Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 10 07 TENDENCIAS Arfango El alma florentina de la moda En la Florencia de los albores del siglo XX, Arfango era el símbolo de la elegancia en piel. Hoy, los hermanos Moretti (dueños de Prada) han comprado la firma, para reactivarla. La marca acaba de aterrizar en nuestro país, en las boutiques más selectas POR: CARMEN FUENTES FOTOS: ABC l comenzar el siglo XX Florencia controlaba el mercado artesano de la piel, con una tradición de curtido y diseño desde la Edad Media. Y entre todos esos artesanos, ya en 1902, destacaba la familia Gianivetti. Su marca, Arfango, sobresalía entre los curtidores de la Toscana por la pureza de líneas y el cuidado y mimo con que hacían sus prendas. Arfango trabajaba unos cueros totalmente artesanos con tratamientos a base de ceras, fragancias y otros elementos, que los hacía distintos a los demás. El tiempo pasó y al llegar los años sesenta, y para distinguirse de los demás fabricantes, comenzó a marcar tendencia haciendo pases de moda a los que acudía la nobleza y la burguesía de la Toscana. La marca representaba la elegancia. Pero por esas cosas de la vida, la firma pasó a otras manos y, con ellas, al olvido durante 30 años hasta que, hace una década, los A hermanos Moretti, Alberto y Andrea, dueños de Prada, la adquirieron para devolverle el esplendor de antaño. Y en eso están desde hace tres años. La de esta temporada es la segunda colección que lanza la prestigiosa firma al mercado internacional, con modelos inspirados en los locos años 60 y 70, sin prescindir de las formas puras y las líneas más suaves y delicadas. Hay pocas marcas en Italia que tengan una historia tan larga y bonita como ésta- -señala Alberto Moretti, hijo- -y, desde luego, ninguna en Florencia. Compramos Arfango con la idea de hacer una colección hombre- mujer con no muchos productos, pero que supusiesen una moda de alto nivel y sin embargo, accesible. Nada de prendas o complementos supercaros. Lo que queremos hacer es un lujo que se pueda comprar Les faltaba estilista diseñador y contrataron a Antonella Barto- Un lujo accesible letti, mujer con amplia trayectoria profesional (veinte años en el mundo del diseño y algunos de ellos en Armani) cuya imaginación la ha llevado desde la Fórmula 1, hasta la Luna, pues ha sido la encargada de diseñar los complicados trajes (con tejidos que han de tener un 8 por ciento de plata) que los astronautas llevan al espacio y los pilotos en sus bólidos. Bartoletti ha entrado en Arfango para unir la tradición de la piel de la Toscana (vaca y ternera principalmente) con la modernidad de cueros de otros mundos (canguro, iguana, reptil... en unos bolsos cuidadosamente forrados de tela y, por fuera, llevan su peculiar logotipo: la lechuza, criatura símbolo de la suerte. La tendencia de este otoño es unir la tradición de la piel de la Toscana con la modernidad de los cueros de otros mundos como el canguro, la iguana, la serpiente... Marcadores de tendencias En los años sesenta, Arfango, para distinguirse de los demás fabricantes en piel que había en Florencia, comenzó a marcar tendencia haciendo pases de moda, a los que asistía la nobleza y la burguesía de la Toscana, porque sus piezas representaban la elegancia. Hoy, con la nueva diseñadora Antonella Bartoletti, la familia Moretti se ha propuesto relanzar la marca. Bolsos de viaje para caballero y zapatos combinando piel y tela. Todo, con su peculiar logo: la lechuza Antonella Bartoletti (diseñadora) con Alberto Moretti, hijo