Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 MADRID VIERNES 19 s 10 s 2007 ABC Tomás Gómez nombra en Parla a dos ex alcaldes del PSOE como cargos de confianza M. DÍAZ MADRID. El líder del Partido Socialista de Madrid (PSMPSOE) y alcalde de Parla, Tomás Gómez, ha aumentado sus cargos de confianza en la localidad que gobierna con tres nuevos puestos, dos de ellos ocupados por regidores socialistas en otros municipios hasta las últimas elecciones. El PP local ha denunciado que, con estos nombramientos, los vecinos de Parla pagarán con sus impuestos a estos señores para que el alcalde cumpla sus compromisos de partido como secretario general En el Pleno municipal del pasado día 9 se hizo público que, dos días antes, un decreto de Alcaldía había ampliado en tres plazas más el personal eventual de asesoramiento o de confianza, explican los populares. Desde entonces, el ex alcalde de Algete, Jesús Herrera, es un cargo de confianza adscrito al Área de Personal, Régimen Interior, Nuevas Tecnologías, Desarrollo Local y Comercial. Pedro Antonio Mora, ex alcalde de Fuentidueña de Tajo, está adscrito al Área Social. Todo esto no tendría más relevancia sino fuese porque los cargos no tienen ninguna relación con Parla sostuvo la portavoz del PP, Charo Carrasco, que añadió que cada uno cobrará 35.573 euros anuales. El Gobierno de Parla replicó que cada equipo de gobierno deposita su confianza en unas personas que, por su perfil y trayectoria, se consideran adecuadas para trabajar con dedicación por los intereses de los ciudadanos El primer teniente de alcalde, José María Fraile, también destacó el derecho de cualquier persona a trabajar sin ser vetado por su lugar de origen o residencia Aguirre quiere ir al Congreso antes de las elecciones a hablar de financiación M. CALLEJA MADRID. Esperanza Aguirre quiere llegar hasta el Congreso de los Diputados. Que nadie se inquiete, que la presidenta de la Comunidad no tiene intención de formar parte de la candidatura del PP por Madrid para las elecciones generales de marzo. Su objetivo es intervenir ante el Pleno del Parlamento nacional para defender, como diputada regional, una reforma de la ley orgánica de financiación de las Comunidades Autónomas. La imagen de Aguirre en la Carrera de San Jerónimo está asegurada antes de que acabe el año, si la Mesa y la Junta de Portavoces no bloquean la iniciativa que anoche aprobó la Asamblea de Madrid (66 votos a favor, del Grupo Parlamentario Popular, y 50 en contra, de los socialistas y de Izquierda Unida) La Constitución permite que las asambleas autonómicas remitan a la Mesa del Congreso una proposición de ley y envíen un máximo de tres diputados regionales encargados de su defensa. En este caso, Aguirre será la única representante de la Comunidad que acuda a la Cámara Baja. La situación será inédita, ya que, hasta ahora, los presidentes autonómicos que han ido al Pleno lo han hecho para defender nuevos Estatutos de Autonomía. La jefa del Ejecutivo madrileño no pedirá otro Estatuto para Madrid, sino una financiación autonómica que esté basada expresamente en los principios de solidaridad y equidad, algo que, en los tiempos que corren, parece pura utopía. La proposición de ley que ayer aprobó la Asamblea de Madrid tiene un artículo único, donde se establece que las inversiones que efectúa directamente el Estado y el Sector Público Estatal se inspirarán en el principio de solidaridad y equidad. La muchedumbre lucha por conseguir alguna de las prendas ABC Sin relación con el municipio Lucha encarnizada por ropa gratuita caída del cielo El afan por lo gratis llevó ayer a más de un millar de personas a pelear por conseguir las prendas que una marca regalaba M. D. M. MADRID. Empujones, codazos, saltos sobre la gente, hasta llegar incluso a tirar a los vecinos al suelo, todo valía ayer para conseguir gratis alguna de las prendas que una conocida marca de ropa lanzaba gratis desde dos catapultas. De esta forma, la curiosa manera que Springfield había elegido para presentar su colección de otoño- invierno y llamar así la atención de los compradores, se convirtió en una lucha encarnizada entre los allí presentes para conseguir alguna de las setecientas prendas que la empresa regalaba. Hasta 2.000 personas fueron testigos de la lluvia textil en las más de dos horas que duró el lanzamiento y muchas de ellas se fueron de allí con las manos vacías. Algunos, los más feroces, consiguieron llevarse hasta cuatro o cinco prendas con las que renovar el fondo de armario. Muchos de estos ciudadanos simplemente se encontraron con la ropa cayendo sobre la muchedumbre cuando paseaban por la Plaza de Felipe II, o según salían de los colegios cercanos a esta céntrica zona madrileña, aunque los más avezados ya se habían enterado del evento por los medios de comunicación e iban preparados con bolsas o mochilas. La acción comercial elegida por Springfield consistía en dos plataformas cúbicas que acogían las catapultas. Entre ellas se encontraba un pequeño escenario desde el que se pinchaba música de discoteca y en el que un animador inyectaba ánimos a los asistentes, ávidos de gratuidad, y ayudaba a cambiar tallas, colores, o género de las prendas a quienes no se sentían satisfechos con sus premios. Lo que no estaba previsto era que el original evento se iba a convertir en la lucha campal que luego fue. Catapultas Los más feroces consiguieron hasta cuatro o cinco prendas con las que renovar el fondo de armario