Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 19 s 10 s 2007 La dimisión de Pla perturba los planes de Blanco ESPAÑA 13 Pla, la primera presa Las hostilidades se han desatado y Pla, presa fácil, se siente el primer objetivo derribado en la guerra de la izquierda mediática. En el PSOE se apodera la desconfianza: ¿Quién será el siguiente? POR A. CAPARRÓS VALENCIA. Joan Ignasi Pla reconoció ayer abiertamente que pasaba por allí en la sorda guerra mediática entre los dos grandes grupos de la izquierda mediática. El ya ex secretario general de los socialistas valencianos reconoció, horas antes de presentar su dimisión y ante los micrófonos de Onda Cero, que algunos factores externos ajenos a la situación estrictamente política de su partido le habían pillado en medio Una vez presentada su dimisión, se declaró públicamente como la diana de una operación del grupo Prisa, al que eludió citar textualmente. Desde que sonaron las señales horarias de las ocho de la tarde del pasado martes y la cadena Ser otorgara dimensión nacional y máxima cobertura a la trama de las obras en su domicilio de Valencia, Ignasi Pla se sintió herido de muerte por el fuego amigo Las bofetadas- -dijo- -mes las daban otros. Sin embargo, he sido el primer objetivo que ha caído Así se lo transmitió a sus amigos más íntimos, como adelantaba ayer ABC. Los medios de Prisa, que hasta ese momento le habían brindado un trato muy condescendiente, se tornaban de pronto en los dedos acusadores que, a la postre, le han obligado a abandonar el barco del PSPV precipitadamente. De hecho, el suyo no era ya más que un mandato en funciones, a la espera de que pasaran las próximas elecciones generales. Una presa demasiado débil un político amortizado, como el propio Pla ha expresado en privado, pero suficientemente representativa de hasta dónde puede llegar la guerra mediática El entorno más próximo del ex secretario general de la segunda federación socialista de España insistía ayer en trasladar su convicción de que la situación vivida por Pla no es más que un aviso de lo que puede venir sensación que se ha instalado en el conjunto de la familia socialista. ¿Es que piensan en Moncloa que sin Prisa se pueden ganar las elecciones? se preguntan destacadso dirigentes del PSOE en conversaciones de pasillo. Más allá de que la explicaciones de Pla no han resultado en convincentes, ha trasladado a sus incondicionales su inocencia. Además, vive un drama humano junto a su mujer, del que su único hijo, a quien acudió a recoger al colegio el miércoles en plena tormenta mediática tras comparecer en rueda de prensa, es consciente de ello, según relataron a ABC fuentes de su entorno más cercano, entre los que se encuentran destacados empresarios de la región, que insisten en defender su honradez: Nunca nos ha pedido nada En todo caso, también en privado, Pla está convencido de que su verdugo han sido colaboradores de Jordi Sevilla, candidato inconfeso a la secretaría valenciana. Sin embargo, en la Comunidad Valenciana, y más en concreto en el seno del socialismo, nadie pone en duda de que Pla ha sido empleado a modo de cobaya En círculos políticos de Madrid la pregunta ya es la de quién será el próxi- mo La pugna por los derechos de retransmisión del fútbol entre Prisa y Mediapro, la aparición del diario Público y las posibles desavenencias personales entre Zapatero e Ignacio Polanco son los factores que se apuntan desde una federación noqueada al verse en un primer plano jamás esperado. El propio Pla, en su despedida, se ofreció como el sacrificio socialista para que termine lo que calificó como la mayor operación de acoso y derribo que se ha conocido en la historia reciente Acoso y derribo Un trofeo fácil El ya ex líder del PSOE valenciano vive un drama humano y cree que su verdugo ha sido Jordi Sevilla