Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Domingo 21 de Octubre de 2007 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.548. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 3,20 Bélgica: 3,00 Estados Unidos: 3,50 USD. Francia: 3,05 Irlanda: 3,00 Italia: 2,80 Holanda: 3,00 Portugal: 2,45 Reino Unido: 1,80 LE. Suiza: 5.40 CHF. Marruecos. 30 Dh. Irene Lozano VIDEOPOLÍTICA DE CAMUFLAJE ara descartar que una imagen valga más que mil palabras basta un sencillo experimento: encender el televisor sin sonido. El jueves lo hice viendo las noticias y pensé que había estallado una nueva Intifada hasta que, gracias a las palabras de la reportera, me enteré de que no se trataba de disturbios en Gaza, sino en la Cañada Real. El último vídeo del presidente, en versión muda, me hizo tomarle por un amiguete que disfruta con los guiñoles, un hombre de a pie en la estela de Gordon Brown, al que han buscado el lema Not Flash, just Gordon para que no vayan a pensar los ciudadanos que el primer ministro es distinto de ellos. Claro. Probé también con el vídeo de Rajoy del 12- O, aunque no pude terminar: me precipité a subir el volumen temiendo que me hubiera pasado inadvertida su victoria electoral y estuviera perdiéndome su primer discurso desde el palacio presidencial. Claro. ¿Por qué los que gobiernan quieren parecer hombres comunes y los que están en la oposición remedan la estética del poder? Las palabras de ambos no descifraban el enigma, sino que abundaban en la teatralización. Los attrezzistas de los partidos amueblan un cuarto y un discurso con el mismo fin: que el camuflaje verbal y el visual se potencien entre sí. El gobierno de Bush ha explotado hasta la extenuación estos recursos: allí aún lo recuerdan a bordo del Air Force One anunciando el éxito en Iraq mientras en la pantalla aparecía sobreimpresa una y otra vez la leyenda Misión cumplida Claro. Ya sabemos qué consecuencias esperar de este modus propagandi: una barata devaluación de la realidad y la sensación de que nos toman por idiotas. Conviene estar prevenidos ahora que llega aquí la vídeopolítica rampante. P Barsamian, con el globo terráqueo que manoseó Hitler y que ahora saca a subasta AP El globo de Hitler John Barsamian, un nonagenario veterano de la Segunda Guerra Mundial, saca a subasta un globo terráqueo que encontró en mayo de 1945 entre las ruinas de Berghof, la residencia alpina de Adolf Hitler en Bavaria POR PEDRO RODRÍGUEZ racias en buena parte a la escena más celebrada de Charlie Chaplin en El gran dictador -la inolvidable parodia de megalómanos juegos malabares con el mundo- -una subasta de antigüedades prevista para el mes que viene en San Francisco está atrayendo todo un morboso y adicional interés. En el catálogo, el lote estrella es un globo terráqueo en alemán. Una pieza que no resulta excepcional por sí misma salvo por su documentada procedencia: las ruinas de Berghof, la mansión de Adolf Hitler en Bavaria Su propietario es John Barsamian. Un anciano que forma parte de lo que en Estados Unidos se conoce como la generación más grande es decir la que tuvo que combatir en la Segunda Guerra Mundial. En el caso de Barsamian, su destino en primera fila del frente europeo le planteó la oportunidad de llegar en mayo de 1945 hasta la residencia alpina del líder nazi. Ya convertida en escombros por la aviación aliada y saqueada, el joven Barsamian consiguió hacerse con uno de los últimos souvenirs disponibles: un globo terráqueo, dañado por esquirlas. El oficial de 28 años pensó que el monstruoso dueño de ese mapa esférico- -que días antes se había suicidado en su bunker de Berlín asediado por tropas soviéticas- -no lo necesitaría más. A pesar de los desperfectos en su superficie, el globo germano muestra una serie de inquietantes líneas dibujadas en tinta azul, verde y roja. Algunas cruzan el Atlántico. Pero nadie conoce exactamente quién las trazó o porqué. Durante medio siglo, Barsamian ha mantenido el supuesto globo de Hitler en su casa de Oakland sin darle mucha importancia. Depositado en un rincón discreto y sin presumir de su procedencia. Pero sin perder nunca la minuciosa documentación sobre su origen, que incluye una foto suya en Berghof junto a su descubrimiento y un certificado oficial de transporte. Barsamian es capaz con el dedo de seguir su odisea bélica de cuatro años. Desde California hasta Escocia. Saltando desde Normandía hasta la rendición incondicional de la Alemania nazi. Pero tras haber superado un cáncer y haber enviudado, el veterano de 91 años ha decidido hacer limpieza, poner orden en sus asuntos y vender el globo terráqueo de 45 centímetros de altura y 33 de diámetro pero tan cargado de historia. Estoy en edad de saber desprenderme de cosas ha dicho el hombre. Algunas estimaciones hablan de que el mejor postor puede pagar hasta 20.000 euros en la subasta convocada para el 13 de noviembre. Pero hasta que resuene el último martillazo, no se sabrá el precio final de esta nefanda reliquia. G