Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 ESPAÑA JUEVES 18 s 10 s 2007 ABC Grabó cinco años cómo violaba a una niña y distribuyó las imágenes por internet La Policía lo detuvo en marzo y ahora ha arrestado a 23 individuos que intercambiaban el siniestro material PABLO MUÑOZ MADRID. Identificar al pederasta, a sus víctimas y a los que ven e intercambian el siniestro material. Este es el reto de las investigaciones contra la pederastia en internet y esta vez la Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) de la Comisaría General de Policía Judicial lo ha superado plenamente al culminar una operación que abarca todos los aspectos del repugnante delito: ha detenido al autor de las violaciones- -un peruano arrestado el pasado mes de marzo en Madrid- identificado a la menor vejada- -es la hija de una amiga del criminal, también vecina de la capital- y capturado a veintitrés individuos que han disfrutado con las imágenes de las agresiones. El caso tiene perfiles escalofriantes. El pederasta, de nombre Cristian, de 28 años y origen peruano, agredió a su víctima desde los ocho hasta los trece años. Grababa los ataques y distribuía luego por internet las imágenes, en las que se veía cómo la niña iba creciendo según fuentes de la investigación consultadas por ABC. El primero de los vídeos llegó a la BIT en 2006, a través de Interpol. Procedía de la Policía sueca, que había intervenido una imagen a un individuo de- Otros 30 arrestados en una operación de la Guardia Civil La Guardia Civil asestó también un duro golpe a la pornografía infantil en internet y detuvo a 30 individuos que se intercambiaban archivos o se descargaban vídeos con imágenes explícitas algunas de ellas de contenido especialmente repugnante. Además de los arrestados hay 43 imputados, se han intervenido 81 ordenadores y obtenido información sobre 1.200 objetivos repartidos por todo el mundo. El criterio seguido para realizar los arrestos ha sido que en el plazo de diez días realizaran al menos cinco intercambios de imágenes pornográficas. Agentes de la BIT en una reunión para planificar la operación contra la pederastia en la red tenido en una operación contra la pederastia en internet en la que se veía la violación de una niña. Agresor y víctima hablaban en castellano, el primero con acento suramericano, por lo que los agentes suecos enviaron el vídeo a Interpol para que lo mandaran a la Policía española. Los agentes localizaron diez vídeos más del mismo violador, que atacaba siempre a la misma víctima. El análisis de las grabaciones reveló algunos datos fundamentales: el primero, que las agresiones sexuales se habían cometido en España, ya que la D. G. P. menor vejada hablaba en castellano sin acento y los escenarios de los ataques eran igualmente de nuestro país; el segundo, que el pederasta podía ser peruano, ya que se oía el himno de ese país como sintonía de un teléfono móvil. Los agentes comenzaron de inmediato una minuciosa investigación, que partía del análisis de las imágenes. Así, por ejemplo, se vio que en uno de los vídeos aparecían latas de aceite de automóvil- -parecían estar en un taller- por lo que se hicieron gestiones con las empresas para saber dónde se