Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 20 s 10 s 2007 MADRID 51 Comienza el juicio por presunto acoso escolar en el Colegio Suizo ABC MADRID. El padre del menor de 10 años que supuestamente fue víctima de un caso de acoso escolar en el Colegio Suizo de Alcobendas, Fernando Sacristán, aseguró al inicio del juicio que espera una condena ejemplar para el centro y para René Portenier, quien era el director del mismo cuando se produjeron los hechos denunciados. El padre pidió durante el juicio que se tomara declaración a su hijo, a lo que la juez se negó, según explicó el progenitor, señalando: Bastante ha sufrido el niño para que yo le tome declaración informa Efe. Sacristán justificó la denuncia interpuesta al colegio y el juicio en que cuando él y su mujer acudieron al centro para pedir ayuda obtuvieron por respuesta la negación de los hechos a pesar de que existe un vídeo que los recoge. Los hechos denunciados por los padres de M. S. I. son que, durante el recreo del 26 de junio del 2006, unos compañeros del menor grabaron con una cámara cómo le propinaban hasta 21 golpes en la cabeza, la nuca, las piernas y la espalda La dirección del Colegio Suizo de Madrid, en La Moraleja, negaron el presunto acoso escolar. El abogado de la acusación evitó hacer declaraciones a la prensa con el argumento de que no quiere contribuir más a esta batalla mediática El cadáver del taxista yacía anoche en un paso de cebra junto al automóvil en el que trabajaba EFE Matan de una puñalada en el cuello a un taxista argentino en el barrio de Hortaleza Antes de desvanecerse, la víctima mencionó a una persona de raza negrasLa Policía revisa las grabaciones de la cámara del metro, donde se pudo refugiar el agresor D. JALÓN M. J. ÁLVAREZ MADRID. Apenas le dio tiempo a gritar ¡me han apuñalado... el puto negro! y acto seguido cayó desplomado. El taxista argentino Daniel Aníbal Aguilera Graneajo, de 45 años, perdió la vida en la calle de Gomeznarro, en el distrito madrileño de Hortaleza, muy cerca de la calle de Arturo Soria. Una certera puñalada en el cuello fue la que le causó la muerte. La Policía buscaba anoche por la zona al autor del homicidio. Algunos testigos aseguraban que un hombre de raza negra se introdujo corriendo con la camisa ensangrentada en la boca de metro de la cercana estación de Esperanza. Al cierre de esta edición, el cadáver yacía en el asfalto a la espera de que llegara el juez de guardia. Los primeros que tuvieron conocimiento del trágico suceso fueron los sanitarios de una unidad de atención domiciliaria del servicio de Emergencias 112 que, hacia las once y cuarto de la noche, se dirigían a atender una urgencia en la calle de Gomeznarro. En el momento en que aparcaban la ambulancia, vieron que llegaba un taxi a a gran velocidad y de él descendía un hombre pidiendo socorro que inmediatamente se desplomó. Según fuentes de Emergencias, presentaba una grave herida por arma blanca en el cuello y otra de menor importancia en la cara. Al comprobar que había entrado en parada cardiorrespiratoria, avisaron a una UVI móvil. Todos los intentos fueron inútiles. Durante unos cuarenta minutos, trataron de revertir la parada cardiorrespiratoria, pero poco antes de la medianoche certificaron el fallecimiento. Fuentes de la investigación manejaban anoche el móvil del robo como el más probable. La Policía está revisando los vídeos de las cámaras instaladas en el interior del metro por si se pudiera extraer algún dato que condujera a la detención del homicida. Paralelamente, también se organizó una batida por las zonas aledañas al lugar del suceso. Concretamente, buscaban a una persona de raza negra que fue vista en la zona por testigos presenciales como posible autor del apuñalamiento. Casado con una española y con un hijo, no constan de Daniel Aníbal antedentes policiales. Era el conductor del taxi, aunque no su propietario. Informe del Defensor del Menor Sacristán respondió a esa crítica y afirmó que la juez tiene tres datos que corroboran que esto no es un montaje mediático un informe del Defensor del Menor que estima que ha habido acoso escolar; el de una psicóloga que asegura que el menor ha sufrido en ese colegio, y otra niña que ha padecido la misma situación en el mismo centro.