Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 INTERNACIONAL www. abc. es internacional SÁBADO 20- -10- -2007 ABC Los líderes europeos cierran en falso la crisis institucional con un Tratado de mínimos Todos intentarán ratificar cuanto antes el nuevo Tratado de Reforma para no repetir la crisis de la Constitución ENRIQUE SERBETO ENVIADO ESPECIAL LISBOA. Los jefes de Gobierno de los Veintisiete se felicitaron ayer en Lisboa por el acuerdo alcanzado durante la madrugada del jueves al viernes para cerrar el capítulo de la crisis institucional con el nuevo Tratado de Reforma, de modo que como dijo el primer ministro portugués y presidente de turno, José Sócrates, pudieron dedicar las últimas horas de reunión a trabajar en otras cuestiones. Las otras cuestiones no fueron otra cosa que determinar que se cree un grupo de sabios para que estudien el futuro de Europa y la globalización preparando ya las futuras reformas que sustituirán a ésta. Es decir que el Tratado- parche con el que han sustituido a la Constitución nonata empieza ya dando síntomas de que tiene más defectos de los que nadie se atreve aún a confesar. Pese a todo, los miembros del Consejo estaban ayer convencidos de que esta vez no pasará como con la Constitución y que el procedimiento de ratificación llegará a buen puerto. Tanto es así que en los pasillos ya se hacían quinielas sobre quien puede ser el primero que ocupe el cargo de presidente permanente de la UE en enero de 2009. Las apuestas estaban entre el británico Tony Blair y el luxemburgués Jean Claude Junker. El primero, el más europeísta de los ingleses es el favorito del presidente francés Nicolás Sarkozy, que tuvo más que palabras con alguno de los periodistas intentando que no le preguntasen sobre su divorcio, y que prometió que Francia sería el primer país en ratificar este Tratado tal vez para conjurar el hecho de que hubiera sido también el primero en rechazar la Constitución. Con tal de que el nombre de la capital lusa permanezca asociado a este acuerdo, la presidencia portuguesa ha decidido que el Tratado se firme formalmente el 13 de diciembre por la mañana en Lisboa, y que en contra de todas las exigencias europeas en materia de ahorro energético, esa misma tarde todas las delegaciones se desplacen a Bruselas para celebrar allí el Nicolas Sarkozy sujeta de la chaqueta y bromea con Gordon Brown en presencia de Angela Merkel, ayer en Lisboa Consejo, tal como estaba previsto. Será probablemente una reunión de muy poco contenido después de este acuerdo, y de hecho Sócrates tuvo que hacer malabarismos en su rueda de prensa para no equivocarse diciendo que daba por terminada- -con gran entusiasmo- -la presidencia portuguesa. El presidente del Gobierno español defendió la recuperación de 4 escaños en el Parlamento Europeo, lo que le sirvió para no entrar en la discusión de la pérdida de una situación en el Consejo que era tan excepcionalmente favorable que por eso mismo será con toda probabilidad irrepetible. Zapatero se felicitó de que Europa tenga POOL ya un escenario de serenidad y un nuevo marco institucional pero no dijo que en el seno del Consejo es difícil que España vuelva a lograr jamás una situación que casi le equiparaba a la de Alemania. Zapatero pide ayuda a Gordon Brown para que los españoles aprendan a hablar inglés L. A. E. E. LISBOA. No fue el asunto más importante del que hablaron ayer José Luis Rodríguez Zapatero y Gordon Brown, en su primer encuentro desde que el político laborista llegó a Downing Street, pero sí uno de los que llamó la atención de los periodistas en el relato que hizo de la entrevista el secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda: el presidente del Gobierno pidió a su colega británico que le ayude a generalizar la enseñanza del inglés en España. Nadie como Zapatero es consciente del déficit de dominio de otra lenguas que hay en España y de que esa carencia no se cubre en un par de tardes, así que se mostró satisfecho cuando Brown se puso a su disposición para ayudar en este problema. Más allá de esa cuestión y de otras relacionadas con el fútbol, de las que también hablaron, Zapatero y Brown, llegaron a un acuerdo para impulsar la educación y la vacunación para todos los niños en África mediante proyectos conjuntos. Después, Zapatero haría hincapié ante los periodistas en la relevancia que da España a la cumbre UE- África a celebrar los días 8 y 9 de diciembre aquí en Lisboa, y en la que considera que el asunto que debe tratarse en primer lugar es el de la inmigración. En su conversación con Gordon Brown, que se produjo durante un desayuno de una hora, Zapatero también abordó la situación económica mundial. Ambos consideran necesario gobernar la incertidumbre mediante mecanismos que aumenten la capacidad de entendimiento y que permitan conocer la situación real Gibraltar no figuró entre los asuntos de conversación. España pierde peso