Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA Focos de crisis en el Partido Socialista SÁBADO 20 s 10 s 2007 ABC Un PSOE valenciano en ruinas acoge con indiferencia el efecto De la Vega Blanco significa que Pajín está cargada de futuro y prefigura el posible recambio de Pla V. V. M. C. D. M. VALENCIA. La vicepresidente primera del Gobierno, María Teresa Fernández de Vega, abrirá hoy fuego en Valencia como cabeza de lista del PSOE para las generales en plena crisis en el socialismo valenciano por la precipitada salida de su hasta hace dos días secretario general, Ignasi Pla, y por la puesta en marcha de una comisión gestora que devuelve el poder al ex presidente de la Generalitat Joan Lerma. La número dos del Ejecutivo será la protagonista de un acto público de balance de gestión en la capital de la Comunidad Valenciana en el que esta federación socialista pensaba poner el acento, ya que es considerado la puesta de largo de De la Vega como cabeza de cartel al Congreso. No obstante, el gran revulsivo previsto por el PSOE para arañar votos en un feudo del PP puede verse enturbiado por el nerviosismo existente por la configuración de una gestora con plenos poderes y liderada por el también portavoz en el Senado, Joan Lerma. Otro golpe de efecto de Ferraz se ve ensombrecido tras los problemas en la puesta de largo en medidas como el plan de alquiler y factores orgánicos como la denuncia contra Ignasi Pla, que Blanco calificó ayer de asunto personal El lanzamiento de De la Vega como número uno por Valencia llega cuando el PSOE valenciano está instalado en el desinterés por las generales y centrado en sus disputas orgánicas. Ese nuevo incidente amenaza con dificultar el trabajo de la organización para la campaña de De la Vega, pese a que Blanco insistió ayer en que, después poner en marcha la gestora, la principal tarea de la gestora y del partido es centrarse en las generales. Blanco agradeció la generosidad de Joan Ignasi Pla por abandonar la secretaría general por unas informaciones basadas en una suposición El responsable de Ferraz aseguró que la comisión presidida por Lerma no es una dirección provisional sino que tomará decisiones políticas y las riendas del partido con todas las consecuencias La gestora supone en la práctica el refrendo de la continuidad orgánica en el seno del Partido Socialista del País Valenciano (PSPV) en la que no sólo está el último socialista que gobernó la Generalitat, sino en la que sus partidarios tienen una posición preponderante, ya que incluso disponen del área de Organización. Sin embargo, dentro del PSOE valenciano sigue habiendo dudas sobre la capacidad de la gestora de impedir que se desencadene un congreso extraordinario, defendido en el entorno del ex ministro Jordi Sevilla, quien estuvo ayer en Castellón y consideró que la salida de Pla es un duro golpe para el PSPV y beneficiará a corto plazo al PP. Lerma, con gran prestigio y fuerza dentro del partido, fue no obstante incapaz de evitar tras su derrota en 1995 una crisis que aún perdura. Sus partidarios sólo dejaron el aparato en la breve etapa de Joan Romero en 1997. Ahora, tendrá las riendas del partido y la intendencia del próximo congreso, pese a que Joaquim Puig- -su jefe de gabinete en la Generalitat- -anunció que se postulará a líder del PSPV La comparecencia de Blanco en Valencia generó más incógnitas que respuestas. Lo único claro es que Ferraz sigue apostando por un congreso or- Blanco comparte rueda de prensa en Valencia con el ubicuo Lerma, presidente de la gestora ALBERTO SÁIZ Pla abona el total de las obras de su casa con la ayuda económica de su familia Ignasi Pla acabó ayer de liquidar- -con la ayuda económica de su familia- -la cantidad adeudada al contratista por las obras de su casa, incluyendo la diferencia económica que había supuesto el impago, según informaron fuentes del partido. Pla abonó el pasado jueves un total de 83.747 euros por el total de las obras y ayer pagó 3.195 euros correspondientes a la licencia y que el contratista cuestionaba a las empresas subcontratadas. El dirigente socialista explicó que no había pagado al no recibir la liquidación de la obra porque había una desavenencia entre la empresa contratada por él, Gedycova, y una de las empresas subcontratistas en relación con el beneficio industrial. dinario. El papel de Pla es una duda, aunque Blanco estimó que éste es sólo un paréntesis en su trayectoria. El secretario de Organización reabrió la inquietud en la federación por la posibilidad de que Zapatero pueda imponer a la secretaria de Estado de Cooperación y vicepresidenta de la gestora, Leire Pajín- -sin apenas partidarios- cargada de futuro según Blanco. Pajín, con una estrecha relación con Zapatero- -forjada por su familia, que controlaba el PSOE de Benidorm- po- BLANCO PIDE ÁRNICA CASI EN EXCLUSIVA La sospecha de que el derribo de Pla responde a la guerra declarada en la izquierda mediática llevó ayer a su secretario de Organización a loar a Prisa POR I. BLASCO VALENCIA. José Blanco, bregado en mil batallas, está curado de espanto por razones de cargo. Ser secretario de Organización del PSOE constituye el mejor máster de inmunidad. Si no, que se lo pregunten a uno de sus predecesores en esa lid, Cipriano Císcar, para quien tal responsabilidad supuso un po- tro de tortura en la última legislatura de Felipe González. Mas Blanco flaqueó ayer, una jornada en que la agenda le reservaba el difícil compromiso de llevar algo de normalidad a la maltrecha agrupación valenciana. Lo consiguió porque no abordó en Valencia la parte más vidriosa de la surreal dimisión de Pla, debida a un caso tontorrón (Jordi Sevilla dixit) pero cuya trastienda es indisociable de la guerra declarada en la izquierda mediática, foco de extraordinaria perturbación en los planes electorales del PSOE. El análisis en este sentido se lo reservó el número dos de Ferraz para la entrevista previa que concedió a Punto Radio. En ella, aparte de confesar su debilidad por El País y la Ser (su emisora prácticamente en exclusiva y referir la buena relación, desde la distancia ideológica y editorial, con el director de ABC, se mostró sintomáticamente acrítico con la macrocobertura dispensada por la cadena de Prisa a la implacable inmolación política del ya ex dirigente socialista valenciano. Cobrada la primera pieza, Blanco izó ayer la bandera blanca para evitar que la caza pase a ser mayor.