Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 CIENCIAyFUTURO MIÉRCOLES 17 s 10 s 2007 ABC Encuentran en Patagonia los restos de un dinosaurio de 32 metros de largo Se trata de una nueva especie de herbívoro de hace 88 millones de años J. M. N. MADRID. Un nuevo gigante de la prehistoria ha llegado hasta nosotros. Se trata de un enorme dinosaurio herbívoro de 32 metros de longitud, de los mayores jamás encontrados en el mundo. Sus descubridores, paleontólogos de Argentina y Brasil, han desenterrado sus enormes huesos en Patagonia y sostienen, además, que se trata de una nueva especie de Titanosaurio desconocida hasta el momento. Los investigadores han llamado al coloso Futalognkosaurus dukei un nombre difícil de pronunciar y que en la lengua de los indios mapuche que habitan la región significa gigante y jefe Se trata de uno de los ejemplares de dinosaurio gigante más completos de los hallados hasta el momento afirma Jorge Calvo, director del centro paleontológico argentino Comahue, que ha liderado el estudio. El trabajo ha sido publicado esta semana en Anales de la Academia Brasileña de Ciencias. Según Calvo, el enorme herbívoro vivió hace 88 millones de años, al final del periodo Cretácico, y sus restos muestran signos inequívocos de haber sido devorado por depredadores. Una vez muerto, afirman los científicos, el cuerpo cayó a un río, y su gran tamaño lo convirtió en una especie de barrera natural que tuvo el efecto de recoger los cuerpos de otros animales, cuyos restos también han sido encontrados en el lugar de la excavación. CIRUGÍA FETAL POR ENDOSCOPIA Placenta A través de dos pequeñas incisiones de 3 milímetros los médicos introdujeron un láser para cortar unos hilos duros de la cavidad amniótica que estrangulaba el cordón umbilical y la pierna izquierda del feto de 21 semanas Banda amniótica Cordón umbilical Extremidad inferior Un cuello de 17 metros Los primeros restos de este gigante del pasado fueron hallados en el año 2000, a orillas del lago Barreales, en la provincia argentina de Neuquen. Hasta ahora, los paleontólogos han conseguido extraer el larguísimo cuello del dinosaurio (de diecisiete metros de longitud) su parte posterior, las dos caderas y la primera vértebra caudal. Las dimensiones de los restos indican que el animal debió superar los trece metros de altura. Solo su espina dorsal pesa nueve toleladas y cada una de las vértebras del cuello mide más de un metro de altura. Jeff Wilson, profesor de paleontología de la Universidad de Michigan, que ha estudiado los restos, asegura estar muy impresionado con el hallazgo: quiero subrayar lo increíble que resulta disponer de un esqueleto de este tamaño aseguró en declaraciones telefónicas a la agencia Ap. Resulta imposible estudiar esta clase de huesos sin moverse alrededor de la mesa en la que están colocados En Patagonia ya habían aparecido los restos de otros dos dinosaurios de 35 metros de largo, Argentinosaurus y Puertasaurus. La banda amniótica extrangula la extremidad ABC C. A. Salvan la vida a un feto con una técnica endoscópica pionera Médicos del hospital Vall d Hebrón eliminaron una brida amniótica que constreñía el cordón umbilical y una pierna JANOT GUIL BARCELONA. Lucía nació el pasado mes de agosto en el hospital del Vall d Hebrón de Barcelona, aunque su abrazo a la vida lo hizo dos meses atrás, cuando aún estaba en el vientre de su madre y fue intervenida con una técnica de cirugía endoscópica intrauterina que es pionera. Un equipo médico del hospital barcelonés logró salvar a Lucía tras practicarle una cirugía fetoscópica, cuando todavía era un feto de 21 semanas. Con un láser embutido en una cánula endoscópica de 3 milímetros de diámetro, cortaron una brida amniótica- -un apéndice fibroso que se desprende de la membrana amniótica que rodea al feto- que estrangulaba el cordón umbilical y la parte inferior de su pequeña pierna izquierda. De no haberse resuelto, la anomalía, que se detectó con una ecografía de control rutinaria, hubiera causado la muerte fetal por sección del cordón umbilical y, en el menos traumático de los casos, habría producido la amputación parcial de la pierna izquierda por falta de riego sanguíneo. Este tipo de intervención se ha realizado en otras ocasiones con cirugía abierta- -abriendo el útero y no perforándolo por un solo punto- pero es más arriesgada. De hecho, lo logrado por el equipo de Vall d Hebrón, según confirmó ayer Elena Carreras, codirectora del programa de cirugía fetal de este centro, es un hito. Es la primera vez en el mundo que se aplica la técnica fetoscópica para liberar una brida amniótica que constreñía un cordón umbilical. Y la primera vez en Europa que se utiliza para salvar una extremidad comprometida por este tipo de apéndices fibrosos, ya que hasta ahora sólo se había realizado en tres ocasiones, y en Estados Unidos. Según explicó el doctor José Luis Peiró, codirector del programa de cirugía fetal, la operación para salvar a Lucía duró 55 minutos y requirió de anestesiaa epidural para la madre y de general para el feto. Se introdujo en el útero de la madre una cánula endoscópica que contiene un láser y una cámara y, guiados a su vez por una ecografía, se seccionó la brida amniótica. La intervención, como suele ocurrir en cualquier cirugía intrauterina, aunque más a menudo en las cirugías abiertas, adelantó el parto, por lo que Lucía nació prematura a las 28 semanas. Su estado de salud era óptimo y su maltrecha pierna, tras una nuevo retoque quirúrgico postnatal, se recuperó y ya ha sido dada de alta. Podrá caminar y correr afirmó el doctor Màrius Aguirre, ortopeda pediátrico, aunque precisó que falta por comprobar si en la pierna afectada la paciente perderá un poco de sensibilidad. El origen de la formación de las bridas o bandas amnióticas es aún un tema en investigación, pero según explicó la doctora Carreras, en uno de cada 30.000 gestaciones aparece esta anomalía. El secreto para evitar problemas, dijo Carreras, es detectarla cuando antes mejor, mediante ecografías convencionales, aunque a menudo la dificultad radica en que no se hacen claramente visibles hasta que ya están estrangulando alguna parte del feto. Solo el cuello de este gigante mide diecisiete metros AP Por primera vez se usa cirugía fetoscópica para liberar una brida amniótica enroscada en un cordón umbilical Más información sobre la investigación: http: www. vhebron. es