Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL JUEVES 18 s 10 s 2007 ABC Afganistán está fuera de peligro tras mucho tiempo en la UVI Zalmai Rassoul s Consejero de Seguridad Nacional del presidente de Afganistán El doctor Rassoul, un médico convertido en el máximo asesor de seguridad de Hamid Karzai, destacó ayer en Madrid el papel clave que desempeña Pakistán para la estabilidad regional POR BORJA BERGARECHE MADRID. Mi país es como un paciente que ha estado mucho tiempo en la UVI, moribundo, y que gracias a la comunidad internacional está ya fuera de peligro Éste es el diagnóstico telegráfico sobre Afganistán de un médico nacido en Kabul en 1923 y doctorado en París que es además Consejero de Seguridad Nacional del presidente afgano, Hamid Karzai. Pero tardará en recuperarse porque la enfermedad era grave, y tendrá recaídas advierte. Rassoul estuvo ayer en Madrid para participar en una iniciativa de diplomacia paralela sobre el proceso de paz afgano organizada por el Centro Internacional de Toledo para la Paz (CITpax) Habla con voz suave y su trato es afable y delicado, como el de los afganos de su generación. Afganistán era un destino turístico muy popular en los 60 y 70, pero lo perdimos todo, nuestra intelligentsia nuestras infraestructuras, bajo las bombas del ejército soviético en los 80 recuerda con nostalgia. Rassoul desempeñó un activo papel durante la conferencia de Bonn de diciembre de 2001- -en la que se definió el futuro del Afganistán postalibán- -en su calidad de jefe de gabinete del anciano rey Zahir Shah, fallecido el pasado mes de julio a los 92 años. Ahora, su preocupación está al este, en Pakistán. Nuestra prioridad es mantener buenas relaciones con nuestros vecinos porque vivimos en un vecindario conflictivo. Por eso, necesitamos llevarnos bien con Pakistán. Pero sobre todo, mi preocupación es que Islamabad colabore con nosotros en la lucha contra el terrorismo El grado de democracia del país gobernado por el general Pervez Musharraf no le preocupa tanto. Espero que lo está ocurriendo ahí haga más firme la decisión de ayudarnos contra Al Qaida. Pero Musharraf o Bhutto, el Pakistán que prefiero es aquel que coopere con Afganistán en la lucha antiterrorista explica a ABC un pragmático Rassoul. En la frontera occidental, Irán se ha convertido en un foco de atención mundial debido a los avances en su programa nuclear, un desarrollo que, desde la perspectiva afgana, adquiere un sentido propio. Se trata de una cuestión entre Irán y Occidente, y lo que no queremos es que Afganistán pague el precio de esta tensión. Irán ha aportado una colaboración positiva desde la conferencia de Bonn, y queremos que esta cooperación continúe Se detiene en matizar lo que entiende por talibanes. Los hay de diferentes tipos, y cada uno requiere estrategias diferentes. Los más duros, los más cercanos a Al Qaida, deben ser derrotados. Muertos En este terreno, y en el del desarrollo, necesitamos nuestra alianza estratégica con Estados Unidos y con Europa En estos momentos, 36 países- -entre ellos España- -mantienen tropas y dinero en Afganistán y, segúnRassoul, deberán quedarse hasta que sea un país viable capaz de defenderse a sí mismo RECLAMACIONES TERRITORIALES DE LA ANTÁRTIDA Islas Georgias AMÉRICA DEL SUR Islas Malvinas Argentina Chile OCÉANO PACÍFICO SUR Tierra de Marie Byrd Argentina Reino Unido Noruega OCÉANO ATLÁNTICO SUR Mar de Wedell Tierra de la Reina Maud ANTÁRTIDA Polo Sur Chile Tierra de Wilkes Tierra Victoria Australia AMÉRICA DEL SUR ÁFRICA Mar de Ross Francia Nueva Zelanda 0 Km 600 OCÉANO ABC ÍNDICO Musharraf o Bhutto Londres reclama un millón de kilómetros de la Antártida Las alegaciones de Rusia en el Ártico abren una cascada de peticiones; el petróleo, el gas y los minerales son los objetivos EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. El Reino Unido va a presentar ante las Naciones Unidas la reclamación de más de un millón de kilómetros cuadrados de la Antártida, en el marco del plazo abierto para que los países planeen sus solicitudes sobre nuevos espacios soberanos de suelo marino. Los propósitos de explotación de reservas de petróleo, gas y minerales del subsuelo son también los que están tras las ya anunciadas alegaciones de Rusia en el Ártico. La reclamación británica relativa al continente blanco del polo sur no es el único punto de expansión que planteará Londres ante la ONU. También se propone ampliar los dominios sobre la plataforma continental alrededor de las Malvinas, lo que plantea un doble enfrentamiento con Argentina. La ONU ha abierto un plazo hasta mayo de 2009 para que se pueda solicitar aumentar el perímetro de soberanía sobre el suelo marino, de las actuales 200 millas a las 350 a partir de la línea de costa. Un total de 45 países podrían acudir con sus demandas a la Comisión de Límites de la Plataforma Continental. El Reino Unido planteará cinco peticiones, según confirmó ayer el Ministerio de Asuntos Exteriores. Una de ellas afecta al Golfo de Vizcaya y ha sido pactada con España, Francia e Irlanda, los demás países ribereños, con lo que se trata de una propuesta conjunta. Las otras solicitudes de ampliación de suelo marino hasta un máximo de 350 millas son los territorios alrededor del islote de Rockall (una roca que emerge en el Mar del Norte y cuya soberanía plantea disputas con Irlanda) y de la isla de Ascensión, así como la zona circundante de las próximas islas de Georgia del Sur y Malvinas. En este último caso, la ampliación no llegaría a su extensión máxima donde haya que repartir el territorio ante la también prolongación del suelo marino de Argentina. En esa lista queda la reivindicación de soberanía de casi un millón de kilómetros cuadrados de la plataforma continental que se extiende a partir del perímetro de suelo emergente de la Antártida. Al margen del conflicto bilateral con Argentina sobre las Malvinas, es este planteamiento sobre un reparto de la Antártida el que resulta más polémico y el que abre las puertas a una tensión diplomática entre los países que también tienen aspiraciones en la zona, como nuevamente Argentina, Chile, Australia, Nueva Zelanda, Noruega y Francia. Esto supone un claro desafío del tratado de 1959 sobre la Antártida, del que el Reino Unido es signatario. El tratado, destinado a prevenir futuras disputas, establecía que no se presentarían nuevas reclamaciones territoriales sobre el continente blanco. Además, el protocolo medioambiental del Tratado Antártico, firmado en 1991, prohíbe toda actividad relacionada con la extracción de minerales que no esté destinada a la investigación. Tensión diplomática Más información sobre la investigación: www. toledopax. org Doble conflicto con Argentina: el Reino Unido pide también la plataforma continental en torno a las Malvinas