Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 20 s 10 s 2007 Choque entre el Gobierno y las víctimas ESPAÑA 17 La Audiencia investigará al presidente de las víctimas por injurias al Gobierno El presidente de la AVT llama cobarde al Ejecutivo por recurrir a lacayos y servidores para querellarse contra él s Es un ejemplo del ataque a las víctimas DOLORES MARTÍNEZ MADRID. La Audiencia Nacional investigará a Francisco José Alcaraz, presidente de la AVT, por un delito de injurias graves contra el Gobierno (no contra José Luis Rodríguez Zapatero) por unas declaraciones que hizo sobre el proceso de negociación del Ejecutivo con ETA. La respuesta de Alcaraz fue inmediata. Horas después de conocerse la decisión, tachó de cobarde al Gobierno por recurrir a lacayos y servidores para querellarse contra él. Mientras, la Junta Directiva de la AVT dijo que se trata de un ejemplo patente de los ataques y menosprecio que han sufrido las víctimas en la presente legislatura El punto de partida del caso fue una querella que la Asociación de Abogados Demócratas por Europa (Adade) presentó contra el presidente de la AVT por unas declaraciones realizadas entre abril de 2006 y mayo de 2007, en las que afirmó que la ruptura del diálogo tras el atentado de la T- 4 es un paréntesis que tanto ETA como el Gobierno han ideado para retomar el diálogo el diálogo con ETA supone legitimar los cientos de asesinatos y los miles de heridos provocados por la barbarie terrorista o Zapatero es el embajador de ETA, el presidente hace tiempo que habla, siente y padece como los propios terroristas Estas críticas, que podrían suponer para el presidente de la AVT una pena de entre 12 y 18 meses de cárcel, constituyeron el núcleo de la querella presentada por Adade y que cayó en manos de Ismael Moreno, titular del Juzgado de Instrucción número 2. El pasado 3 de julio, a instancias de la Fiscalía, el magistrado desestimó tramitar la querella al entender que las expresiones presuntamente calumniosas empleadas por Alcaraz iban dirigidas únicamente a Zapatero y no a todo su Gobierno. El juez argumentó en su escrito que para que las injurias y calumnias sean constitutivas de un delito deben ir dirigidas contra los altos organismo de la Nación, no contra los miembros que personalmente forman parte del mismo como recoge el artículo 504 del Código Penal. Moreno estimó que el presidente del Gobierno era el verdadero destinatario de las expresiones y que en modo alguno pueden considerarse dirigidas contra el Gobierno de la Nación De estos argumentos discrepa la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional. Los magistrados que la integran, Fernando Bermúdez de la Fuente, Teresa Palacios y Flor María Sánchez, no comparten el criterio del juez Moreno y de la Fiscalía. Por ello, en el auto dado a conocer ayer, la Sala pide al magistrado que admita a trámite la querella de Adade al argumentar que las manifestaciones o declaraciones atribuidas a Francisco José Alcaraz podrían ser consideradas un delito de injurias graves al Gobierno de la Nación ya que las declaraciones del querellado son en su inmensa mayoría referidas al Gobierno conjuntamente y no referidas al honor personal de Zapatero De esta forma, la Sala admite el recurso de apelación presentado en su día por Adade contra la decisión de Moreno. El presidente de la AVT respondió con dureza a la decisión del Tribunal y consideró que no se trata de una decisión de la Justicia Atribuyó el origen de la querella a los lacayos y servidores de un Gobierno que no ha tenido valentía de hacerlo y han sido sus servidores los que han dado el paso informa Ep. Para Alcaraz, es un gesto de gran cobardía que se querellen contra mí por pensar lo que piensan millones de españoles y no son capaces de ir en contra de alcaldes que promueven monumentos a terroristas Es un intento de amedrentar a los que reivindican la firmeza contra ETA dijo. Más información sobre este asunto en www. avt. org Las palabras de la querella La Asociación de Abogados Demócratas por Europa (Adade) presentó un querella contra Francisco José Alcaraz, presidente de la Asociación Víctimas del Terrorismo, por las siguientes declaraciones realizadas entre abril de 2006 y mayo de 2007: La ruptura del diálogo tras el atentado de la T 4 (fueron asesinados los inmigrantes ecuatorianos Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio) es un paréntesis que tanto ETA como el Gobierno han ideado para retomar el proceso El diálogo con ETA supone legitimar los cientos de asesinados y los miles de heridos provocados por la barbarie terrorista Zapatero es el embajador de ETA, el presidente hace tiempo que habla, siente y padece como los propios terroristas un nuevo diálogo con ETA, matizando que no se debe realizar tal interpretación. Zapatero fue interpelado por los medios de comunicación para que explicase las declaraciones de su ministro, para que aclarara si se trataba de una opinión personal o si por el contrario correspondía a un tropezón verbal. Y Zapatero insistió en el mensaje de reciente cuño: No hay expectativa de diálogo con ETA y el único destino que tiene quien practica la violencia es el fin de su actividad, el abandono de las armas Para el jefe de Gobierno, todo este periodo va a servir únicamente para fortalecer el Estado de Derecho, las leyes, la justicia y las FSE También Teresa Fernández de la Vega fue interrogada sobre las palabras de su compañero de Gabinete, aunque no dejó de mostrar cierto hartazgo ante los continuos requerimientos de la prensa. Sin polemizar, sin querer polémicas estériles- -dijo a modo de introducción- el deseo, voluntad y trabajo del Gobierno de acabar con la violencia es inequívoco El final dialogado lo enterró ETA bajo los escombros de la T- 4 agregó la vicepresidenta, para luego afirmar que en este momento todos, absolutamente todos trabajamos con el único objetivo de acabar con el terrorismo Interrogada sobre si no creía que las palabras de Bermejo aumentaban la incertidumbre sobre una nueva negociación, agregó que no hay un escenario que no sea acabar con ETA. No hay ninguna posibilidad Polémicas estériles Rodríguez Zapatero saluda en Lisboa al primer ministro británico, Gordon Brown EFE Zapatero reconoce que las palabras de Bermejo pueden confundir BELÉN RODRIGO. CORRESPONSAL LISBOA. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, reconoció ayer en Lisboa que las recientes declaraciones del ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, pueden llevar a pensar en un nuevo diálogo con la banda terrorista, pero dejó claro que, en este momento, no existe ninguna expectativa de diálogo con ETA El titular del Departamento de Justicia afirmó el miércoles en el Congreso que se volverán a dar las condiciones para que se reavive la resolución del Congreso que autoriza al Gobierno, en ausencia de todo tipo de violencia, a negociar el final de ETA. El jefe del Ejecutivo enmendó a su ministro, que montó un gran revuelo con su incontinencia verbal que molestó al Gobierno y a su partido, en una fase de endurecimiento del discurso contra ETA a pocos meses de las elecciones. Explicó Zapatero que de las palabras de Bermejo se podría desprender que el Gobierno no cierra totalmente la posibilidad de