Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 21 s 10 s 2007 OPINIÓN 5 UNA RAYA EN EL AGUA POLÍTICA COMO ESPECTÁCULO Manifiestos, escritos, comentarios, discursos; humaredas perdidas, neblinas estampadas (Rafael Alberti) N minuto y ocho segundos. Eso es lo que dura el mensaje político más celebrado, debatido y comentado de la semana enEspaña, elvídeo delaZ, insustancial apoteosis de la política sincopada: un partido, un programa, una ideología, incluso unaHistoria, reducidos a una sola letra. Bastante más corto aún resulta el otro momento de oro de nuestras tornadizas audiencias, el chispazo de heIGNACIO rida insolenciacon queCaCAMACHO rod Rovira formulaba su peregrina síntesis nominalista del soberanismo catalán. En total, ni dos minutos de grabacionesdeYoutube; en una, un tipomalencarado protesta de su presunta identidad nacional con una frase marmórea: Yo no me llamo José Luis En la otra, un muñeco sonriente que sí se llama José Luis cifra su esencia ideológica en el dudoso blasón de una peculiar prosodia de las consonantes dentales. Ésta es ladensidad deldiscursodominante en la escena pública española. Píldoras de banalidad para consumo de masas, el epítome de la política- espectáculo, el delirio cúspide de la oquedad sonora, los ecos machadianos de la propaganda superpuestos a las voces del pensamiento o el análisis. El marketing como valor supremo, el youtubismo como expresión de una doctrina con menos fondo que una lata de anchoas. A falta de proyectos que defender, de ideas que discutir, de conceptos sobre los que anclar el debate democrático, los estrategas de nuestros grandes partidos han puesto su futuro en las manos de los gurús de la publicidad, convencidos de que la política no es más que una mercancía de consumo en cuya venta no caben ni siquiera las oraciones subordinadas. No hace demasiado tiempo se trataba de dar con una idea; simple, escueta, contundente, desnuda, fácil de asimilar y de exponer, pero una idea, un fruto de cierta reflexión intelectual que aspiraba a condensar las aspiraciones de un grupo o a reflejar una visión de la sociedad y de su futuro. Eso ya es arqueología; ahora la cuestión es hallar una frase. Una simple expresión cuyo sentido empiece y acabe en su propio enunciado. Un significante sin significado, un envoltorio sin contenido, una fachada sin casa, un vestido sin cuerpo, un libro sin hojas. Un pictograma, una carcasa, un icono. Un fuego de pirotecnia que se disuelva en el aire con un brillante y ruidoso estallido. Todo este esfuerzo de desnutrición mental, desintética y vacíatrivialidad, ha encontrado en Youtube el ágora de la nueva democracia. Ni parlamento, ni periódicos, ni mítines, ni estrados: el universo bidimensional de la red es la cancha donde se dirime la partida de esta confrontación de la nada consigo misma. Anorexia intelectual, liviandad ideológica, frivolidad política. Filmad un plano, encontrad una palabra, acuñad una consigna, y tendréis la llave de un poder que entre todos hemos convertido en el triste guión de un espectáculo barato, de una sórdida comedia hueca, superficial y volátil. U IGNAZIO, CÓBRALE DERECHOZ A ZP sí que aparte de malvados, plagiarios. So copiones. Lo digo por la Z del vídeo escrito con aquella ortografía de la transcripción fonética que propuso una vez García Márquez, que era el Todo Vale aplicado a la gramática. Ahora lo escriben todo, a conveniencia, con Z de Zapatero. Reescriben la gongorina Fábula de Equis y Zeda de Gerardo Diego en el vídeo nuestro de cada día. Del Nulla dies sine linea de Plinio hemos pasado al Nulla dies sine video Hoy You Tube más que ayer, pero menos que mañana. Claro que se saltan la ortografía, y reescriben con Z la Revolución Francesa enterita: libertaZ, igualdaZ y fraternidaZ. Si se saltan la Constitución, ¿por qué van a respetar la pamplina de la ortografía? Me recuerdan en este punto lo que me ocurrió en tiempos de la oprobiosa con mi estimado Guillermo Jiménez Sánchez, el actual vicepresidente del Tribunal Constitucional, que por aquellos entonces estaba preparando oposiciones a Cátedra de Derecho Mercantil por el plan antiguo de romperse los codos del maternal chaleco de punto pegándolos a la mesa del flexo, dale que te pego al temario. Con Guillermo Jiménez SánANTONIO chez andábamos en la ilusa creencia de BURGOS que íbamos a derribar la dictadura de Franco oyendo por las noches Radio París y fundando partiditos para dar los jornales ganados a los policías de la Brigada Social. Para mí Guillermo Jiménez era como un protector hermano mayor, que me ayudó tela cuando estaba escribiendo Andalucía, ¿Tercer Mundo? lo que le agradecí con la inclusión de su nombre en los anglosajones agradecimientos de aquel ensayo que les descubrió a muchos la blanca y verde de la que ahora viven tan ricamente. El caso es que íbamos a no sé qué reunión clandestina para derribar la dictadura ¡por aquí! y llevaba yo al profesor Jiménez Sánchez en el Simca 1000 que me acababa de comprar a dita, con muchas fatiguitas, para que cupiese el cochecapota de mi hijo Fernando. Íbamos tarde. Y paré en un semáforo en rojo. Y con toda su gracia de retranca y sabiduría, Guillermo Jiménez EL RECUADRO A me dijo, muy serio, ante la roja luz semafórica: -Cuidado que eres absurdo, Burgos. Tú que te estás saltando a cada momento las Leyes Fundamentales del Movimiento, te paras aquí como un babieca para no saltarte un semáforo en rojo. Anda, tira, que vamos a llegar tarde. Y no llegamos. No creo que haya sido precisamente mi querido vicepresidente del Tribunal Constitucional el que se lo haya dicho, pero alguien le ha tenido que aconsejar algo por el estilo a ZP a la hora de grabar el vídeo de los disturbios del pisoteo ortográfico: -Si te has saltado la Constitución para que el Estado hocique ante la ETA y para romper el espíritu de consenso y reconciliación de la transición; si te saltas la separación de poder, ¿por qué no vas a saltarte la ortografía, que además es castellana, ni siquiera es gramática catalana del José Luis que no es José Luis ni aquí ni en la China? Creo que de esta forma es como se grabo el vídeo de la Z. Queman el Miranda Podadera como otros le meten mecha al retrato del Rey de España. -A propósito, ¡V E. R. D. E. Eso, V E. R. D. E. que te quiero V E. R. D. E. Que no se escribe con b de burro ni con Z de... ¿De Zapatero! ¡Un mojón pá ti! ¡De Ignacio Camacho! Aparte de malvados, son unos copiones. Lo que no es tradición es plagio, y esto del vídeo de la Z de ZP es un plagio, vamos, modelo Ana Rosa Quintana. El primero que dijo lo de era un genio: mi dilectísimo Ignacio Camacho, el querido vecino de aquí la 3 Columna Derecha. Y el segundo que ha dicho lo de es un copión. Y ya saben ustedes lo que la pasa al que la copia. Yo que Ignacio Camacho les pedía derechos de autor por la propiedad intelectual de la aplicación de la Z de Zapatero a la paz. Bueno, a la paz propiamente no le han aplicado la Z en todo el montaje, lo que denota su mala conciencia. Hablan de IgualdaZ, modernidaZ, prosperidaZ y solidaridaZ, pero no paZ, porque se les iba a ver el plumero demasiado. Aquí, como ustedes bien saben, nunca intentó nadie un un proceso de El que tiene la culpa del fracaso del proceso de es, como de todo,