Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 19- -10- -2007 La lucha antiterrorista s El frente judicial ESPAÑA 21 El Supremo avala la sentencia que por segunda vez condenó a Parot por ser de ETA N. C. MADRID. El Tribunal Supremo ha confirmado la última condena que la Audiencia Nacional impuso (en febrero pasado) al sanguinario miembro de ETA Henri Parot. Al terrorista le fueron impuestos 11 años de prisión como autor de un delito de integración en organización terrorista, pese a que por ya había sido condenado en una ocasión por este delito. El TS considera que no se ha vulnerado el principio non bis in idem según el cual no puede condenarse dos veces a una persona por el mismo hecho. En este caso, por ser de ETA, pues el delito de integración en banda armada es permanente. La Audiencia Nacional (y ahora el Supremo) entienden que la detención de Parot en 1990 y su posterior condena rompieron su vínculo con ETA. La integración se reactivó en 2001, cuando el etarra remitió a la dirección etarra una carta en la que proponía atentados vitales para forzar al Gobierno a negociar. César Alonso de los Ríos TEDIO ace ya bastantes años, Antonio Muñoz Molina, hastiado ya de los nacionalismos y sus pretensiones, dijo algó así como que se vayan, que se separen de una vez por todas y nos dejen en paz En seguida rectificó. Pensó que un escritor no tiene derecho a caer en una reacción tan incorrecta políticamente. La verdad es que hoy son cada vez más los que están haciendo suya la salida del novelista. El tedio que produce la coexistencia con los nacionalismos se debe especialmente al hecho de que la inmensa mayoría de los españoles ha ido tomando conciencia del problema de un modo excesivamente tardío. Así, un buen día un ensayista descubre las razones totalitarias que hay tras la utilización discriminatoria de un idioma; otro día un diputado del PP puede llegar a escandalizarse por la violación de los derechos del niño a ser enseñado H La Policía Nacional detiene a Zigor Goikoetxea Potxolo TELEPRESS en la lengua materna cuando su partido ya es incapaz de modificar la situación en Cataluña; otro, se asombra a estas alturas de que no se pueda decir Lérida cuando se habla en castellano; otro, pone el grito en el cielo porque Batasuna persigue a un concejal del Partido Popular; muchos han comenzado ahora a reaccionar ante el desprecio a los símbolos españoles; otros, se asombran de que ETA tenga una presencia instituticional a través de franquicias como ANV cuando los terroristas vienen siendo representados por Batasuna desde hace tantos años y, de este modo, cobrando de los presupuestos públicos; llama la atención que Laporta mezcle fútbol e independentismo cuando eso forma ya parte de una tradición... En resumen, podemos decir que la capacidad de los que se consideran españoles para encajar la larguísima batalla de los nacionalistas es muy superior a la capacidad de éstos para escandalizar y desestabilizar... Por lo mismo es posible que cuando la inmensa mayoría llegue a tener conciencia de la cuestión nacional opte por darla por zanjada y como hizo Muñoz Molina en su día diga aquellos de que se vayan de una vez por todas y nos dejen en paz