Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 18- -10- -2007 83 madrileña también intervendrán figuras como Peter Brook, Luca Ronconi o Pippo Delbono. Para igualar la contienda, el teatro español luchará con artistas como Calixto Bieito, que presentará mañana en el teatro Albéniz su versión del Tirant lo Blanc de Joanot Martorell. En el arte español, el absurdo va unido a la locura Krystian Lupa s Director teatral El director polaco, uno de los grandes renovadores de la escena contemporánea, vuelve al Festival de Otoño con Extinción de Thomas Bernhard JUAN ANTONIO LLORENTE MADRID. El hombre, afirma Krystian Lupa (Jastrzebie Zdroj, 1943) afronta dos crisis en su vida. La primera, cuando se despierta engañado por el mundo. La segunda, cuando lo hace engañado por sí mismo Si Kafka, Proust o Musil vinieron en su ayuda para sortear el conflicto juvenil, en la edad madura Lupa se aferró a Thomas Bernhard. Más precisamente a su Extinción testamento del escritor austriaco. La inmersión en ese gran monólogo llevó a Lupa a convertirlo en un espectáculo donde cada persona aludida se materializa en personajes, a los que dan vida desde 2001 más de veinte actores en esta producción de Wymazywanie (título polaco) carta de presentación de Lupa en distintos lugares del mundo. En Madrid se presentó en la pasada edición del Festival de Otoño, al que regresa ahora con su compañía de Varsovia. El espectáculo, como todos los que acomete Lupa, tiene mucho de singular, empezando por sus seis horas de duración. Inicialmente fue concebido para representarse fragmentado en dos días sucesivos. El tiempo entre uno y otro equivaldría al que invierte el protagonista en desplazarse desde Roma, donde transcurre la primera parte, a Wolfsegg, para asistir al sepelio de sus padres, que marcará el final de la obra. Así se está presentando entre hoy y mañana en el Teatro Valle- Inclán. La otra posibilidad- -días 20 y 21- -es disfrutar las seis horas de una sola vez. Sistemático en su trabajo, Lupa confesaba ayer a ABC su desconfianza en los métodos teatrales. Creo más en las personalidades que en los métodos, que tenían sentido cuando estaban relacionados con sus creadores. En cada método hay un enorme bagaje de descubrimientos, a los que cada cual debe llegar con su imaginación. Krystian Lupa, ayer en Madrid Nadie puede recurrir a ellos como si se tratase de una receta. Me parece una vía equivocada la de algunos creadores, esclavizándose a métodos que, utilizados de manera rigurosa, sin lugar a críticas, uniformizan al actor, que se convierte en abanderado de algo que impide el desarrollo de su personalidad Esto no quita que Lupa tenga su sistema: el Teatro de la Revelación. Lo que yo hago en el teatro y en mi escuela, puntualiza, también tiene algo de método, aunque intento luchar contra ello. Uno de los puntos de mi método consiste en rechazarlo ante cualquier aventura nueva que sugiera un descubrimiento Si su paisano Tadeusz Kantor reconocía la sombra de Goya en sus montajes, en los de Lupa también pesa lo español. Tendría que referirme en primer ABC El peso de lo español -Celestina fue para mí una gran aventura. Desde que trabajo como administradora de la Comédie he dejado en suspenso mi carrera de actriz, para consagrarme por completo a mi trabajo de animadora de esta institución. Como actriz, en Madrid, presentaré una obra ma- -Usted hizo una Celestina famosa, uno de los grandes personajes del repertorio clásico español. ¿Qué otros personajes españoles o europeos le atraen? otras corrientes artísticas. yor de Heiner Muller, el personaje femenino de Quartett que está basado en la legendaria novela de Choderlos de Laclos Las amistades peligrosas Como administradora de la Comédie, la elección del personaje y la obra de Yerma quizá hable de mi sensibilidad personal. Más información sobre la producción: http: www. comedie- francaise. fr y http: www. madrid. org fo 2007 Creo más en las personalidades que en los métodos, que tienen sentido relacionados con sus creadores lugar a la gran fascinación por los pintores de este país, por la fuerza que existe en la obra que arranca desde El Greco para, siguiendo por Velázquez, llegar a Goya. Todo un proceso de deformación de la realidad, llegando casi a una especie de locura, para finalmente desembocar en la verdad También en algún momento sintió la atracción de Valle- Inclán. Cuando era joven pensé en distintas ocasiones en representar alguna de sus obras, pero al final no fue posible Y es que, en alguna medida, los esperpentos del escritor gallego no quedan lejos del teatro del absurdo que Lupa preconiza. Toda formación artística pasa por la revelación del absurdo, sin el que no existe la conciencia humana y sin el cual no se daría el proceso de creación Aunque admite que toda creación que pasa por el tamiz del absurdo paga peaje. En el arte español el absurdo va unido a la locura, algo muy distinto a lo que sería el concebido como una especie de humor inglés. Me siento cercano a esa idea española del absurdo al precio más alto posible. Goya representa el absurdo a cualquier precio, que pagó con su creación y con su vida: con su tragedia personal y con su locura personal