Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 ECONOMÍA SÁBADO 20 s 10 s 2007 ABC Moody s alerta de la excesiva dependencia de Caixa Cataluña del interbancario Cree que la entidad es vulnerable por su exposición en el sector de la construcción EP MADRID. La agencia de calificación crediticia Moody s Investors Services ha modificado la perspectiva sobre Caixa Cataluña a negativa desde estable para los ratings A 1 de deuda a largo plazo y depósitos, así como para el de fortaleza financiera C mientras que reiteró la perspectiva estable para la deuda a corto plazo. La agencia destacó que el cambio en la valoración obedece a la mayor dependencia de la entidad del mercado de crédito interbancario para obtener financiación respecto a otras entidades con similar calificación, lo que puede representar un desafío en las actuales circunstancias del mercado Moody s apuntó a este recurso de financiación a corto plazo a través del interbancario en las actuales condiciones del mercado y su no insignificante exposición al sector de promoción y construcción inmobiliaria como una fuente de vulnerabilidad Asimismo, reconoce que la entidad presidida por Narcis Serra ha mejorado su perfil de financiación en los últimos años, particularmente en términos de una menor proporción de financiación a corto plazo y en reducir su posición en el interbancario, aunque precisa que todavía una gran proporción del total de la financiación es a corto plazo Además, la agencia destaca que Caixa Cataluña disfruta de una buena diversificación de sus fuentes de financiación, tanto por tipo como por naturaleza del prestamista y por mercados geográficos. Por otro lado, Moody s reconoce que la entidad catalana continua teniendo una fuerte red de sucursales en Cataluña, buena diversificación de ingresos, así como una muy buena gestión de riesgos y adecuados fundamentales financieros. Por último, Moody s dice que que devolverá la perspectiva a estable si la entidad mejora su liquidez, reduce su concentración de riesgos y mejora sus ratios de capital. Rato saluda a Robert Zoellick, presidente del Banco Mundial, este jueves en la sede del FMI REUTERS El G 7 queda emplazado para contener la crisis crediticia Los países más industrializados del mundo piden una apreciación acelerada de la infravalorada moneda de China PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. Ante un panorama complicado en múltiples frentes para la economía mundial, los responsables financieros del Grupo de los Siete (Estados Unidos, Gran Bretaña, Canadá, Francia, Alemania, Italia y Japón) reunidos ayer en Washington han quedado emplazados para contener los efectos de la crisis crediticia. En su comunicado final, con mayor dosis de optimismo que de detalles concretos, los países más industrializados se han declarado comprometidos a hacer nuestras respectiva parte para sostener un fuerte crecimiento global Aunque se reconoce que el funcionamiento de los mercados financieros ha mejorado un tanto, los responsables económicos del G 7 apuestan por una serie de reformas y consideran que las condiciones no equilibradas van a persistir durante algún tiempo y requerirán una estrecha vigilancia Según el mensaje del Grupo de los Siete, congregado en Washington como preludio de la asamblea del FMI y del Banco Mundial, la volatilidad excesiva y los movimientos desordenados de las tasas cambiarias no son deseables para el crecimiento económico Las autoridades económicas del G 7 también han coincidido en solicitar a China una apreciación acelerada de su infravalorada moneda. Admonición que refleja resentimientos cada vez más compartidos ante la percibida infravaloración deliberada del yuan y la ventaja que esta situación otorga a las exportaciones chinas. Otra cuestión que ha centrado la agenda del G 7 es la proliferación de opacos pero poderosos fondos públicos de inversiones. Debate para el que se ha invitado a la cita de Washington a representantes de los países que operan estos multimillonarios vehículos de inversión como China, Corea del Sur, Kuwait, Noruega, Rusia, Arabia Saudí, Singapur y Emiratos Árabes Unidos. Según ha indicado el secretario adjunto del Tesoro de Estados Unidos, David McCormick, el G- 7 tenía un particular interés en abordar los efectos de esos fondos en un sistema financiero internacional basado fundamentalmente en el principio de que el sector privado coloca los recursos donde son más útiles Actualmente, estos fondos públicos estarían manejando un caudal financiero de 1,75 billones de euros, en buena parte acumulados gracias a las exportaciones de petróleo y otros superávit comerciales. Según la Administración Bush, todos estos capitales públicos alientan graves problemas de desconfianza, soberanía y tensiones proteccionistas. 1,75 billones de euros Narcis Serra YOLANDA CARDO El beneficio del Sovereign, participado por el Santander, cae un 68,3 por la crisis hipotecaria ABC MADRID. El efecto de la crisis hipotecaria ha comenzado a repercutir en los grandes bancos extranjeros, que están viendo cómo en el tercer trimestre del año sus beneficios están cayendo estrepitosamente. Así, el estadounidense Sovereign Bancorp, donde el Santander cuenta con una participación del 24,99 confirmó ayer que su beneficio neto ha descendido un 68,3 al obtener 41 millones de euros, informa Ep. Nuestros resultados del tercer trimestre son decepcionantes debido a las cargas anotadas por las dificultades en el mercado hipotecario y los problemas de liquidez que han afectado a la mayoría del sector explicó su presidente y consejero delegado, Joseph P. Campanelli. Pero Sovereign no ha sido el único afectado. La lista de bancos cuyos resultados están mostrando la cara de la crisis comienza a aumentar. El Wachovia, quinto banco de EE. UU. vio retroceder un 10 sus beneficios, también alegando como causa la crisis hipotecaria, el mismo argumento utilizado para explicar la caída del 57 en las ganancias del Citigroup y del 32 en las del Bank of America. La ganancia neta del Wachovia retrocedió hasta los 1.690 dólares, con un efecto inferior al de sus competidores, pese a que esta entidad fue afectada por la crisis del sector inmobiliario y del mercado de crédito, desencadenada por los préstamos hipotecarios de alto riesgo subprime Dimisión en Nothern Rock Al recorte de los beneficios se suman las primeras dimisiones. El presidente del banco británico Nothern Rock, Matt Ridley, presentó ayer su dimisión y será sustituido por Bryan Sanderson, ex presidente de Standard Chartered, una vez dé su visto bueno la Autoridad de Servicios Financieros británica.