Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 ESPAÑA MIÉRCOLES 17 s 10 s 2007 ABC Una constructora pagó 78.000 euros por reformas en la casa del líder del PSOE valenciano La firma Villegas y una participada han sido adjudicatarias de obras en municipios socialistas como Onteniente y Denia ABC VALENCIA. Las sociedades Grupo Villegas y Opalia del Mediterráneo, participada por la primera, pagaron las obras de reforma que por valor de 78.000 euros realizaron 10 empresas constructoras en la vivienda que el secretario general del PSPV Ignasi Pla, posee en la ciudad de Valencia, según informó ayer la cadena Ser. El socialista valenciano realizó obras- -colocación de parqué, y reforma de cocina y baño- -en su domicilio de la capital valenciana entre el verano de 2006 y el inicio del presente año, que fueron pagadas por estas dos empresas, ambas resultantes de importantes adjudicaciones en municipios regidos por el PSOE, como Onteniente y Denia. La emisora del Grupo Prisa asegura tener en su posesión facturas por la compra de una vinoteca de 1.200 euros, una campana extractora de humos de 1.100 euros, una encimera de mármol glaciar de 6.700 euros y un gasto en carpintería por valor de 4.000 euros, todas pagadas por Villegas y Opalia del Mediterráneo. Fuentes consultadas por dicha emisora en las empresas implicadas señalan de forma extraoficial que recibieron instrucciones precisas de abonar el importe de las obras en la casa de Pla y de no pasar ningún tipo de cargo al síndico del PSOE en las Cortes. En palabras a la Cadena Ser Pla admitió que no ha pagado esas obras pese a que hace ya seis meses que se terminaron, y afirmó desconocer exactamente el monto de los trabajos. Construcciones Villegas participa en la empresa Opalia del Mediterráneo, adjudicataria de un mínimo de diez contratos, todos ellos en la Comunidad. Según los datos que constan en el Registro Mercantil, ambas empresas cuentan con importantes intereses en la región. Villegas es una constructora con sede en Murcia que ha resultado ganadora de 71 concursos públicos. Siempre según la emisora, entre ellas están obras de importantes municipios gobernados por el PSOE, como el de Denia- -regida por Paqui Viciano- -y Onteniente- -localidad Ignasi Pla: A día de hoy yo no he pagado las obras El secretario general de los socialistas valencianos explicó en declaraciones a la Ser respecto a la reforma de su piso que desconozco el coste de las obras, se ocupó mi mujer Eso sí, el líder del PSPV reconoce que no las ha pagado: A día de hoy yo no las he pagado. La empresa a la que encargué esas obras será la que habrá hecho frente a los distintos proveedores Después Pla se sumió en el silencio y no atendía ni a las llamadas de sus compañeros. Pla consulta el mapa de las inundaciones con el alcalde de Calpe ción, mañana hay convocado un encuentro de la Comisión Ejecutiva Nacional del PSPV y sólo el propio secretario general puede decidir convocar anticipadamente este órgano. Pla, quien conoció la noticia por la radio y no quiso ase- EFE que hasta las elecciones de mayo dirigía el socialista Manuel Reguart- Dirigentes del PSPV tras la difusión de esta información, pidieron una reunión de la ejecutiva del partido. Sin embargo, según fuentes de la direc- soramiento del partido para preparar su respuesta, habría descartado avanzar la cita, mientras los socialistas que trataron de ponerse en contacto con Pla no lo lograban, salvo Isabel Escudero, que sí habló con él. DE LAS TRAMAS A LAS BANDEJAS Durante la pasada legislatura, la relación entre el líder del PSPV y los constructores fue varias veces motivo de escándalo, especialmente en Calpe y Orihuela ABC ALICANTE. No es la primera ocasión en que la relación entre el líder del PSPV y el sector empresarial- -y especialmente el inmobiliario- -son motivo de escándalo. En realidad, mientras la pasada legislatura el socialista denunciaba una y otra vez supuestos amiguismos en el PP, era el propio Pla quien en más de una ocasión se veía en el centro de la controversia por sus supuestas vinculaciones, más o menos directas, con el ladrillo. El talón de Aquiles del discurso de Pla se ha localizado, principalmente, en los dos extremos de la provincia de Alicante: Calpe y Orihuela. En el primer caso, a través del concejal promotor- -actualmente al frente de Urbanismo- -Joan Morató. En el segundo, merced a las acusaciones de presunta financiación irregular vertidas por el ex socialista Francisco García Ortuño. En noviembre de 2003, pocos meses después de las elecciones municipales y autonó- micas, ABC desveló el mecanismo empleado por Pla para imponer a la agrupación calpina a su íntimo amigo, el promotor Joan Morató- -con intereses urbanísticos en el municipio que los años se han encargado de acreditar- al tiempo que se exigía a los entonces responsables del PSOE local cejar en sus críticas a la política urbanística popular. Pla se desentendió de la controvertida imposición de Morató, quien defendió la compatibilidad de su actividad privada- -posesión de terrenos en el municipio, compra y venta de parcelas, ejecución de proyectos- -y la defensa del ideario socialista. Tres años después, en 2006, dos empresarios de la localidad denunciaron a Morató por el supuesto intento de urdir una trama político- financiera de captación de voluntades, con el objeto de recabar información Quina barbaritat El silencio o las presunciones de ignorancia han sido la tónica habitual en las respuestas de Pla ante cada descubrimiento de una relación poco clara con el sector inmobiliario. Si ayer dijo no saber en qué situación se encontraba el pago de sus reformas- -que sí admitió no haber costeado de su bolsillo- también giró la vista a los supuestos intereses de su amigo Joan Morató en Calpe. Al desvelarse la presunta trama de compra de voluntades, sólo acertó a decir: Quina barbaritat En cuanto a García Ortuño, nunca se dignó a responderle. perjudicial para el PP a cambio de promesas de futuros favores. Según la denuncia, publicada por ABC, el edil aseguraba actuar en nombre de Pla Mientras, varios ayuntamientos socialistas nutrían de contratas los negocios del concejal promotor, que renunció a entrar en el consejo de Bancaja para no alejarse de Calpe. La pasada legislatura acarreó otro buen número de disgustos a Pla, en esta ocasión provenientes de Orihuela. El ex secretario local Francisco García Ortuño afirmó en diciembre de 2005 en una entrevista concedida a ABC que le expulsaron por negarme a recaudar para Blanquerías Según las acusaciones del ex edil, investigadas luego por el fiscal en Alicante y archivadas en el TSJ antes de citar aforados, Pla sólo acudía a Orihuela a pasar la bandeja entre los empresarios. El paseo de las bandejas De nuevo, Calpe Mientras denunciaba amiguismos en el PP, era Pla quien se veía regularmente en el centro de la sospecha