Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 VIERNES deESTRENO VIERNES 19 s 10 s 2007 ABC En corto VICKY CRISTINA BARCELONA La película de Woody Allen ya tiene título Ayer se desveló una de las principales incógnitas que quedaban en torno a la película que Woody Allen. El título con el que se estrenará en España es el de Vicky Cristina Barcelona según informó ayer la productora Mediapro. La cinta se grabó el pasado verano en escenarios y diferentes localizaciones de Barcelona, Asturias y Nueva York. Entre los principales protagonistas destacan Scarlett Johansson, Javier Bardem, Penélope Cruz, Kevin Dunn, Rebecca Hall y Chris Messina, arropados por actores y actrices tanto catalanes como de Estados Unidos. Vicky Cristina Barcelona una producción de Gravier y Mediapro en colaboración con Antena 3 Films, se estrenará en Barcelona en otoño del próximo año. Núria Espert y Josep Maria Pou comparten piso en el Eixample El director Ventura Pons ha tomado prestado el texto Barcelona (un mapa) de Lluïsa Cunillé y lo ha convertido en una película muy teatral MARÍA GÜELL BARCELONA. Ventura Pons es a la cantera catalana de actores lo que Woody Allen al star system americano. Los intérpretes no osan decir que no. Así que cada vez que el director catalán tiene un guión in mente descuelga el teléfono y llama uno por uno a los actores que le hacen falta para su proyecto. Tras esta aclaración revisamos el elenco de Barcelona (un mapa) y descubrimos a dos grandes, Josep Maria Pou, que ya trabajó con Pons en Amic Amat y Núria Espert que estuvo a sus órdenes en Actrices A Pou le escuchamos decir a los cuatro vientos que me gusta mucho combinar el cine, la televisión y el teatro porque soy muy inquieto y siempre estoy con un proyecto nuevo entre manos Pero en cambio Núria Espert es muy reacia al cine porque después de hacer dos películas muy malas decidí que no volvería a ponerme delante de una cámara Así que seguimos indagando los poderes de Pons para convencer a los actores y descubrimos que mima mucho a los intérpretes y les deja opinar según confiesa Núria Espert, que tuvo una buena experiencia en el rodaje de Actrices junto a Rosa Maria Sardà y Anna Lizarán. Diez años después, la Espert ha vuelto a aceptar un papel en la adaptación de la obra de teatro Barcelona (un mapa de sombras) de Lluïsa Cunillé. Su papel es complicado de explicar en pocas palabras pero está al límite. Estoy casada con un hombre (Pou) que está enfermo, vivo en un piso de alquiler en el Eixample barcelonés, salgo muy poco de casa pero sobre todo soy una mujer mentirosa de primera categoría concreta la actriz, que duda mucho que vuelva a caer en las redes del séptimo arte. Pou también tiene algo que decir respecto a su personaje. Cuando me llamó Ventura le Pou y Espert dan vida a un matrimonio maduro que vive rodeado de mentiras dije que yo no podía hacer este papel porque vestido de mujer iba a parecer Mary Santper, e y además yo no tenía la edad del personaje y sería muy difícil que fuera creíble Pero de nuevo el influjo del director le convenció para dar vida a un octogenario sin maquillaje ni cabello blanco. Y por último, unas palabras de Pons, que confiesa que se enamoró del texto de Cunillé a primera vista. Me he tomado algunas pequeñas concesiones, como el truco que utiliza el personaje de Pou para quemar cosas o la conversación entre Jordi Bosch y Núria Espert en la que bromean sobre la posi- ABC bilidad de quemar todos los iconos modernos de Barcelona como la Torre Agbar, el TNC, el Macba, la Sagrada Familia... Un guiño para destacar los cambios de la ciudad Más información sobre la película: http: www. filmax. com Barcelona, un mapa España 2007 90 minutos Género- -Drama Director- -Ventura Pons Actores- -Nuria Espert, José María Pou Woody Allen REUTERS LIBROS El cine español contado con sencillez Antonio C. Martínez, Elio Castro y Juan Zavala, integrantes del equipo radiofónico del programa Lo que yo te diga de la cadena SER, han presentado el libro El cine español contado con sencillez (Ediciones Maeva) A partir de pequeñas anécdotas y datos históricos, los autores relatan la historia de nuestro cine desde sus comienzos a finales del siglo XIX hasta la actualidad. El cine contado con sencillez ya va por su sexta edición. Con Pou, todo adquiere peso E. R. MARCHANTE El mapa que plantea Ventura Pons para esta Barcelona de hoy en día arranca de la guerra civil y de unas imágenes documentales: el triste y trágico blanco y negro se convierte en un sórdido y melodramático color. La historia se encierra en un tristísimo piso o pensión en el que vive una pareja con un plan (de pensiones, en efecto) y unos cuantos inquilinos en trance de desahucio, tan solos, desamparados y condenados que casi le dan sentido a ese arranque bélicoambiental. Suenan al crujir de la madera las pisadas de Ventura Pons sobre el texto teatral de Lluïsa Cunillé: se estructura la ac- ción en cuatro encuentros cara a cara entre los personajes, cada uno de ellos en una dependencia de la casa y en una progresión dramática tan teatral como meló Apurado por este crujir de las maderas del teatro en su película, Ventura Pons intercala lonchas de cine: flashes de escenas exteriores, alusivas a lo que dicen o piensan los personajes enclaustrados. El efecto tal vez pueda ser considerado moderno teatro veteado de ritmo cinematográfico. En cualquier caso, el interés de esta obra, tal y como se ve en la pantalla, reside casi completamente en un actorazo y en su interpretación: Josep Maria Pou revienta por completo el barril de madera y deja en algo absolutamente banal el dilema entre teatro y cine. Construye un personaje devorador, pleno, inexplicable, atroz y que encima deja un noble espacio a los demás: Núria Espert se construye también a sí misma en ese grande y complejísimo molde esculpido por él. Y Jordi Bosch, Rosa Maria Sardá, Maria Botto y Pau Derqui consiguen hacerse su hueco ante el corpachón escénico de Pou. Probablemente todo el armario argumental debería funcionar como una gran metáfora de la historia del país: se empieza perdiendo una guerra y se termina perdiendo la habitación en un oscuro piso del Ensanche barcelonés. Lo que ocurre es que cada uno de los ramales o afluentes de la historia anega a la principal: una anciana que da clases de francés, una joven inmigrante embarazada y sola, un segurata abandonado, un hombre que se traviste, un homosexual a la caza... y entre todos ellos, el adulterio, el incesto, la culpabilidad, la sordidez, el aire viciado y el aria de una ópera... en el fondo gran metáfora de la historia de un país. Tiene especial gracia el apunte pirómano del personaje de Josep Maria Pou y su guiño liceísta.