Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 INTERNACIONAL Baño de sangre en Karachi SÁBADO 20 s 10 s 2007 ABC Cooperantes con familiares que buscaban ayer a sus seres queridos entre algunos de los cadáveres del antentado de anteanoche, en una morgue de Karachi AP Bhutto señala a dirigentes del antiguo régimen como responsables del atentado No fue un ataque personal, fue una agresión a lo que yo represento. Un ataque contra la democracia MIKEL AYESTARÁN ENVIADO ESPECIAL TEHERÁN. Sé exactamente quién quiere matarme. Son los dirigentes del antiguo régimen del general Zia los que están detrás del extremismo y el fanatismo Benazir Bhutto no se escondió. Tras el brutal atentado durante la celebración de su bienvenida en las calles de Karachi, que ya ha costado la vida a 139 personas y herido a otras quinientas, Bhutto ofreció una entrevista a la revista Paris Mach en la que señaló directamente a antiguos funcionarios del gobierno islamista de Zia ul- Haq, el general que encerró a su padre en 1977 y dos años después lo ahorcó en una plaza de Rawalpindi, como responsables del ataque. La líder del Partido Popular de Pakistán (PPP) también ofreció una rueda de prensa en la que exculpó a los actuales dirigentes del país de cualquier responsabilidad, pero les exigió una investigación de los hechos y se quejó de los fallos de seguridad de su convoy. No fue un ataque personal, fue una agresión a lo que yo represento. Un ataque contra la democracia, la unidad e integridad de Pakistán manifestó Bhutto, que no quiso olvidar a los fallecidos- -cincuenta de ellos guardaespaldas- -de los que dijo hicieron el máximo sacrificio por la democracia La ex primera ministra, que regresaba al país tras ocho años de exilio, se mostró serena ante los medios. Sus palabras fueron firmes y pese a los rumores que apuntaban a que podría incluso regresar a Dubai por falta de seguridad, adelantó que estamos listos para arriesgar nuestras vidas. Estamos listos para arriesgar nuestra libertad, pero no estamos listos para dejar esta nación en manos de terroristas La película de los hechos no está clara. Bhutto confesó que instantes antes de la primera explosión escuchó disparos frente a su vehículo y se quejó de que el tendido eléctrico de las calles estaba apagado, lo que para ella benefició el ataque. El atentado tuvo lugar en la media noche- -sólo diez horas después de haber aterrizado en su ciudad natal- -al paso de la caravana, que se dirigía hacia el mausoleo de Mohamad Alí Jinah, padre de la patria paquistaní. La versión policial señala que la primera explosión fue de una granada y la segunda del ataque de un suicida- -cuya cabeza ha sido encontrada- -con 20 Kg. de explosivo pegados al cuerpo. El terrorista aprovechó el caos provocado por la granada para acercarse a Benazir y, dos minutos después, inmolarse precisó el ministro del Interior, Aftab Ahmed Jan Sherpao. No se trató de un ataque indiscriminado para crear confusión o caos, como atentados anteriores ocurridos en el país, el objetivo final era acabar con la vida de Bhutto y las dos explosiones afectaron directamente al camión blindado en el que viajaba y del que salió milagrosamente ilesa. El presidente y general, Pervez Musharraf- -que ha sufrido tres atentados en los últimos años- -telefoneó a Bhutto por la mañana para transmitirle sus condolencias y asegurarle su determinación inquebrantable de seguir luchando contra el extremismo y el terrorismo Hasta el momento ningún grupo ha reivindicado la acción. Destacados comandantes talibanes como Baitullah Mehsud habían amenazado en jornadas anteriores a la llegada de la líder del Partido Popular de Pakistán con llevar a cabo ataques suicidas contra ella, pero por el momento ninguno asume uno de los atentados más sangrientos de los sesenta años de historia de Pakistán. Desde el Ministerio de Interior apuntan a militantes de grupos integristas e investigan las conexiones con los santua- Objetivo: Benazir Ocho años exiliada Hasta el momento ningún grupo se ha atribuido la acción que ya ha costado la vida a 139 personas El presidente, Pervez Musharraf transmitió sus condolencias a la ex primera ministra