Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA DOMINGO 21 s 10 s 2007 ABC Rajoy acusa al Gobierno de asaltar el Constitucional Denuncia que Moncloa pretende poner una gestora en el Alto Tribunal s Moraleda habla de evitar un daño irreparable ABC BAEZA (JAEN) El presidente del PP, Mariano Rajoy, criticó ayer la decisión del Gobierno de recusar a dos magistrados del Constitucional, un hecho que tachó de asalto a la institución, al tiempo que consideró que el Ejecutivo no puede hacer lo que está haciendo ya que el TC no forma parte del PSOE En un acto público celebrado en Baeza (Jaén) subrayó que un Gobierno no puede asaltar al TC y alegó que el PSOE puede expulsar a sus dirigentes, pero no puede confundir al TC con su partido si bien lamentó que Moncloa parece que lo que pretende hacer es una gestora en el TC como las que hace en su formación Eso no es democrático ni propio de un país libre, sensato y razonable sentenció. Así, el líder del PP argumentó que los jueces deben ser independientes mientras que el Gobierno no puede presionarles ni debe meterse en lo que no le autoriza la Constitución Agregó que este asunto es muy delicado e importante porque en él reside la esencia de la democracia, en la que unos legislan, otros gobiernan y otros aplican la Ley Además, hizo referencia al desfile de la Fiesta Nacional, jornada en la que la vicepresidenta, Teresa Fernández de la Vega, abroncó a la presidenta del TC, María Emilia Casas. Aquí- -manifestó- -hay que afirmar hasta lo obvio porque una vicepresidenta del Gobierno no puede abroncar en público a la presidenta del TC ni puede decir palabrotas, no es de buena educación informa Ep. Rajoy acudió ayer a Baeza (Jaén) para apoyar a Javier Arenas En este punto, Rajoy acusó al Ejecutivo de estar poniendo todo patas arriba toda vez que se está discutiendo la nación, se discute la bandera, se discute la forma del Estado y ahora se pretende hacer una invasión del Constitucional Ante toda esta situación, el líder del PP subrayó que tienen la obligación de pedir un poco de respeto a las reglas, un poco de sentido común y un poco de razón porque esto es una democracia liberal y avanzada y lo que ha hecho el Gobierno no se puede hacer concluyó al respecto. Una visión muy distinta es la que mantiene el Gobierno MANUEL MIRO El líder del PP recrimina a De la Vega por abroncar en público a María Emilia Casas recusante cuyo secretario de Estado para la Comunicación, Fernando Moraleda, argumentó que la decisión de recusar a dos magistrados del TC se ha tomado para garantizar la independencia judicial y que el Alto Tribunal no sufra un daño irreparable El PP critica al Gobierno por algo que él previamente había hecho. No sé si cuando lo hace él, por ser el PP, está bien, y cuando lo hace el Gobierno o cualquier otro está mal comentó. ONIRISMOS Ningún economista discute que el endurecimiento del crédito que la crisis mundial en curso ha provocado nos va a complicar la vida habitación enorme? Imposible precisarlo. La gramática onírica conoce caminos, atajos, que no se pueden reproducir en estado de vigilia. Encendemos la luz y nos sentamos en el borde de la cama. En frente hay un espejo, en el que se refleja un tipo con pijama a rayas, sentado en el borde de una cama. A ese tipo le dolerán un poco las articulaciones cuando haga un esfuerzo por incorporarse del todo. Y es que la vigilia es más ingrata que el sueño. El sueño es maravillosamente fácil, es certero. En el sueño, al revés que durante la vigilia, somos capaces de atravesar las paredes y usar una lengua que no figura en el diccionario. Les he relatado un sueño que he tenido o que habría podido tener. Y también les he relatado la sensación que experimenté escuchando el lunes pasado al presidente, en el Casino de Madrid. Me pareció que el presidente era el hombre de la habitación, y que yo vigilaba su sueño mientras él soñaba. Datos, cifras, hechos, entraban en una retorta mágica y se transformaban en otras cifras, otros hechos, otros datos. Consideremos, por ejemplo, la evolución de nuestra productividad. Ha mejorado durante los últimos meses. Ahora bien, no ha dejado de empeorar con relación a la media de los quince, incluidos los últimos meses. El presidente convirtió el descenso en un ascenso. Y construyó un itinerario fantástico que arranca de las inversiones recientes en I+ D y concluye, tras el aumento de la productividad, en un aumento simétrico del PIB. En este caso, el onirismo conceptual resulta más inquietante que la alquimia aritmética. Es notorio que el mecanismo que engrana la investigación con el crecimiento económico opera de modo lento y siempre problemático. Es notorio que una cosa es extender líneas de crédito a las empresas y engrosar el capítulo I+ D y otra muy distinta que éstas apliquen los recursos con provecho. Es notorio que desde un tiempo crece nuestro PIB, pero no la Álvaro Delgado- Gal Ocupamos el centro de una habitación enorme, atestada de gente. No vemos los rostros de los que nos rodean, ni oímos sus voces, pero sabemos, sabemos infaliblemente, que estamos sosteniendo una conversación en un idioma extraño. ¿En qué hablamos? En balcánico. El balcánico no es un idioma; ningún lingüista ha identificado jamás una lengua concreta que responda a ese nombre. Pero nuestro balcánico es rápido, persuasivo. En cierto instante apretamos los labios, formando con ellos el embudo que permite pronunciar la u francesa, y los circunstantes prorrumpen en aplausos. Nos despertamos. ¿Qué cosas admirables hemos dicho mientras éramos el hombre en medio de la renta per cápita. Es evidente que este contraste revela que la productividad no va bien. Es claro que hemos echado kilos gracias, en gran medida, a la inmigración masiva, la correlativa moderación salarial, y la subida del consumo interno. Ningún economista pone en duda que esto tiene algo que ver con la evolución negativa de nuestro equilibrio exterior. Ningún economista discute que el endurecimiento del crédito que la crisis mundial en curso ha provocado nos va a complicar la vida. Estos reparos no obran el menor efecto sobre el presidente. Son sólo cicaterías inspiradas por la mala fe. En cierto instante, en referencia a las estimaciones a la baja que el FMI ha hecho sobre el crecimiento económico español, Zapatero crispó el puño y endureció la voz, dibujando con el cuerpo un escorzo hostil. Los lingüistas profesionales sobran... cuando se está hablando en balcano. El director de ABC levantó cuestiones que Zapatero había eludido en su alocución inicial: el desafío de Ibarreche, el estatuto de Cataluña, etc... Las señales no fueron buenas. Salí con el temor de que no se hubiese renunciado a averiguar un arreglo político con ETA. Las declaraciones ulteriores del ministro de Justicia no han ate- nuado este temor. Pero no quiero hacer aquí elucubraciones, sino desarrollar una crónica. El presidente, que en la práctica ha consagrado el Estatut, y que libra una batalla campal en el TC con el fin de evitar su revocación jurídica, concibe la explosión estatutaria que gravita sobre el país como la maduración natural del Estado de las Autonomías. Con respecto al Estatut, hizo una reflexión curiosa. Afirmó que se trata de la reforma de un documento constitucional; pero si el Estatut reformado procede de la Constitución, no puede ser inconstitucional, por lo mismo que de un tigre y una tigresa sólo puede salir otro tigre, es decir, una criatura de la misma especie. No hizo, claro esta metáfora concreta, pero el mensaje fue el que acabo de contarles. ¿Cree Zapatero en su argumento? Mi opinión, es que sí. No es, en rigor, un argumento. Pero la lógica onírica no se rige por los mismos principios que la diurna. El presidente navega en un espacio paralelo, y navega aprisa. La distancia creciente entre la realidad y sus ilusiones, le harán cada vez más incompatible con quienes no se sientan obligados a darle, de oficio, la razón. Los líderes visionarios se pierden de vista, y con ellos, en ocasiones, los ejércitos.