Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 20- -10- -2007 Un rumano vende a una niña por dos mil euros para dedicarla a la prostitución 47 Una juez paraliza el derribo de otras siete chabolas en la Cañada Real Recurrieron los voluntarios de la parroquia de Santo Domingo de la Calzada M. J. Á. MADRID. Ayer no hubo nuevos derribos en la Cañada Real Galiana. Se esperaba la decisión de una juez para desalojar a otras siete familias rumanas, asentadas en otra zona del poblado, justo en la entrada. Un lugar en el que viven unas 500 personas en total en dos asentamientos contiguos, en el desvío que va a la incineradora de Valdemíngomez. Son chabolas de madera y chapa en las que llevan cinco meses. Los afectados, 41 personas- -26 menores y quince adultos- -estaban intranquilos. Recibieron la comunicación del expediente de demolición el pasado miércoles y se temían lo peor. Con ayuda de los voluntarios de Cáritas de la parroquia de Santo Domingo de la Calzada, enclavada en el asentamiento, entregaron los escritos a los abogados de la asociación, quienes recurrieron. El pasado lunes, un Juzgado de lo contencioso- administrativo paralizó durante tres días los expedientes. Y, ayer, en la vista, una juez, renovó el aplazamiento de desalojo de las siete familias rumanas del asentamiento de forma indefinida indicó Jorge Fernández, de Cáritas. El argumento de la juez fue que, a pesar de que son infraviviendas, su demolición causa perjuicios de difícil o imposible reparación, al tratarse del domicilio del recurrente y sus familiares según las mismas fuentes. A primera hora de la mañana de ayer un grupo de personas esperaba en las fincas para tratar de evitar la intervención, si se llevaba a cabo. Al final, respiraron tranquilos, cuando a media mañana se conoció lo ocurrido. Responsables de Cáritas indicaron que el ritmo al que funciona ese juzgado va a alargar bastante el desalojo y ha insistido en que por mucho que quiera el Ayuntamiento no va a ser tan fácil sacar de aquí a estas familias Las condiciones de vida de estas personas son extremas y su pobreza muy severa. Tienen que recorrer cuatro kilómetros para poder beber. Levantaron los chamizos a raíz del cierre del campamento que albergaba a inmigrantes nómadas procedentes del este aseguró Fernández. Volverán a levantar la casa. Cuatro palés con ladrillos se apilaban por la mañana para volver a levantar la vivienda. Fueron pagados con la ayuda de los vecinos. Durante todo el día fueron apilando diverso material. La intención era comenzar en cuanto podamos salvado ha sido la nevera indica. Me siento muy mal. Mi intención es volver a levantar la casa otra vez, a ver si todo se calma. Si no nos lo permiten, no sé lo que vamos a hacer concluye Abdul, mientras sale de la casa de su vecina que les ha dado cobijo temporal durante el día. En su solar han colocado una pancarta que reza: No desalojo racista. Criminales. No somos perros. Somos personas Juan José es uno de los vecinos más antiguos de la zona (30 años) No entiende lo que está pasando. No pueden venir arrasando así. Esto ayer parecía Gaza o Cisjordania. Nadie ha impedido que se hagan las casas, como hizo el Ayuntamiento de Getafe. Nos hemos gastado mucho dinero en ellas. Pagamos nuestros impuestos y no nos pueden echar sin una indemnización. El problema es la titularidad del suelo. Pues que nos legalicen, como han hecho en San Fernando, o que nos compensen. Hay que negociar con las administraciones y buscar una solución satisfactoria, con la ley en la mano, sin antidisturbios Se pregunta lo que otros: ¿Por qué no echan a los que venden droga en la otra zona y sí que son ilegales? La presidenta de la asociación de vecinos de la Cañada de Valdemingómez, Elena Martín volvió a pedir una solución negociada, que se les trate como personas y que no generalicen cuando se habla de delincuencia Dijo que en todos los sectores de la Cañada hay 200 casas sobre las que se ha dictado orden de derribo, informa Efe. Agregó que, por la zona de Madrid reciben el correo, pagan la contribución, tienen servicio de recogida de basuras y pasan a diario 10 autobuses escolares. Para todos, la solución es, ha manifestado, que les cobren los terrenos y les escrituren las casas y las parcelas, que aparecen como propiedad de los vecinos en el catastro y en la declaraciones de Hacienda Mesquida visita al agente más grave y dice que detendrán a los agresores El director general de la Policía y la Guardia Civil, Joan Mesquida, visitó ayer al agente herido en la batalla campal registrada en la Cañada Real y le ha informado de que ha dado instrucciones para que los agresores sean identificados y detenidos. Los policías son agentes de la autoridad y agredir a uno de ellos es un delito que debe ser perseguido y va a ser perseguido le dijo Mesquida al agente y a su familia en el hospital Montepríncipe. Al agente le han colocado tres placas de titanio y 19 tornillos de sujeción en la mandíbula. Mesquida aseguró que se está procediendo a visionar todas las imágenes del hecho para identificar a los agresores. Una salida negociada Han hecho la vista gorda Por mucho que quiera el Ayuntamiento no va a ser tan fácil echar a estas familias advierten desde Cáritas