Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 20 s 10 s 2007 CULTURAyESPECTÁCULOS 75 COLECCIÓN DE CINE DE CARY GRANT Pareja de ases maduros Consiga mañana, con ABC, una nueva película de Cary Grant, Indiscreta por tan sólo 7,95 euros LUIS CONDE- SALZAR INFIESTA Cuando la fascinadora actriz sueca Ingrid Bergman (1915- 1982) abandonó en 1950 a su marido, el doctor Peter Lindström, y a la hija de ambos, Pia, para enredarse en los brazos del director neorrealista italiano Roberto Rossellini, a quien conoció durante el rodaje de Strómboli los ambientes ultraconservadores de Estados Unidos, muchos y de gran poder, decidieron que aquello no era de recibo y que esos comp or t a m ie ntos poco ajustados al mínimo recato exigible eran un reclamo para que el demonio se le metiera en el cuerpo al casto pueblo. Hollywood, con las clavijas bien apretadas, le dio la espalda. La carrera de Bergman en la meca del celuloide parecía tocar a su fin. Eso a pesar de haber protagonizado títulos inolvidables de la historia del cine (como Casablanca nada menos) y de ganar un Óscar en 1944 por Luz que agoniza Gaslight dirigida por George Cukor) Tan sólo contó con un apoyo que, a la larga, sería fundamental en la reactivación de sus intereses profesionales: el de Cary Grant, amigo de la actriz desde que juntos protagonizaran Encadenados Notorious 1946, de Alfred Hitchcock) quien salió en su defensa argumentando que Ingrid era ya mayorcita como para hacer lo que le diera la gana. Gracias en buena parte a este apoyo el turbio asunto se fue difuminando, como el amor entre ella y Rossellini, que acabó en divorcio en 1957, un año después de que la actriz consiguiera su segunda estatuilla por Anastasia película rodada, eso sí, en tierras británicas. No le hacía mucha gracia, con razón, pisar suelo estadounidense. Por eso, cuando Cary Grant y el realizador Stanley Donen, que acababan de fundar la productora Grandon, eligieron a Bergman para el papel protagonista femenino de Indiscreta Indiscreet 1958) pensaron los tres que lo mejor sería desplazar el cuerpo principal de la historia a la ciudad de Londres. Allí es donde da comienzo esta enternecedora comedia romántica y cosmopolita, basada en el libreto teatral Kind Sir de Norman Krasna, autor también del guión. Indiscreta es una historia de amores maduros entre una exitosa actriz de teatro, Anna Kalman (Ingrid Bergman) retirada de los escenarios tras varios desengaños del corazón, y un diplomático de la OTAN, Phillip Adams (Cary Grant) separado según él aunque ni siquiera casado, según se entera ella. ¡Cómo se atreve a amarme y no ser un hombre casado! exclama la Kalman al destapar a Adams, que resulta ser un solterón irredento con pocas ganas de compromiso hasta que conoce a la bella intérprete. Cary Grant, por entonces, tenía 53 años y acababa de divorciarse de su tercera esposa, Betsy Drake. Bergman tenía 42. Stanley Donen dijo que Ingrid Bergman y Cary Grant habían nacido para interpretar aquella historia en aquel momento Era cierto: ambos están magníficos. Él con su habitual elegancia. Ella, también. AFP Tiñen de rojo la Fontana de Trevi Unos desconoci dos tiñeron de rojo la Fontana de Trevi, una de las grandes atracciones turísticas de Roma. El acto vandálico, que puede poner en peligro el conjunto escultórico de mármol de Bernini, ha sido reivindicado por el grupo FTM Acción Futurista 2007 que ataca la Fiesta del Cine de Roma: Vosotros sobre la alfombra roja, nosotros en una ciudad entera color rojo bermellón Los diez tenores cierran hoy en Madrid su gira española JULIO BRAVO MADRID. Así, a primera vista, alguien puede pensar que son como Il Divo, pero multiplicados por 2,5. Y es que son diez, tienen una imagen similar (traje y camisa negros) cantan de manera similar (pop con acentos líricos) y su repertorio viaja, en líneas generales, por vías parecidas. Sin embargo, Los diez tenores pueden presumir de llevar sobre los escenarios casi una década más que el exitoso cuarteto. Y hay más diferencias, porque mientras Il Divo nació como producto de laboratorio Los diez tenores fue, en origen, un grupo de diez amigos, diez colegas estudiantes de canto, que se reunieron para una única actuación, en un programa televisivo en Brisbane (Australia) donde residían. El éxito les llevó a repetir actuacion en otros lugares del país. El fenómeno fue creciendo relata Craig Hendry, uno de los últimos en llegar al grupo, en el que apenas quedan ya dos del conjunto original. Los diez tenores cierra hoy en el Palacio de Congresos de Madrid su primera gira por España, que les ha llevado a Cádiz, Murcia y Valencia. Algunos procedemos del mundo de la ópera, otros del musical y otros, como yo, del jazz- -apunta Hendry- El secreto es la amistad y camaradería que hay entre nosotros. No somos un producto de laboratorio Se resignan y aceptan las comparaciones con Il Divo, un fenómeno internacional que ha llegado a nuestro país antes que ellos. Al principio nos preocupaban esas comparaciones- -reconoce Hendry- pero hemos llegado a la conclusión de que tiene también su lado positivo, ya que puede ayudar a que públicos que no nos conocen se acerquen a nosotros Australia y Estados Unidos son, fundamentalmente, el territorio donde se ha movido el grupo. A España llegan por primera vez y han bastado unas horas en nuestro país- -ríe Hendry- -para declararse incondicionales del jamón. Arias y coros de ópera se unen en su espectáculo a canciones clásicas del pop (desde ABBA a los Bee Gees) arregladas conforme a sus singulares necesidades. Incluyen tres piezas en español: Por una cabeza Bésame mucho y Granada Nuestros conciertos no son clásicos Hay mucha comunicación con el público y mucho sentido del humor concluye Hendry. Comedia romántica