Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
102 GENTE www. abc. es gente DOMINGO 21- -10- -2007 ABC El Juli se corta la coleta de la soltería La ciudad de Jerez vivió ayer con entusiasmo y gran expectación la boda del diestro madrileño con la joven Rosario Domecq; tras siete años de relación, se convirtieron en marido y mujer POR EUGENIO CAMACHO JEREZ. Después de siete años de noviazgo llevados con la más absoluta discreción, el diestro Julián López Escobar El Juli y Rosario Domecq Márquez se convirtieron ayer en marido y mujer en Jerez, ciudad natal de la novia. La boda del año, como se la ha venido denominando, respondió a las expectativas. Unos cuatrocientos invitados fueron testigos del sí, quiero de los novios en el interior de la iglesia de Santo Domingo, mientras miles de curiosos se daban cita en el exterior del templo para ser testigos del feliz enlace y del desfile de personajes del mundo taurino, empresarial y social. Entre los invitados, se encontraban Javier Conde y Estrella Morente; Finito de Córdoba y Arancha del Sol; Raúl Gracia El Tato y su esposa; Curro Vázquez y su mujer; Fermín Bohórquez; el ex alcalde de Madrid José María Álvarez del Manzano y su esposa, María Eulalia Miró. También quisieron acompañar a los novios, Enrique Ponce y Paloma Cuevas, que sólo pudieron acudir al almuerzo al sentir ella molestias debido a su embarazo. La novia, que lucía un vestido estilo duchesse de seda color blanco roto diseñado por Miguel Palacio, llegó a la iglesia en una carretela del siglo XIX acompañada por su padre y padrino, Pedro Domecq. Rosario llevaba como único adorno una diadema de brillantes, que recogía el peinado del estilista sevillano Paco Cerrato. Del brazo de su padre, Rosario era recibida en la puerta principal de la iglesia conventual por el padre Martín Alexis, sacerdote dominico y director espiritual de la Real Hermandad del Rocío de Jerez. Antes de acceder a su interior, novia y padrino tuvieron que aguardar para que estuviesen colocados los cientos de invitados que abarrotaban las tres naves de la iglesia. Minutos antes hacían acto de presencia en la concurridísima Alameda de Cristina, el novio y su madre y madrina, Manuela Escobar, que se mostraron emocionados y muy cariñosos con las miles de personas que les vitoreaban. La madrina lucía un diseño de Lorenzo Caprile de color verde, ribeteado en negro, mientras que el novio vestía el clásido chaqué con corbata gris y chaleco. El día más feliz de su vida A continuación llegaron al templo Julián López, padre del contrayente, acompañado por su hija Manuela, e Ignacio López, hermano de El Juli, que lo hacía junto a su esposa, Rocío Mozo, quien lucía un diseño en tono azul marino del modista Miguel Palacio. Tras una hora de ceremonia religiosa, celebrada en la más estricta intimidad, El Juli y Rosario Domecq aparecieron radiantes en la otra portada del templo, la Puerta del Rosario, ya convertidos en marido y mujer, provocando de nuevo los aplausos del público. A pesar de los escasos metros de distancia que separan esta fachada lateral de Santo Domingo de la puerta principal del Palacio Domecq, donde se celebró el almuerzo, los novios se dieron su tiempo y no dudaron en atender a los numerosos periodistas que cubrían el evento. El Juli, muy sonriente, declaraba sentirse muy tranquilo en el día más feliz de su vida. Una vez alcanzado el Palacio Domecq, edificio del siglo El Juli y Rosario Domecq, ya convertidos en marido y mujer, a su salida de la iglesia La novia lucía un diseño de Miguel Palacio de estilo duchesse en seda de color blanco roto Javier Conde y Estrella Morente, que escogió para la ocasión un vestido rojo y mantón a juego Arancha del Sol, de gris perla y negro y con pamela, junto a su marido, Finito de Córdoba