Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo JUEVES 18- -10- -2007 ABC DISTRIBUCIÓN Y CICLO DE LA MALARIA Distribución de la malaria La cepa de la malaria, plasmodium falciparum, es la responsable de la mayoría de los casos y de las muertes que ocurren cada año El ciclo de la malaria 1 El mosquito, inyecta el parásito de la malaria 3 El parásito invade glóbulos rojos La hembra del mosquito Anopheles necesita sangre para desarrolar sus huevos Plasmodium falciparum 2 Célula del hígado Malaria Glóbulos rojos 2 El parásito ataca al hígado, donde se multiplica 4 Las células infectadas se rompen, liberando más parásitos Mosquito Anopheles 3 Los parásitos se reproducen en los intestinos y se trasladan a las glándulas salivales 1 5 Piel humana 4 3 ABC Regiones con malaria La nueva vacuna de la malaria evita el 65 de las infecciones en bebés, donde es más letal El ensayo del español Pedro Alonso en Mozambique allana el camino a una inmunización a gran escala en África N. RAMÍREZ DE CASTRO J. GUIL MADRID BARCELONA. La vacuna más avanzada contra la malaria, la que prueba en Mozambique el médico español Pedro Alonso, ha logrado la prueba de concepto que necesitaba para seguir adelante. El último estudio realizado con bebés de menos de un año ha demostrado su tolerancia y seguridad en una franja de edad crítica, cuando la infección es más mortal. Pero además la investigación muestra que es eficaz. Evita en un 65 %l as nuevas infecciones y, lo que es más importante, reduce los episodios de malaria clínica- -cuando la enfermedad da la cara con fiebre, dolores... -en un 35 de los casos. Alonso aseguró que estos resultados no tienen precedentes Constituye un hito, un enorme paso al servicio de los pueblos más desfavorecidos declaró desde Seattle, en Estados Unidos. Estos resultados tan esperanzadores se presentaron ayer en dos foros bien distintos: en la edición digital de la revista científica The Lancet y en la reunión que expertos en malaria y donantes celebran desde el martes en la ciudad norteamericana. En este congreso están presentes la Fundación Bill Melinda Gates, Unicef, el Fondo Mundial contra el Sida, la Malaria y la Tuberculosis, representantes de países afectados y científicos, como el español Pedro Alonso. La vacuna de la farmacéutica Glaxo que ensaya este médico del Hospital Clínic de Barcelona podría ser una de esas soluciones. Este trabajo se suma a otros estudios que, poco a poco, han afianzado la idea de que la vacuna contra la malaria no es un sueño irrealizable. Primero, demostraron que con tres dosis de la vacuna se evitaba el 45 de los casos graves (incluidos los mortales) durante el año y medio posterior a su administración. El grupo de Alonso logró estos resultados con niños de entre 1 a 4 años. Ese ensayo sirvió para afianzar la confianza en este fármaco. Podía haber una vacuna que controlara la pandemia en los países más pobres. Pero había una pregunta crucial pendiente: saber si ese mismo suero funcionaría en bebés de menos de un año. Del millón de muertes que la malaria se cobra cada año, cerca de la mitad se produce en el primer año de vida. Ahora se conoce esa respuesta. La vacuna les protege y además su organismo la tolera bien. En los 214 bebés estudiados, de entre 10 y 18 semanas de edad, el fármaco evitó el 65 de las nuevas infecciones, después de tres meses de haber recibido un tratamiento de tres dosis. Estos resultados son mejores que los obtenidos en el anterior ensayo, con niños vacunados de entre 1 y 4 años. Aunque en esta ocasión el seguimiento de sólo tres meses impide saber si esos resultados tan esperanzadores se mantendrán a largo plazo. Durante el seguimiento sólo se detectaron 17 eventos advernos, ninguno fatal y ninguno relacionado con la vacuna explicó en Barcelona John Aponte, autor principal del estudio. Todos los bebés que participaron en el estudio tenían en- Agustín Benito Director del Centro Nacional de Medicina Tropical UNA NOTICIA ESPERANZADORA E xcelente noticia la aparición de los resultados del ensayo de la vacuna RTS, S AS 02 D (GSK) en menores de un año. Lo más destacable es su buena tolerabilidad y seguridad, lo que permitiría incluirla en el calendario de inmunización del Programa Extendido de Vacunación, que es una prioridad para cualquier vacuna frente a la malaria que se precie en África, y abre la puerta para el ensayo en fase III. Muestra datos esperanzadores de reducción de nuevas infecciones después de tres meses de haber recibido las tres dosis de vacuna, aunque para que sea exitosa creo que habrá que acompañarla de los actuales métodos de prevención, lucha y control. Un dato, a mi parecer muy relevante, es la reducción de nuevos episodios de malaria clínica, definidos como fiebre por encima de 37,5 C de temperatura axilar acompañados de presencia de parásitos en sangre. El problema que le veo es que cualquier vacuna basada en antígenos individualizados (subunidades) del parásito genera una respuesta inmune protectora de vida realmente corta. Estos resultados generan optimismo, permitirán aumentar los recursos destinados a la investigación, aunque estos recursos deberían ir dirigidos preferentemente a investigar la naturaleza de la inmunidad protectora, hasta ahora no del todo conocida. Una nueva vía a explorar sería el desarrollo de vacunaciones con parásitos vivos atenuados, que podrían ser una alternativa viable a las vacunas basadas en subunidades con corta respuesta protectora. Las vacunas que en la actualidad se están experimentando están basadas en aproximadamente unos 25 antígenos parasitarios (RTS, S se basa en uno de éstos) El conocimiento del genoma completo de Plasmodium falciparum (agente causal de la malaria en África) facilita la identificación de más antígenos protectores a partir de aproximadamente unas 6000 proteínas del parásito.