Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 19 s 10 s 2007 ESPAÑA 29 La Iglesia deberá anotar la apostasía en todas las partidas de bautismo Una sentencia de la Audiencia Nacional señala que no actualizar los registros de este sacramento vulnera la ley de Protección de Datos N. COLLI MADRID. En la medida en que contienen datos de carácter personal, los Libros de Bautismo tienen la consideración de fichero y, como tales, están sujetos a la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) En consecuencia, como establece esta norma, los datos contenidos en dichos libros deben ser, como los registrados en otros ficheros, veraces y exactos Deben estar actualizados. Estas afirmaciones, contenidas en una sentencia dictada por la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Audiencia Nacional, son la base argumental que ha servido a este tribunal para ordenar al Arzobispado de Valencia que anote en la partida de bautismo de Manel B. G. su declaración de apostasía. La Sala concede al Arzobispado diez días de plazo (que empezaron a contar anteayer) para emitir una certificación en la que conste anotada en el Libro la renuncia de dicho ciudadano a que se le identifique como miembro de la Iglesia católica. La Sala desestima todos los argumentos expuestos por el Arzobispado de Valencia, que ha anunciado que estudiará la sentencia con el fin de recurrirla. En primer lugar, rechaza que la aplicación de la ley de Protección de Datos a este caso no sea correcta. Sostiene la sentencia que la información contenida en el Libro de Bautismo reúne todas las características de los datos a los que es aplicable la LOPD: son datos personales (nombre y apellidos del bautizado así como el hecho mismo del bautismo) son datos registrados en un soporte físico y son susceptibles de tratamiento. Además, el Legislador ha dicho de forma expresa qué ficheros deben excluirse del ámbito de aplicación de la ley, sin que entre esas excepciones se citen los libros y registros de la Iglesia católica. La sentencia, de la que ha sido ponente el magistrado Carlos Lesmes, también rechaza la interpretación que el Arzobispado hace del principio de calidad del dato En este sentido, recuerda que la garantía a la vida privada y a la propia reputación, protegidas por el derecho a la intimidad, se traducen también en el derecho del ciudadano al control de sus datos personales y a que éstos sean exactos y veraces. Por ello, la negativa del Arzobispado a incluir en la partida de bautismo de Manel B. G. la anotación sobre su apostasía puede infringir el principio de calidad del dato. En este punto, la sentencia sostiene que, aunque el hecho de que una persona conste como bautizada no implica su pertenencia a la Iglesia católica ni prejuzga sus creencias (así lo ha afirmado la Dirección General de Asuntos Religiosos del Ministerio de Justicia) el sacramento del bautismo sí tiene un sentido de iniciación cristiana Por ello, su constancia documental no puede considerarse irrelevante Esta circunstancia debe unirse a la primacía del derecho de los ciudadanos a la protección de sus datos personales sobre otros, como la inviolabilidad de los archivos de la Iglesia, establecida en los acuerdos firmados en 1979 entre el Estado español y la Santa Sede. Se trata de inviolabilidad frente a la acción del Estado, pero no frente al ciudadano. Rechazo frontal de la fe cristiana J. B. MADRID. La apostasía supone la renuncia o abjuración de una determinada fe. En el caso de la Iglesia católica, se utiliza este término para designar a aquellos que, una vez bautizados, rechazan su fe lesionando la unidad de la Iglesia. El Catecismo define la apostasía como ruptura El Código de Derecho Canónico también recoge varias referencias a la apostasía, que se considera como un delito (canon 1041.2) El canon 751, por su parte, define esta acción como el rechazo frontal de la fe cristiana Y en virtud del canon 393, el Obispo tiene la potestad de aceptar o no una declaración de apostasía, que debe ser presentada por un mayor de edad. Para apostatar, hay que realizar dos procedimientos paralelos, exigiendo tanto a la parroquia donde se realizó el bautismo como al Obispado al que pertenece la misma la supresión de los datos personales en los registros de ambas entidades. Colisión de derechos