 2005, el país había sido gobernado por débiles coaliciones formadas por miembros de la derecha representada por la Liga de las Familias Polacas y el partido de Autodefensa (AD) de base agraria. El pasado 9 de julio, el primer ministro, Jaroslaw Kaczynski, destituyó a su viceprimer ministro, Andrzej Lepper, por sus presuntos vínculos con un caso de corrupción. Le- Oposición diferente El gemelo Lech Kaczynski seguirá como jefe del Estado, pues su mandato no expira hasta 2010 Donald Tusk se dio un baño de masas al conocer los resultados AFP Alberto Sotillo LOS PÚGILES KACZYNSKI olonia ha sido siempre un pueblo valiente. Tal vez temerario, como aquella carga de caballería de su Ejército frente a los carros de combate nacionalsocialistas. La última carga de caballería de la historia. En los tiempos del Pacto de P Varsovia no había un pueblo más anticomunista que el polaco. En aquellos tiempos los polacos besaban la mano a las señoras, presumían de católicos y caballerosos y eran capaces de pasar una noche en vela contando chistes antisoviéticos. Pero una cosa es ser un pueblo combativo, y otra vivir en constante pugilato y apuntarse a todas las peleas que pasan por la puerta de casa, como han hecho los Kaczynski. Tanta camorra con alemanes, rusos, compatriotas y fantasmas del pasado ha terminado convirtiendo a Polonia en el vecino raro y cada vez más aislado de Europa. Los Kaczynski basan gran parte de su popularidad en la buena marcha de la economía. Pero ésta sería inconcebible sin su integración en la Unión Europea y sin el potente chorro de dinero procedente de la misma, en especial de Alemania. De ahí lo irracional de su antieuropeísmo y de sus venenosas críticas al paciente vecino germano. A los polacos les puede gustar que sus dirigentes se fajen de vez en cuando por alguna causa perdida. Pero, por populares que hayan sido los gemelos, sus pugilatos no dejan de ser una anomalía. La inmensa mayoría de los polacos son europeístas y no comparten la retrocamorra de sus dirigentes. Los Kaczynski, Jaroslaw y Lech, son una extravagancia en su propio país: gana- ron votos gracias a la misma Unión Europea con la que andaban a puñetazo limpio, pero no dejaron de ser dos tipos raros y no muy representativos de sus compatriotas. Es de esperar que estas elecciones corrijan la anomalía que ha imperado en Polonia en estos años. En parte el comportamiento de los hermanos gemelos ha estado hipotecado por los pequeños partidos reaccionarios con los que se aliaron para formar gobierno y que tendrían que eclipsarse tras estas elecciones. Y en parte, los polacos se las sabrán arreglar para pasar el mensaje de que el cuerpo no les pide buscar camorra con todo el que pase delante de casa.