Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 18 s 10 s 2007 MADRID 57 He hecho una cosa gorda y no puedo volver Desde junio Rafita asesino de Sandra Palo, se alojaba en un piso tutelado de menores del barrio cordobés de Los Olivos Borrachos. La TV le sacó del anonimato. La semana pasada se marchó a otro lugar POR ANTONIO R. VEGA FOTO RAFAEL CARMONA CÓRDOBA. El diminutivo y su conducta retraída llamaban a engaño a los vecinos de Los Olivos Borrachos. Pero Rafita no era ningún ser indefenso, ni tan siquiera uno de esos chavales instruidos en el hampa callejero que, a fuerza de reincidir en el pillaje, suelen dar con sus huesos en el piso tutelado que la Junta de Andalucía tiene en la barriada cordobesa para adolescentes problemáticos. Con sólo 7 años, Rafael García Fernández, su verdadero nombre, natural del poblado chabolista de Las Mimbreras, en Madrid, había inaugurado su espeluznante historial delictivo dando tirones a señoras distraídas. Con 11 años se convirtió en cabecilla de la banda del chupete especializada en romper farolas, saquear tiendas y chamuscar coches en los garajes de Alcorcón. Pero fue su participación con 14 años en el atroz asesinato de Sandra Palo, una chica de Getafe discapacitada psíquica, lo que lo catapultó a la fama como uno de los más viles asesinos. Rafita obtuvo su carta de emancipación vigilada a finales de junio pasado, ya con 18 años. Desde entonces, no cesaron de saltar falsas alarmas sobre su paradero. Lo situaban en Canarias o Baleares. En realidad, su pista se perdía en este tranquilo barrio de Poniente, que lo mantuvo durante meses a salvo de chascarrillos y miradas indiscretas. Para colmo, su nombre no desentonaba nada en la localidad donde hay más rafaeles por metro cuadrado. Una coartada impecable para que un delincuente como Rafita o Pumuki empezara una nueva vida de cero. Hasta que una cámara oculta lo sacó de golpe y porrazo del anonimato a las puertas del piso tutelado, le puso cara al malhechor, e incluso le cazó cargando la tarjeta de su móvil en una tienda. Poco antes de que el polémico vídeo saliera a la luz pública en el Programa de Ana Rosa, en Telecinco, el pasado martes, Rafael García Fernández había puesto rumbo a otro lugar desconocido, fuera de Córdoba, según corroboraron los propios vecinos y fuentes de la Delegación de Justicia. Un Citroën C 4, que se pasaba más de doce horas estacionado frente a la casa de acogida, levantó las sospechas de varios residentes. Pensábamos que eran terroristas y avisamos a la Policía, que los identificó como periodistas; nos dimos cuenta de que algo raro estaba pasando asegura una de las vecinas. En un piso tutelado de la barriada cordobesa de Los Olivos Borrachos estuvo Rafita Mariano de Cavia. A mi niño le quiso vender un juego, le dijo que había hecho una cosa gorda en Madrid y que no podía volver apunta Cristina. Sólo José y Ángela, que viven puerta con puerta con el piso de acogida, estaban prevenidos en parte de que el joven de mirada perdida era un buen prenda Acostumbraba a coquetear con su hija de 16 años, por lo que una de las monitoras me dijo que era peligroso, pero no sabíamos hasta qué punto; teníamos controlada a mi hija, porque decía por ahí que era su novia apunta la mujer. Añade con un hilo de voz que, antes de llegar al barrio, pasó un tiempo en otro centro de la ciudad, San Rafael; tenía un carácter tan agresivo, que en verano lo dejaron solo con los monitores Su marido confiesa estar convencido de que todo el mundo debe tener una segunda oportunidad pero a Rafita no le ve reinserción posible, porque ¿quién puede estar tranquilo con una mente como ésa al lado de su casa? El líder socialista no arranca a Ruiz- Gallardón una bajada del IBI SARA MEDIALDEA MADRID. Con diez peticiones bajo el brazo llegó ayer al despacho del alcalde el portavoz del PSOE municipal, David Lucas. Era el primer encuentro entre ambos, y el líder de la oposición pretendía involucrar al alcalde con algunas medidas muy concretas, como rebajas fiscales. Gallardón rechazó esta posibilidad, y también negó acceso de la oposición a los consejos de administración de las empresas mixtas donde interviene el Ayuntamiento. El resto de medidas, prometió, pasarán a estudio. Lucas, acompañado por Ángeles Álvarez, fue recibido en el despacho del regidor por Ruiz- Gallardón y su vicealcalde, Manuel Cobo. El portavoz socialista pidió al alcalde fair play y se quejó ante él de las recientes declaraciones de Ana Botella referidas al último atentado de ETA y críticas con la política antiterrorista del Gobierno de Zapatero. Lucas pidió planes de servicios sociales, una política de vivienda con 40.000 pisos de alquiler y de compra, además de más rehabilitación; una auditoría energética y que todos los autobuses usen energías renovables en 2011; políticas de igualdad; ayudas para libros de texto y triplicar las becas de comedor, además de 70 nuevas escuelas infantiles. He hecho una muy gorda Nadie en el barrio se olía las fechorías del muchacho solitario del sempiterno pirata rojo Les escamaba, eso sí, su comportamiento huraño. Venía a diario a comprar pan, a primera hora, pero nunca me miraba a la cara; me quedé fría cuando lo vi en la tele rememora Carmen, la panadera de la calle de Los vecinos se lanzan a la recogida de firmas para que cierren el piso tutelado Ahora ha sido el Rafita y mañana pueden meter aquí a otro criminal, no lo vamos a consentir Quien se expresa con tanta contundencia es una de las vecinas con domicilio en la misma calle donde se encuentra el piso tutelado de menores. Anuncia que va a recoger firmas para que cierren el centro de la Junta de Andalucía o lo lleven a otro sitio. Pensábamos que aquí se alojaban chavales que han robado algo, pero no este tipo de delincuentes expone otra residente, Cristina. El ánimo de los vecinos pasa en segundos del pavor a la ira al recordar que el chaval se movía con total libertad a casi todas horas, es mentira que estuviera vigilado siempre afirma indignado José.