Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 VIERNES deESTRENO VIERNES 19 s 10 s 2007 ABC Teresa Hurtado de Ory, Gabriela Pession, Bárbara Lennie, Verónica Sánchez, Pilar López de Ayala, Nadia de Santiago y Marta Etura, siete de las trece rosas ABC He suavizado la historia para no crear una angustia innecesaria Emilio Martínez- LázarosDirector de Las 13 rosas damentales, sino a cosas que visualmente el espectador rechazaría en la pantalla. Es además una cuestión de buen gusto. Yo he criticado mucho la violencia gratuita de las películas de Tarantino, que no me gustan nada. El primer momento clave es la detención de las chicas en la comisaría, donde muchas de ellas pasaron por un calvario tremendo y lo he dejado reducido a la mínima expresión. Luego, en la cárcel de Ventas, era una aglomeración de mujeres tan impresionante que el tifus, la sarna, la tuberculosis, la muerte de los bebés y de ellas eran continuas. Todo eso lo he limitado para no provocar en el espectador una sensación de angustia innecesaria para contar la historia. conseguido. La película es tan emocionante que la gente llora. Pero siempre he procurado no exagerar y he cortado mucho, porque me daba miedo que hubiera un exceso, sobre todo a tres cuartos de hora para el final, cuando no puedes aguantar tanto tiempo así. más pequeña, que vive todavía. Me contó que eran muy jóvenes, la alegría de la huerta, cantaban, inventaban canciones y bailaron claqué de verdad. Las 13 rosas España 2007 132 minutos Género- -Drama Director- -Emilio Martínez- Lázaro Actores- -Verónica Sánchez, Pilar López de Ayala, Marta Etura, Enrico Lo Verso, Goya Toledo Las espinas de la posguerra F. M. B. Empieza mal la película, como la posguerra. Emilio Martínez- Lázaro hace un ejercicio evidente de contención, incluso se muestra magnánimo con los malos pero no atina, patina, justo en la parte menos ideológica. En la primera escena, el dibujo de los personajes se despeña por la ladera de la verosimilitud. Hasta Marta Etura, el rostro joven más creíble del cine español, se desgañita sin éxito para atrapar eso tan intangible que es la verdad y que la cámara juzga sin favoritismos ni compasión. Ella lo sabe bien. Toda la primera parte del relato queda así viciada, por más que la ambientación sea notable. El problema se agrava con la aparición del segundo Serrano Fran Perea, al lado de Verónica Sánchez, mientras el espectador espera que de un momento a otro aparezca Resines. En otra historia menos trágica tendría gracia. La encarcelación de las chicas mejora la situación (salvo para ellas) El director se muestra más cómodo y la cinta levanta el vuelo de la mano de la única sorpresa que podía aportar una historia tan inamovible. Descubrimos que a las chiquillas no terminan de arrancarles la sonrisa, que juegan, cantan y bailan y que lo humano sobrevive siempre. Aunque lo maten. ¿Es en efecto más fácil hacer drama que comedia? ¿Ha limado algún aspecto ideológico para no perder al público más conservador? El director de comedias tan desenfadadas como El otro lado de la cama y Los 2 lados de la cama cambia de tercio para narrar un trágico episodio de nuestra Guerra Civil, la ejecución de 13 chicas FEDERICO MARÍN BELLÓN MADRID. Las trece rosas del título son fusiladas al inicio de la posguerra tras una parodia de juicio. Los hechos son tan tremendos que el primer esfuerzo era, necesariamente, conseguir que el espectador soporte el relato. ¿Intentaba huir del llanto? -Lo he intentado, pero no lo he ¿Fue complicado suavizar la historia? -La suavización de la historia no va dirigida a los hechos fun- Es una cuestión de buen gusto. Yo he criticado mucho la violencia gratuita de las películas de Tarantino, que no me gustan nada -No he mirado nunca la historia por ese lado. Me he dirigido al espectador de cine medio. Esto es muy presuntuoso por mi parte, pero sí tengo la idea de que lo que al espectador le molesta es que al entrar en el cine ya sepa cómo es la película, que haya una superestructura ideológica y los personajes se conviertan en arquetipos rígidos. Hay ejemplos de películas italianas así, como Investigación sobre un ciudadano libre de toda sospecha que son muy malas desde mi punto de vista. Yo quería hacer una película sobre personajes. No he querido entrar en una discusión artificial sobre la memoria histórica. A setenta años de los sucesos se puede hablar perfectamente de todo en un país que está tranquilo, aunque algunos políticos se empeñan en decirnos que hay crispación. -Hay un solo personaje de ficción absoluta, Perico, que lo hace Félix Gómez, muy bien por cierto, que se disfraza de militar para conseguir comida, aunque es verdad que Julia Conesa tuvo un novio que la abandonó y no fue nunca a verla a la cárcel. Es el único invento importante de la película. ¿Ha tenido que incluir elementos de ficción? -Para mí sí, pero no puedo generalizar. Esta película tenía un trabajo enorme de dirección de actores, pero la dificultad de la comedia es que es ambigua por definición y nunca sabes si una escena tiene demasiada gracia o ninguna, porque en el rodaje no se ve nada de esto. En el drama, lo que me encuentro luego es muy parecido a lo que había imaginado. -Las chicas fueron traicionadas, pero ¿tuvieron algún apoyo? -El apoyo que tuvieron fue para que las cogieran. Llegó el encargado del Partido Comunista y en dos semanas las atraparon a todas. Todo eso lo hemos resumido en el personaje que hace Fran Perea, pero en una película no lo puedes detallar. -Para mí era importantísimo. Esa clave me la dio una superviviente, la persona en la que está inspirado el personaje de la -Llama la atención la vitalidad que demostraron en los peores momentos, en la cárcel. Más información sobre la película: www. las 13 rosas. com